MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que no intentará formar Gobierno “a cualquier precio”

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que no intentará formar Gobierno “a cualquier precio” si Mariano Rajoy y el PP no lo consiguen y ha respondido a Podemos que no negociará ningún acuerdo que ponga en peligro la integridad territorial de España porque el referéndum en Cataluña sería, en su opinión, el “principio de nuevas rupturas”. La renuncia a esta consulta será, de hecho, “condición previa” para negociar, según ha señalado en su discurso ante el Comité Federal del PSOE tras los resultados de las elecciones generales.

De hecho, en la resolución política del Comité Federal del PSOE [.pdf], difundida luego por el partido y aprobada por todos los delegados excepto los cuatro de la corriente de Izquierda Socialista, se recoge expresamente como “condición indispensable” para que el PSOE “inicie un diálogo con el resto de formaciones” que se renuncie a planteamientos como “la autodeterminación, el separatismo y las consultas que buscan el enfrentamiento” sin citar en ningún momento a Podemos pero en clara alusión al partido de Pablo Iglesias. “Son innegociables”, señala el documento de los socialistas.

En su intervención, Sánchez ha insistido en que los socialistas “defienden y defenderá la integridad de España” y “no aceptarán un referéndum”, aunque ha reconocido que su formación está a favor del derecho a decidir, pero del “derecho a decidir de todos los españoles y no solo de una parte”.

También ha vuelto a insistir en que le corresponde ahora al PP intentar formar Gobierno aunque ha reiterado que el PSOE votará en contra de la investidura de Mariano Rajoy y de cualquier otro candidato del PP. Si no lo consigue, Sánchez ha explicado que el PSOE tiene “legitimidad” y asumirá su responsabilidad de buscar una nueva mayoría “progresista” y de “izquierdas”.

Sánchez responde a Podemos que no negociará sobre la integridad de España00.48 min
Sánchez responde a Podemos que no negociará sobre la integridad de España
En la resolución política, el PSOE reconoce que ha tenido un “mal resultado” en las elecciones generales del 20D -lograron mantenerse como segunda fuerza política pero con su peor resultado histórico al quedarse en 90 escaños, 20 menos que en 2011- y que debe hacer una “reflexión profunda”. Si Rajoy logra gobernar, “el PSOE liderará una oposición exigente y leal”, continúa el documento. Si él y su partido “fracasan”, el PSOE “actuará como primer partido del cambio” e intentará formar gobierno ya que “las nuevas elecciones deben ser la última opción”, señala.

3425502
image-291109

El PSOE asegura que no buscará “cordones sanitarios”
Sin referirse directamente a Podemos, Pedro Sánchez ha respondido al líder de la formación morada al que ha criticado por establecer “líneas rojas” a la hora de negociar durante su intervención. Sánchez ha advertido de que el PSOE no va buscar “cordones sanitarios” contra ningún partido y que su único fin es “unir lo que la derecha ha separado”, por lo que ha apostado por “buscar los puentes que nos unen” o “tenderlos” cuando no los encuentre.

Para ello, ha avanzado que hablará con “todas” las fuerzas políticas con “luz y taquígrafos” para que los ciudadanos conozcan con total transparencia qué se negocia y qué se acuerda.

“Nos sentaremos a hablar con todos los que quieran cohesión. No vamos a levantar muros entre los españoles. […] Cualquiera que quiera una sociedad más justa, encontrará la mano tendida del PSOE, pero los que quieran levantar barreras, nos encontrará enfrente”, ha señalado.

A juicio de Sánchez, el pasado 20D las urnas dieron un mandato claro: “Los españoles quieren que dialoguemos, dialoguemos y dialoguemos”.

Recuerda a sus barones que ellos tuvieron libertad en mayo
Ante las críticas internas sobre un posible pacto con Podemos, Sánchez ha aprovechado también su intervención ante el Comité Federal para recordar a los barones que tras las elecciones municipales y autonómicas de mayo contaron con libertad para alcanzar pactos que permitieran al PSOE gobernar con el apoyo de otros partidos como el de Pablo Iglesias, pero también el de Ciudadanos.

“Todos los compañeros y compañeras que hoy dirigen las instituciones, contastéis con la confianza de esta dirección federal, que siempre supo que dialogaríais y actuaríais en interés general de los vecinos y vecinas, de vuestros municipios y regiones”, ha señalado Sánchez, que les ha agradecido el “trabajo bien hecho” y el hecho de “iniciar el cambio”.

Ocho puntos para negociar
En este sentido, el líder del PSOE ha fijado ocho puntos para establecer un futuro acuerdo de gobierno que sirva para “transformar y cohesionar”, pero no para dejar “las cosas como están”. Ocho puntos que aparecen recogidos en la resolución política del Comité Ejecutivo del PSOE.

En primer lugar, ha hablado de un “pacto por la recuperación económica justa que llegue a la clase media y trabajadora”. Para ello, propone un nuevo Estatuto de los Trabajadores y una fiscalidad “suficiente y progresiva”.

También propone otro pacto por la educación, la ciencia y la cultura, que convierta el conocimiento en “palanca” para el desarrollo económico.

Apuesta por reconstruir el “dañado” y “desmantelado” estado del bienestar para luchar contra la desigualdad y la pobreza. En este punto, ha subrayado la necesidad de establecer de un “ingreso mínimo vital” para rescatar a quienes cayeron en el paro y la marginalidad social, la recuperación de la tarjeta sanitaria universal y recursos suficientes para la dependencia.

Asimismo quiere reconstruir el pacto de Toledo para hacer frente al reto del envejecimiento de la población, dotando al sistema de pensiones de ingresos suficientes. Otro de los pactos es contra la violencia de género para proteger a las víctimas y castigar a los culpables.

En cuanto a la política, ha apostado por un pacto para regenerar la vida institucional y política que, en palabras de Sánchez, “extirpe” la corrupción y garantice unas instituciones eficientes y la independencia de la Justicia”.

Ha insistido también en la creación de una ponencia para la reforma constitucional en el Congreso con el fin de “poner al día” la Constitución y “poner a salvo los derechos sociales”, y en la que se reconozcan “singularidades” y se pueda “pasar de un estado autonómico a uno federal”.

Y por último ha abogado por pacto por Europa como “socio leal” con el resto de estados miembros de la UE en el que se renueve el compromiso de la sociedad española con el espacio de derechos y libertades que representa Europa.

El Congreso ordinario del PSOE
El Comité Federal del PSOE ha dejado este lunes en el aire la decisión de aplazar o no el congreso ordinario del partido previsto para febrero, en el que los socialistas deberán dilucidar la continuidad de Pedro Sánchez como secretario general, tal y como acordaron este domingo los principales ‘barones’ con Sánchez.

No obstante, las federaciones de Castilla-La Mancha y Valencia, a través de sus secretarios de Organización, y la de Asturias, en boca de su presidente, Javier Fernández, han pedido en la reunión, que se ha celebrado a puerta cerrada, que el congreso del partido se celebre a finales de febrero o principios de marzo, según algunos asistentes.

El último congreso ordinario del PSOE -el que enfrentó en Sevilla a Alfredo Pérez Rubalcaba y Carmen Chacón- tuvo lugar en febrero de 2012, puesto que el de julio de 2014, en el que fue elegido Sánchez, tuvo carácter extraordinario.

Tras el 20D, Sánchez anunció que se presentará a la reelección, pero quiere retrasar el cónclave a la primavera para esperar a ver cómo se resuelve la formación de gobierno o si se convocan nuevas elecciones.

División de opiniones

3425518
image-291110

La división de opiniones entre los líderes territoriales sobre si el congreso del partido debe retrasarse hasta la primavera, como pretende Sánchez, ha quedado patente en sus declaraciones a la entrada de la reunión, a pesar de que la dirección federal ha recalcado que este lunes solo tocaba hablar de pactos.

Mientras que los dirigentes con más peso se han mostrado partidarios de abordar la cuestión en el momento que toca -aunque pueda coincidir con una eventual negociación de Sánchez con Podemos y otros partidos para intentar formar gobierno-, el líder del PSOE ha obtenido el respaldo expreso de la madrileña Sara Hernández y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para posponerlo.

A la cabeza de los barones más críticos con Sánchez, la presidenta andaluza, Susana Díaz ha rechazado que el congreso se retrase y ha reclamado que se celebre cuando dicen los estatutos. “El congreso se hará cuando toque, que lo marcan los estatutos”, ha subrayado Díaz, que no ha mencionado el asunto en su intervención a puerta cerrada ante el comité.

Luego a su salida del Comité, Susana Díaz ha señalado que no es momento de tratar “cuestiones orgánicas” sino de centrarse en los problemas que tiene España.

Las principales federaciones del PSOE rechazan posponer el congreso del partido más allá de febrero 01.08 min
Las principales federaciones del PSOE rechazan posponer el congreso del partido más allá de febrero
También el presidente valenciano, Ximo Puig, ha defendido que “lo normal” es que el congreso para elegir a la dirección del partido se haga “en el tiempo que toca” y ha planteado además la necesidad de que “las bases tengan la oportunidad de decidir”.

El extremeño Guillermo Fernández Vara ha recurrido al “cuando toque” para situar el próximo congreso del PSOE, tras señalar, sin embargo, que “hoy por hoy” no hay ninguna razón para que Sánchez no vuelva a ser candidato del partido, si se repiten las elecciones generales.

Para el castellanomanchego Emiliano García-Page, el comité federal del PSOE debería volver a reunirse “no tardando” para tomar la decisión. “Lo razonable es que la fecha la modifique o la mantenga el comité federal y que nos reunamos no tardando para ponerle fecha”, ha dicho Page, que ha recordado que los estatutos del partido señalan que el candidato debe ser elegido en primarias.

El asturiano Javier Fernández, que sí ha mencionado en su intervención ante el comité el asunto de la fecha del congreso, ha coincidido en que éste debe celebrarse “cuando toque”, es decir a finales de febrero.

De la misma opinión que Sánchez
Entre los alineados con Sánchez, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha insistido en que el liderazgo de Pedro Sánchez no está en cuestión y en que cuenta con el apoyo de los barones regionales, aunque ha reconocido que si hay nuevas elecciones y hay más de un candidato habría que repetir las primarias. Iceta se ha mostrado partidario de no decidir la fecha del congreso del PSOE hasta conocer el calendario de la legislatura y si se consigue formar Gobierno.

En esa línea, Francina Armengol ha aseverado que para ella “no” está en cuestión el liderazgo de Sánchez, que el “problema en este momento es España” y que hasta que éste no se solucione, no debería celebrase el congreso.

“En la situación en que nos encontramos, la situación del PSOE es subsidiaria, lo primero es lo primero y los procesos internos del partido se tienen que aplazar hasta que hayamos resuelto los de España”, ha explicado.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.