La fachada de su particular residencia se asemeja a la de un imponente castillo medieval. Rodeada de pasto, árboles y flores, es una de las zonas más seguras y tranquilas por estar alejadas de la ciudad, y fue sede de varias bodas en el pasado.

Actualmente, la majestusa propiedad se encuentra en alquiler mediante el sitio de viviendas temporales Airbnb. Los responsables de manejar las contrataciones son Sebastian y Candida, sus padres.

Una de las habitaciones se encuentra en el sótano, con un camino de piedras que lleva al dormitorio (Airbnb)

Una de las habitaciones se encuentra en el sótano, con un camino de piedras que lleva al dormitorio (Airbnb)

Debido a sus dimensiones extraordinarias, se puede reservar en su totalidad o por espacios delimitados como habitaciones o sectores.

La cocina rústica con alacenas en madera pero con electrodomésticos de última generación (Airbnb)

La cocina rústica con alacenas en madera pero con electrodomésticos de última generación (Airbnb)

Esta mansión lleva el nombre de ‘Lickleyhead’, y responde a las características tradicionales de la Edad Media.

Una de las habitaciones con cama matrimonial (Airbnb)

Una de las habitaciones con cama matrimonial (Airbnb)

El precio de las habitaciones es de aproximadamente 2.400 dólares y todo el castillo se puede alquilar por 14.000 dólares. Pueden alojarse hasta 14 personas, ya que dispone de 7 cuartos, 14 camas y 7 baños, con total acceso a invitados.

Todas las habitaciones cuentan con baños en suite (Airbnb)

Todas las habitaciones cuentan con baños en suite (Airbnb)

Ciertas reglas a cumplir en la estadía: el registro de llegada de huéspedes es a partir de las 4 de la tarde. Está prohibido fumar dentro del lugar, sólo está permitido en el parque y solamente se puede alojar a un perro y en la planta baja.

La sala de estar, sillones y obras de arte (Airbnb)

La sala de estar, sillones y obras de arte (Airbnb)

El gran salón cuenta con una chimenea original medieval y muebles en madera, rodeada de espejos y grandes obras de arte de valor. También el arte está presente en la sala de estar, con juegos de sillones de colores y estampados. En cuanto a la iluminación, para estar acorde a la ambientación, las arañas fueron las elegidas.