MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Al menos 27 muertos y un centenar heridos en el incendio de una discoteca en Rumanía

1245420
image-250481
Una explosión en una discoteca de Bucarest ha causado este viernes 27 muertos y más de un centenar de heridos, según han informado los servicios de urgencias rumanas.

Algunos de los heridos tienen quemaduras en un 70%, mientras que otros han sufrido intoxicaciones de monóxido de carbono y han sido trasladados varios hospitales de la capital rumana.

El secretario de Estado de Sanidad, Raed Arafat, ha reconocido a la prensa que la cifra de personas fallecidas crecerá seguramente en las próximas horas.

“Nos esperamos que sean muchos más”, ha advertido el funcionario rumano, según ha informado la emisora de noticias Digi24.

En el momento del incendio, sucedido en torno a la medianoche local (23 hora peninsular) en el “Club Colectiv”, en el centro de la capital rumana, había unas 500 personas en el interior de la discoteca.

Mientras que las autoridades todavía no se han pronunciado sobre las posibles causas del desastre, un testigo relató a Digi24 que las llamaradas fueron provocadas por unos fuegos artificiales que incendiaron un pilar del interior del local.

Según un joven, uno de varios cientos que fue a ver un concierto del grupo de rock local “Goodbye Gravity”, el incendio “comenzó con los fuegos artificiales. Se extendió por un pilar del club y luego por todas partes”

Estampida en el recinto
En el momento de la explosión se desató el caos en el interior del recinto, según ha declarado un joven que logró escapar a la agencia de noticias Reuters: “Hubo una estampida de gente corriendo para salir del club”.

Otro testigo ha señalado a Digi24 que “solo había una salida de emergencia abierta; la otra estaba bloqueada”.

Estas versiones hacen pensar en el trágico incidente del club “República Cromañón” en Buenos Aires, donde el 30 de diciembre de 2004 cuando 192 personas murieron en un incendio causado por unos fuegos artificiales durante un concierto de rock.

El ministro rumano de Sanidad, Nicolae Banicioiu, ha pedido a los ciudadanos de Bucarest, una ciudad de tres millones de habitantes, que se acerquen a los centros de salud para donar sangre.

Las autoridades locales, que han decretado el llamado “cogido rojo” de emergencia civil, han movilizado unas 60 ambulancias del servicio de urgencias y 18 unidades de bomberos.

En una primera reacción el presidente rumano, Klaus Johannis, expresó su “profundo dolor por los trágicos eventos sucedidos hoy”. En su página en la red social Facebook el jefe de Estado ha escrito que “es un día muy triste para todos nosotros, para nuestra nación y para mí personalmente”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.