MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Catorce detenidos por estafar gente mayor con la venta de falsos aparatos para curar enfermedades

. Entre los arrestados están los administradores y trabajadores de la empresa que comercializaba estas máquinas, que no tenían ningún uso terapéutico

. La estafa, que asciende a 500.000 euros, afecta mayoritariamente a personas de edad avanzada de toda Cataluña
Agentes de la Policía de la Generalidad-Mossos de la Unidad de Investigación de Martorell han detenido a siete hombres y siete mujeres, de entre 57 y 29 años, todos ellos de nacionalidad española a excepción de una de argentina, como presuntos autores de 20 delitos de estafa consumada a víctimas de toda Cataluña. La estafa consistía en la venta de falsos aparatos para curar enfermedades a personas de edad avanzada y con problemas de salud. Desde octubre de 2013, los detenidos habrían vendido 208 máquinas por un valor que asciende a 500.000 euros.

Los detenidos contactaban con sus víctimas haciéndose pasar por empleados de centros de atención primaria, del Centro de Prevención de Ictus o del Colegio de Terapeutas de Barcelona, ​​y les pedían datos referentes a su estado de salud ya la medicación que se estaban tomando. Una vez obtenida toda la información necesaria, los comunicaban que recibirían una visita de un comercial en su casa que les haría una demostración de una máquina que los debería aliviar los dolores que sufrían. Fruto de la investigación se ha podido determinar que el aparato no tiene ningún uso terapéutico. Todos los detenidos trabajaban para una misma empresa, con sede en Castelldefels.

La investigación se inició en febrero del año pasado cuando la Unidad de Investigación de la comisaría de Sabadell denunció esta empresa por un delito de estafa. Posteriormente, en agosto de este año, agentes de la Unidad de Investigación de la comisaría de Horta-Guinardó de Barcelona, ​​detuvieron varias personas vinculadas a esta empresa después de haber recibido nueve denuncias de personas que habrían comprado esta máquina. Asimismo, se constató que en la comisaría de los Mossos de Manresa también se habían denunciado cinco casos más de víctimas de este fraude. Para la resolución de este caso fue necesaria la colaboración de diferentes unidades policiales en el procesamiento y cruce de los datos disponibles.

La estafa se iniciaba con llamadas telefónicas de las operadoras de la empresa que contactaban con las víctimas potenciales haciéndose pasar por varios profesionales, centros de salud y entidades vinculados a la atención de las personas mayores. Los registros realizados durante la investigación han permitido comprobar como los datos personales de las víctimas correspondían a personas mayores de 65 años de toda Cataluña principalmente, aunque también se han acreditado casos en comunidades autónomas como Aragón. Todas estas personas tenían importantes patologías y problemas de salud.

Durante la llamada telefónica, se pedía información en relación con el estado de salud y los medicamentos que tomaban, para comunicarles posteriormente que recibirían una visita a su domicilio para hacerles una demostración de una máquina que los aliviaría los dolores que sufrían. Los investigadores pudieron constatar que las llamadas eran falsas y que ningún personal vinculada al ámbito sanitario las había realizado.

Los comerciales les hacían una demostración con una máquina llamada “BE PRO LIFE” supuestamente generadora de biofreqüències, con el objetivo de que la víctima terminara comprando el aparato. El Departamento de Salud ha informado de que esta máquina no tiene ninguna finalidad terapéutica y sólo sirve para masajear los pies. La empresa que las comercializaba consta en el registro mercantil desde finales del 2012 y el objeto social de la empresa es el comercio de artículos para el equipamiento del hogar y en ningún caso de productos de salud.

Si finalmente la víctima compraba la máquina, había que pagar entre 1.500 euros, si la pagaba al contado, y hasta el doble de este importe si la financiaba, una opción que ofrecía el mismo comercial. En caso de no comprarla, la visita tampoco le salía gratuita dado que los cobraban entre 50 y 60 € por la demostración fraudulenta. Estas personas se sentían muy presionadas por los vendedores, por lo que muchos de ellos acababan comprando estos aparatos.

Asimismo, se ha podido comprobar que el precio de compra de esta máquina por los responsables de la empresa es de 162 euros y el precio de venta en las tiendas que la comercializan es de 300 euros.

Hasta el momento, han denunciado esta empresa 20 personas con domicilio en Sant Esteve Sesrovires (en grado de tentativa), Vilassar de Mar, Cardona, dos en L’Hospitalet del Llobregat, cuatro en Barcelona, ​​dos en Terrassa, Sabadell, Sant Joan Despí , Cornellà de Llobregat, Santa Coloma de Cervelló, dos en Esparreguera, Sant Vicenç dels Horts, Corbera de Llobregat y Premià de Mar.

Con esta investigación policial se han detenido a los administradores de la empresa, teleoperadores y comerciales, a la vez que se han hecho las comprobaciones preceptivas de la documentación empresarial y se han localizado otras víctimas, que aún no han presentado la denuncia a la policía , como consecuencia del análisis de la documentación intervenida en la empresa.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.