728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

CAZAFANTASMAS

 
439680947,CCEEAA6535625714C57
image-398211

CAZAFANTASMAS

Información sobre la producción

CAZAFANTASMAS realiza su esperado regreso en una nueva versión con un reparto de desternillantes personajes nuevos. Treinta años después de que las adoradas películas originales arrasaran entre los espectadores de todo el mundo, el director Paul Feig ofrece su propia versión de la comedia paranormal, con el apoyo del elenco de actores más divertido del panorama actual: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon, Leslie Jones y Chris Hemsworth. ¡Este verano, llegan para salvar el mundo!

Columbia Pictures presenta en asociación con Village Roadshow Pictures, una producción de Ivan Reitman, CAZAFANTASMAS. Protagonizada por Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon, Leslie Jones, Charles Dance, Michael Kenneth Williams y Chris Hemsworth. Dirigida por Paul Feig. Producida por Ivan Reitman y Amy Pascal. Escrita por Katie Dippold & Paul Feig. Basada en el filme de 1984 “Los cazafantasmas”, una película de Ivan Reitman, escrita por Dan Aykroyd y Harold Ramis. Paul Feig, Jessie Henderson, Dan Aykroyd, Tom Pollock, Joe Medjuck, Ali Bell y Michele Imperato Stabile son los productores ejecutivos. Robert Yeoman, ASC, es el director de fotografía. Jefferson Sage es el diseñador de producción. Brent White, ACE y Melissa Bretherton son los montadores. Peter G. Travers es el supervisor de efectos visuales. Efectos visuales especiales de Sony Pictures Imageworks. Jeffrey Kurland es el diseñador de vestuario. La música es de Theodore Shapiro. Erica Weis se ha encargado de la supervisión musical.

ACERCA DE LA PELÍCULA

Más de 30 años después del estreno de la película original… más de 25 años desde la última vez que se cazaron fantasmas en la gran pantalla… la larga espera toca a su fin. CAZAFANTASMAS regresa a los cines, con un nuevo equipo y nuevos personajes en una nueva aventura.

La nueva película empezó con el director Paul Feig que, como creador de “Freaks and Geeks” y director de “La boda de mi mejor amiga, “Cuerpos especiales y “Espías”, ha acumulado una impresionante filmografía cómica, con algunas de las comedias más innovadoras, memorables y de más éxito de los últimos años. Dada la oportunidad de relanzar la franquicia, fue Feig quien vio una forma de trasladar al siglo XXI una de las comedias que lo influyeron personalmente. “Fui un gran entusiasta de ‘Los cazafantasmas’ cuando se estrenó originalmente”, asegura. “La vi en el cine el fin de semana de su estreno y sinceramente no había visto nunca una comedia hacer lo que esa película hizo con los espectadores. La gente, yo mismo incluido, se volvió loca, no solo porque era graciosa. Tenía a la gente más graciosa, a todos nos encantaban Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis y Ernie Hudson, así que verlos juntos, a este supergrupo de tipos divertidos, la hacía aún mejor. Pero lo que la ponía por encima de todo era el contexto de un mundo enorme en el que se combatía a los fantasmas con tecnología… era la mejor idea del mundo. Es una de esas cosas que te hacen decir: ‘Ojalá se me hubiera ocurrido a mí esa idea’”.

Naturalmente, ya se llevaba bastante tiempo dándole vueltas a la idea de hacer otra película de Cazafantasmas, una secuela. “Siempre he querido hacer otra secuela”, afirma Ivan Reitman, que dirigió y produjo las dos primeras y emblemáticas entregas de la franquicia, y ahora se encarga de producir la nueva película con Amy Pascal. “Se trata de una de esas películas que se merecían un repaso y la verdad es que esperaba poder hacerlo yo. Pero a menos que todos nos pusiéramos de acuerdo en algo, no podría salir adelante. Conseguir poner de acuerdo a cuatro personas, especialmente a estas cuatro personas, era prácticamente imposible. Y entonces, por desgracia, perdimos a Harold”.

Con la muerte de Harold Ramis en 2014, el estudio y Reitman empezaron a buscar a nuevos talentos cómicos que tomaran las riendas de una futura película. Entonces fue cuando entró en escena Feig. “Sabía que llevaban mucho tiempo buscando la forma de hacer una secuela”, comenta Feig. “Empecé a devanarme los sesos. Gente graciosa enfrentándose a lo paranormal sigue siendo la mejor idea del mundo, y me pareció que aún quedaba mucho por explorar más allá de los mundos de los dos primeros filmes. Me planteé: ‘¿Cómo lo haría yo?’ Bueno, pues lo haría con las cuatro mujeres más graciosas que conozco. Eso me entusiasma, porque lo convierte en algo nuevo”.

“Paul lleva tiempo empeñado en hacer una gran superproducción con mujeres, pero no era fácil decidir cuál podía ser la película más adecuada, con el reparto adecuado, la química tenía que ser la correcta en todos los aspectos”, agrega la productora ejecutiva Jessie Henderson, socia en la producción de Feig. “Hicimos una primera intentona con ‘Espías, pero su idea de Cazafantasmas suponía una oportunidad de llevarlo aún más allá, con efectos especiales, efectos visuales y un reparto coral”.

Reitman también estaba encantado con las posibilidades cómicas que ofrecía la idea de Feig. “Lo verdaderamente interesante de la idea de Paul es que no era una cuestión de sexo”, comenta. “Es sobre la amistad de cuatro personajes concretos mientras hacen algo extraordinario”.

Con el respaldo de Reitman y del estudio, Feig colaboró con Katie Dippold para coescribir el guion. “Solo había una persona con la que quisiera escribir esto, y esa era Katie”, asegura Feig sobre su coguionista de “Cuerpos especiales”. “He trabajado con ella en otros proyectos y sé que le encantan las historias de fantasmas. Le encantan las películas de miedo. Era una combinación ideal”.

“Al principio, pasamos mucho tiempo hablando de cómo queríamos que fuera el guion”, recuerda Dippold. “Mantuvimos muchos debates creativos distintos: ¿Qué elementos de la original querías volver a ver? ¿Qué debería parecer nuevo? Luego hablamos de la historia y los personajes. Nadie quería hacer una nueva versión de los personajes originales, Venkman siempre será Venkman. Así que se nos ocurrieron cuatro personajes nuevos propios”.

“Paul estaba empeñado en hacer una película que estuviera a la altura del espíritu de la original, pero tuviera una nueva razón de ser”, explica Amy Pascal. “Siempre acaba siendo cuestión de los personajes, y eso es algo que siempre se le ha dado estupendamente a Paul crear”.

Feig abordó de ese modo la película como una historia completamente nueva, en la que un nuevo equipo responde a la llamada. “Quería que la película empezara con nuestro mundo actual, un mundo que nunca ha visto fantasmas de forma demostrable”, comenta Feig. “Nuestras Cazafantasmas han dedicado sus vidas a demostrar científicamente que los fantasmas existen, pero las consideran unas chifladas, porque no hay pruebas físicas. Pero, cuando por fin consiguen ver de verdad los fantasmas que han estado intentando encontrar todas sus vidas, demostrarán que han hecho bien en dedicar su vida a eso. Todas tienen ese objetivo común y se complementan unas a otras”.

Así pues, Dippold y Feig crearon personajes nuevos que encajaran bien como equipo. “Abby es la experta en lo paranormal”, explica. “Ha dedicado su vida a estudiar a los fantasmas. Erin es la física, que intenta aportar una base científica. Holtzmann, la ingeniera, que puede tomar los conceptos que se les ocurren a Abby y Erin y crear el equipo físico para combatirlos. Y por último, Patty se une al grupo como la recién llegada, que se conoce hasta el último recoveco de Nueva York, lo que será una de las claves para descubrir dónde están los fantasmas y qué le está sucediendo a Manhattan”.

“Hemos visto a hombres haciendo de cerebritos en comedias, pero desde Elaine May en ‘Corazón verde, no hemos visto a mujeres interpretando a científicos graciosos”, aporta Pascal. “Era un enfoque novedoso y original del material que había que contar”.

Pero escribir a los personajes de

a Abby, Kristen Wiig para Erin, Kate McKinnon para Holtzmann y Leslie Jones para Patty.

“Creo que la razón por la que Melissa es una de las cómicas de más éxito del panorama actual es porque dota a su trabajo de una cualidad de persona corriente”, opina Reitman. “Aporta una gran energía, una gran sinceridad, posee la cualidad de ser muy graciosa y muy real. A la gente le encanta porque está ahí para representarlos”.

A la hora de elegir actriz para el papel de Erin, Feig recuerda que, como ya contaba con McCarthy, la siguiente elección más obvia era su compañera de reparto de “La boda de mi mejor amiga”. “El nombre de Kristen surgía una y otra vez”, comenta Feig, “pero ni siquiera sabía si le interesaría hacerlo, porque últimamente ha estado demostrando lo gran actriz que es en muchos dramas. Entonces, casualmente, mi mujer estaba hablando con Kristen y dijo: ‘Oh, sé que Paul está haciendo ‘Cazafantasmas’ así que, si quiere que haga algún papelito en ella, lo haría encantada’. Fue como música celestial, porque Kristen sería fantástica para ese papel. Es verdaderamente una de las personas más graciosas del mundo, me hace reír, siempre lo ha hecho”.

“Para el papel de Jillian Holtzmann, necesitábamos a una actriz que pudiera salirse de lo normal”, afirma Reitman. “Vi los extraordinarios sketches en los que Kate McKinnon interpreta a Justin Bieber, y captaba su esencia de una forma totalmente original y desternillante. Para CAZAFANTASMAS, aporta una energía cómica diferente y extravagante a su papel, que resulta perfecta. Kate posee una vis cómica innegable”.

Para el último papel, a Feig se le encendió una bombilla. “La primera vez que vi a Leslie Jones, fue en un segmento [de “Saturday Night Live”] de ‘Weekend Update’. Cuando no llevaba más que un minuto, me incorporé y le dije a mi mujer: ‘Esa es una de nuestras Cazafantasmas’”, recuerda Feig. “Nos conocimos y congeniamos gracias al hecho de que los dos empezamos como cómicos monologuistas más o menos a la vez, en los 80. Tiene una gran personalidad, pero es sincera, y siente una gran pasión por todo lo que hace. Llena la pantalla como Patty Tolan”.

Pero otra razón por la que estas cuatro actrices eran las adecuadas para esos papeles iba más allá de sus respectivos talentos, Feig sabía que encajarían bien como equipo, para crear un todo aún más fuerte que la suma de sus partes. “Por eso era importante elegir actores que fueran amigos en la vida real, porque, cuando haces eso, consigues un nivel de camaradería, autenticidad y afecto entre ellos que a veces no se consigue cuando juntas actores que no se conocen”, prosigue Feig. “Siempre ha sido importante para mí; es una de las razones por las que creo que ‘La boda de mi mejor amiga’ funcionó tan bien. Kristen y Melissa trabajaron juntas en Groundlings, hicieron ‘La boda de mi mejor amiga’ y ‘Saturday Night Live’ juntas. Kate y Leslie están en ‘Saturday Night Live’ ahora mismo. Las cuatro han trabajado juntas en diversos proyectos, y todas tienen un sentido del humor muy distinto que se complementan entre sí: a Kristen se le da muy bien esa comedia neurótica y contenida que sabe hacer con tanta gracia, Kate es una cómica muy física, pero posee una excentricidad interior, que proporciona a la película una energía extraña, Leslie es como una explosión que se produce en el set y Melissa es la cabecilla del grupo. La verdad es que se trata de cuatro personajes muy diferentes, cuatro personalidades muy diferenciadas, que resulta que también son capaces de machacar a un montón de fantasmas”.

ACERCA DE LOS PERSONAJES

ABBY YATES siente gran pasión por lo paranormal y la ciencia en general. Siempre ha sido una creyente, ha renunciado a mucho por esas creencias y no va a permitir que los no creyentes la desanimen.

El papel está interpretado por Melissa McCarthy, que colabora con Feig por cuarta vez.

“Abby siempre ha sido la creyente”, explica McCarthy. “No importa que la gente se ría de ella, lo que siempre han hecho. No importa que nadie más crea. No importa que la gente la tome por loca. Siempre ha creído en lo paranormal. Me encanta que no haya desesperado nunca, pasara lo que pasara”.

En su guion, Dippold y Feig crearon una amistad entre Abby y Erin, que está interpretada por Kristen Wiig. “Nuestros personajes eran amigas durante todo el instituto, eran dos chicas excéntricas que creían en fantasmas y en lo paranormal”, prosigue McCarthy. “Pero acabaron separándose, porque Erin no quería seguir defendiéndose, así que siguió un camino más académico. Ahora, en la película, vuelven a juntarse. Al principio hay un cierto roce, pero se nota que ahí hay una historia. Y eso es fácil de interpretar con Kristen, porque la conozco desde hace mucho tiempo y es una de las mejores personas que conozco”.

Esa química se extiende a todo el cuarteto, afirma McCarthy. “Kate McKinnon es extraordinaria, es como una especie de científica loca de verdad, a la que me encanta ver. Y decir que adoro a Leslie Jones es quedarse corta… es verdaderamente genial y nadie más en el mundo podría haber hecho lo que ha hecho ella con Patty”.

Sobre el cuarteto junto, comenta: “Quedó muy bien. La primera vez que hicimos una escena las cuatro juntas, tenía sentido. Fue muy, muy divertido”.

Uno de los momentos más memorables para McCarthy fue probarse por primera vez el equipo de protones. Ahí no había nada de la magia del cine, McCarthy asegura que el aparato, por mucho que sea de atrezo, es tan pesado como parece. “Sobre todo para lo que tenemos que hacer con ellos, nos tiramos, corremos y peleamos. Cada vez que algo nos hace saltar por los aires y caemos de espaldas… son metálicos, irregulares y con picos”, explica McCarthy. “Por otro lado, odio cuando se nota que alguien está corriendo con algo ligero, así que me alegra que en esta película no pase eso. Parece que nos cuesta cargar con ese peso, porque así es”.

Esta película permitió a McCarthy hacer muchas de sus escenas de acción. “Me encantan todas esas escenas arriesgadas”, admite. “Siempre pido ser yo a la que lancen contra las cosas. Intento hacer todo lo que me permitan. Y de vez en cuando Paul tendría que decir: ‘No, no vas a hacer eso. No te vamos a soltar sobre un coche desde más de 7 metros de altura’. Y cuando lo dice, pienso: ‘Sí, tiene razón, tiene sentido’, pero lo que me oigo decir es: ‘¿Por qué no?’ A lo que Paul respondería: ‘Estás loca’, y se marcharía”.

Una de las escenas que McCarthy pudo hacer ella misma fue saltar desde el escenario y hacer crowdsurfing en un concierto de rock. “No lo había hecho nunca”, comenta. McCarthy señala que el trabajo de especialistas a veces exige aparejos complicados o cables, y le preguntó al coordinador de especialistas, Walter Garcia, cuál era la mejor manera de saltar desde el escenario. “Me dijo: ‘La mejor forma de hacerlo es correr hasta el borde del escenario y lanzarse’. De acuerdo. Hagamos eso. En la primera toma, me sentía un poco vacilante pero, una vez lo hice, supe que estaba en buenas manos. Naturalmente, soy consciente de que había diez especialistas esperando para cogerme, así que no creo que se me ocurriera probarlo en la vida real, pero fue divertidísimo”.

ERIN GILBERT creía en fantasmas de niña pero, a medida que fue progresando en su carrera de física, se dio cuenta de que su fascinación por lo paranormal la estaba frenando y dañando su credibilidad. Decide dejar atrás esa antigua vida y labrarse una nueva carrera como científica legítima… hasta que su pasado regresa para perseguirla.

El papel está interpretado por Kristen Wiig. “Erin creció creyendo en los fantasmas, incluso vio un fantasma de verdad cuando era niña, pero nadie la creyó salvo Abby. Eso la asustó mucho. Quería llevar una vida en la que no fuese la rara, así que dejó atrás el mundo de lo paranormal y se metió en el mundo académico, convirtiéndose en profesora de la Universidad de Columbia. Naturalmente, se reencuentra con Abby y conoce a Holtzmann y Patty. Resulta que son cuatro inadaptadas que se encuentran la una a la otra. Me encantan ese tipo de historias”.

Al igual que McCarthy, Wiig disfrutó con la oportunidad de hacer escenas de acción para la película. “No tenía nada que ver con ninguna otra cosa que hubiera hecho nunca. Estábamos deseando empezar con los ensayos de esas escenas”.

Wiig estaba igualmente encantada con la química entre las cuatro Cazafantasmas. “Siempre es una experiencia estupenda cuando consigues encontrar el proyecto adecuado para trabajar con tus amigos y gente a la que adoras”, comenta. “Conozco a Melissa desde hace muchísimos años, nos conocíamos desde hacía casi 10 años antes de ‘La boda de mi mejor amiga’. Es sumamente divertido trabajar con ella y nos pasamos el rato riendo, así que fue muy agradable volver a estar juntas. Leslie me hace reír un montón con todo lo que hace; cada vez que Leslie decía algo, no podía aguantarme la risa. Es un personaje muy divertido, pero ni siquiera tengo palabras para explicar lo que hace con cada línea, es sumamente específica y le sale directamente de ella. Y Kate… Kate es la mejor. Me parece muy interesante. No le tiene miedo a nada, se arriesga en cada escena. Hace lo inesperado y siempre resulta divertido. Me encanta verla”.

JILLIAN HOLTZMANN siempre ha sido un bicho raro. Piensa de forma diferente, no sigue las normas sociales y le encanta montar cosas, inventar. No juzga a los demás, pero le encanta pinchar a la gente estirada, en especial a Erin.

La destacada cómica de “Saturday Night Live”, Kate McKinnon, interpreta a la ingeniera. “Me encantaba la idea de hacer de científica”, comenta. “Me gusta interpretar a un personaje femenino cuya historia no gire en torno a un romance, algo raro en una película. Me alegra mucho haber podido disfrutar de esa oportunidad”.

“Holtzmann es un genio”, explica McKinnon, al describir a su personaje. “Holtzmann es la friki de la tecnología del grupo, que por la general suele ser el más friki entre los frikis. Se ocupa de perfeccionar la maquinaria que les permite cumplir su misión. Es una criatura esencial. Es extraña. Es estrafalaria. Está llena de alegría. Soy yo. Sí, es el personaje más parecido a mi yo real que he interpretado nunca, si es que eso indica algo”.

“Kate fue en realidad la primera persona en la que pensé para esta película”, admite Feig. “Teníamos el papel de Holtzmann, un personaje muy chalado y extraño y, si conoces a Kate, es encantadora, pero es chalada y extraña en el mejor sentido. Empezamos la selección del reparto preguntando: ‘¿Quién podría lucirse en este papel?’ Kate se ha estado luciendo en ‘Saturday Night Live’, pero aún no lo ha hecho en el cine. Tiene algo que resulta muy carismático, es una estrella de cine. Parece que el papel podría ser un buen escaparate para ella, así que fue una decisión sumamente sencilla”.

“Holtzmann es la más puramente científica, es la persona que se ocupa de los aspectos prácticos”, explica Feig. “Ni siquiera sé si a Holtzmann le interesan los fantasmas, lo que verdaderamente le apasiona es descubrir cómo interactuar científicamente con los fantasmas, cómo capturarlos y cómo usar su habilidad para interactuar con ellos. Es la chalada del hardware, y una vez empieza a perfeccionar su hardware –sus equipos de protones, sus sincrotrones y todo eso– pierde totalmente la cabeza. Soy un gran apasionado del hardware, así que fue muy divertido inventar todo ese armamento nuevo tan alucinante y contar con el personaje de Kate para hacerlo”.

PATTY TOLAN nació y se crió en la ciudad de Nueva York. Siempre le ha encantado leer, sobre todo material de no ficción e historia de Nueva York, así como descubrir cosas nuevas, incluido lo paranormal, de modo que en realidad es una especie de historiadora aficionada de Nueva York, con tantos conocimientos como cualquiera de las otras tres. Después de ver un fantasma mientras está trabajando, no solo sabe a quién llamar, sino que se une al equipo para aportar su pericia.

Leslie Jones, otra estrella de “Saturday Night Live” que se ha hecho popular en las dos últimas temporadas, interpreta el papel. “Llevo en este negocio el tiempo suficiente para no creerme nada hasta que veo que sucede de verdad”, bromea Jones. “Así que, cuando me hablaron de CAZAFANTASMAS, pensé: ‘Eso no va a pasar’. Luego, cuando supe que Paul podría quererme para la película, me dije: ‘Eso no va a pasar, elegirá a Queen Latifah’. Posteriormente, recibí una llamada para decirme que Paul quería quedar conmigo, y me reuní realmente con él justo el mismo día en que se anunció que iba a ser miembro del reparto de ‘Saturday Night Live’. E incluso cuando estaba reunida con Paul, no podía evitar pensar: ‘Se va a dar cuenta de quién soy en realidad y no me va a meter en esta película’. Pero dijo: ‘Eso es lo que quiero. Te quiero a ti’. Todavía me parece estar soñando. No dejo de pensar que me voy a despertar en mi apartamento de Santa Clarita, donde estaba antes de que sucediera todo esto, me voy a levantar y a pensar: ‘Ha sido un sueño genial, en serio’”.

En cuanto a su personaje, Jones explica: “Me interesaba mucho crear algo que resultara realista. Si iba a ser la única del grupo que se mete en todo esto sin ser científico, sería la que serviría como punto de vista de los espectadores. Soy la que se encarga de meter a los espectadores en esta situación, como una persona normal, y la observamos juntos. Se van a poner a hablar de ectoplasma, corrientes, fantasmas y portales y alguien se tiene que ocupar de preguntar: ‘¿Qué es un portal? ¿Dónde va? ¿Por qué?’ Patty aporta la normalidad, lee muchos libros, lo sabe todo sobre Nueva York, es como una esponja de datos y mantiene una mentalidad abierta. Era importante para Paul y para mí que Patty fuera la que dijera lo que la gente va a decir entre el público”.

Al igual que McCarthy, Jones también tuvo la oportunidad de lanzarse desde el escenario. “Fue muy divertido”, asegura. “Lo alucinante fue que Paul hizo la escena antes que yo; estábamos completamente dispuestos a hacerlo, aunque me ponía un poco nerviosa saltar sobre las colchonetas. Así que Paul dijo: ‘No pienso dejarte hacer algo que yo mismo no haría’. Y de pronto, con traje y todo, se lanza sobre la colchoneta. Así que pensé: ‘Si este hombre puede hacerlo con su traje, yo también’. ¡Y fue muy divertido! Me salió a la segunda toma, pero quise intentarlo un par de veces más. Y el público estuvo alucinante, se mantuvieron en todo momento llenos de energía, entonando Cazafantasmas, Cazafantasmas. Yo pensaba: ‘No me puedo creer que esto esté pasando de verdad’”.

Naturalmente, una vez que las Cazafantasmas se establecen por su cuenta, necesitan algo de ayuda en la recepción. Y qué mejor ayuda podrían pedir que un recepcionista atractivo, aunque algo lelo. Puede que KEVIN ande algo corto de luces, pero es encantador y buena persona, y a la hora de la verdad, es otro Cazafantasmas de corazón, otro inadaptado que encuentra un hogar.

Para el papel, Feig explotó el inesperado talento para la comedia de Chris Hemsworth. Y aunque sus compañeras de reparto eran todas profesionales de la comedia, quedaron impresionadas con la habilidad del actor australiano. “Es uno de los mejores improvisadores con los que he trabajado nunca”, asegura Melissa McCarthy. “Eso me desorientó por completo, porque estábamos haciendo tomas de 18 minutos durante la escena de la entrevista y nunca se quedó descolocado. Decía cosas de lo más extrañas, sin salirse en ningún momento del personaje, tuvimos que parar durante cuatro minutos mientras Kristen y yo intentábamos dejar de llorar de la risa. Incluso se puso a cantar una vez y tuve que pararlo… supongo que simplemente es biónico”.

“Kevin es como un gran cachorro de perro tontorrón”, comenta Hemsworth sobre su personaje. “Está lleno de entusiasmo y ambición, pero es completamente ingenuo y ve el mundo desde un punto de vista absolutamente distinto al de todos los demás. Es divertido interpretar a alguien tan poco consciente de la realidad”.

“Hicimos de Kevin una especie de zoquete adorable que ha salido adelante gracias a su físico, pero que quiere de todo corazón formar parte del grupo”, aporta Feig. “Le cuesta un poco pillar las cosas –Kevin es algo corto de entendederas– pero, cuando lo capta, lo capta. Chris lo convirtió en un personaje tridimensional y destornillante”.

¿Hasta qué punto está Kevin en las nubes? Tomemos como ejemplo sus gafas. “Desde el principio, quería llevar gafas y a Paul le pareció bien. Pero el problema es que las lentes reflejaban las luces, así que quitamos las lentes, como si nadie se fuera a dar cuenta. Y entonces, a mitad de escena, empecé a rascarme el ojo, y Melissa se echó a reír y dijo: ‘Tienes que hacerlo otra vez, yo intentaré no reírme’. Y cuanto más lo pensamos, más perfecto nos pareció; las lentes no paraban de ensuciarse, así que se las quitó. Es una reacción práctica genial, pero solo si ves el mundo desde una perspectiva diferente al resto del mundo. Es un individuo muy particular”.

 

 

ACERCA DE LOS ARTILUGIOS, UTILERÍA Y VEHÍCULOS

Parte del encanto de la película original es la mezcla de tecnología rudimentaria y sofisticada, tecnología de vanguardia que parece como si alguien se la hubiera hecho en su garaje a base de piezas sueltas.

Así que, a la hora de abordar el aspecto de los artilugios, las armas, los vehículos y la utilería, el diseñador de producción Jefferson Sage colaboró con Paul Feig para dotar a esta nueva entrega de una estética similar: aunque no hay duda de que el aspecto se ha puesto al día, todo sigue conservando esa apariencia casera, como si Holtzmann realmente los estuviera montando ella misma. “Queríamos crear tanta tecnología extra como pudiéramos que fuera diferente a la de la película original, y traerla a la actualidad, sin perder su espíritu casero –todo parece estar hecho a base de piezas sacadas de contenedores de basura de tiendas de electrónica o universidades”, explica Feig. “Queríamos que la gente que la viera, pensara: ‘Si yo fuera lo bastante listo, podría construir algo así’”.

“El concepto es que estas armas están hechas en su propio taller”, prosigue Sage. “Holtzmann es una ingeniera brillante, pero no es una diseñadora. Descubre cómo hacer que el arma funcione, y luego la envuelve en algún tipo de revestimiento; es un simple receptáculo para la tecnología, más que algo diseñado con esmero. Ese fue nuestro punto de partida, tuvimos que sumergirnos en la mente de Holtzmann. Tuvimos que pensar como pensaría ella”.

A medida que se sumían en lo más profundo de la disparatada mente de Holtzmann, los diseñadores empezaron a centrarse en objetos rescatados y otros materiales que se pudieran adaptar a los propósitos de Holtzmann. “Es la clase de persona que se encuentra unas viejas cañerías en la calle y se imagina el cañón de un arma”, prosigue Sage. “Si te fijas en las armas, piensas: ‘Bueno, eso parece una lata, pero han hecho algo con ella’. La idea era combinar lo familiar con el nuevo uso que Holtzmann habría ideado para ese trasto”.

Otra forma de transmitir esa sensación de aparato casero en la nueva película era mostrar la evolución y mejora de los inventos, como explica McKinnon. “La evolución del equipo de protones es una trama secundaria en sí misma”, plantea la actriz. “Al principio, hay un prototipo, que acabará convirtiéndose en una máquina de protones de talla mundial. Se pueden apreciar los cambios que va sufriendo la tecnología como consecuencia del empeño y el genio de Holtzmann. En un primer momento, cuando bajan al metro en busca de su primer fantasma, Holtzmann va empujando un enorme carrito y tiene que ponerle a Erin un horroroso collar eléctrico de perro para que pueda disparar; ese es realmente el primer equipo de protones. Luego, con el tiempo, Holtzmann descubre cómo reducirlo todo y hacerlo más compacto, para poder llevarlo a la espalda. Aun así, los equipos de protones siguen sin ser pequeños. No son ligeros. No son prácticos. Pero son portátiles”.

“A Paul le interesaba mucho cómo representábamos la tecnología”, prosigue Sage. “Es evidentemente ficticia, pero Paul quería que pareciera real, como si pudiera existir de verdad. Conseguimos ponernos en contacto con un par de físicos del MIT, que pudieron explicarnos en detalle la ciencia real que podría haber detrás de esos dispositivos ficticios; eso fue estupendo y se lo pasaron bomba. Nos dieron un montón de ideas reales, que nos proporcionaron un fundamento real para todo lo que utilizan las Cazafantasmas”.

Sage no bromea, el físico de partículas James Maxwell, que se encontraba realizando un posdoctorado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, dejó de lado temporalmente las grandes preguntas sobre la formación del universo para convertirse en el asesor técnico del filme y ayudar a dotar a la utilería de la película de una cierta verosimilitud.

 

Ninguna película de Cazafantasmas estaría completa sin el Ecto-1, así que, naturalmente, el vehículo de los Cazafantasmas está presente en el filme. Pero, al igual que se han puesto al día las armas de la cinta original, también se ha hecho lo mismo con el coche. La película original de 1984 utilizaba una ambulancia Cadillac de 1959 modernizada y, para la nueva versión, el equipo creativo eligió un coche igualmente anticuado. “Encontramos un coche fúnebre de Cadillac de 1981-83”, comenta Feig. “Queríamos que fuera tan divertido como el Ecto-1 original, pero dándole nuestro propio toque. Me encantó el aspecto que tenía, sus líneas elegantes, pero también que es un vehículo muy grande. Además, un coche fúnebre me pareció apropiado para trabajar con los no muertos. Una vez conseguimos el coche, Jefferson Sage y su equipo lo convirtieron en un vehículo alucinante; me gustaba la idea de que el Ecto-1 tuviera un techo rojo. La historia es que el coche es del tío de Patty, así que decidimos que querría que la gente abandonara este mundo con estilo y por eso tiene un techo rojo. Me encanta el aspecto que tiene”.

“Nuestra idea era que el Ecto-1 es el laboratorio móvil de Holtzmann”, aporta Sage. “Un ilustrador de diseños realizó varios borradores del coche y del aspecto que podría tener, desde los más disparatados (provisto de antena parabólica, etc.) a los más discretos y contenidos. En última instancia, decidimos que no querrían que pareciera demasiado sofisticado, una vez más, para dar la impresión de que Holtzmann lo podría haber creado ella misma”.

Pero Sage no se paró en el exterior. “También diseñamos el interior del Ecto con piezas y recambios, y equipo colgando”, prosigue Sage. “Incluimos sitios donde colgar el armamento, y los equipos de protones se colocan en una rejilla que se desliza hacia dentro y hacia fuera”. Eso es un guiño a la película original, en la que los equipos de protones se deslizan hacia dentro y hacia fuera de la camilla de la ambulancia.

 

Una vez más, James Maxwell aportó sus conocimientos y su pericia, explicando algunos de los conocimientos científicos reales que Holtzmann necesitaría conocer cuando elige la tecnología que llevará sobre el terreno para enfrentarse a lo paranormal.

Un ayudante de dirección artística se ocupó en exclusiva del coche durante semanas, instalando en el techo una serie de artilugios con pinta de máquinas, arneses, tubos, tanques, una sirena, un altavoz, antena, baterías y más cosas, hasta transformarlo en el Ecto-1.

Esta entrega de Cazafantasmas también presenta un nuevo vehículo: la moto de Kevin, el Ecto-2. Y si los diseños de Holtzmann tienen pinta de estar hechos en casa, al menos están hechos en casa por un ingeniero cualificado y con un doctorado. Por otro lado, la moto casera de Kevin refleja su particular mente en acción. Y como Kevin no tendría la formación en ciencias ni la pericia que posee Holtzmann, se decidió que el auténtico físico Maxwell no interviniera en la creación de la moto.

ACERCA DEL DISEÑO Y LAS LOCALIZACIONES

 

El diseñador de producción Jefferson Sage fue responsable del aspecto general del filme, incluidos los sets y las localizaciones.

En cuanto al cuartel general de las Cazafantasmas, el equipo responsable del proyecto pretendía hacer un guiño a la película original, a la vez que aportaba algo de su propia cosecha. Las Cazafantasmas estudian un antiguo parque de bomberos, pero lo consideran demasiado caro, y acaban abriendo sus oficinas en Chinatown, sobre un restaurante.

“Cuando las Cazafantasmas andan escasas de dinero, alquilan el piso de arriba de un restaurante chino ruinoso”, aporta Sage. “Encontramos un edificio independiente interesante, que daba sensación de aislamiento, lo que reforzaba la idea de que nuestras Cazafantasmas son marginadas”, prosigue Sage. “Transformamos el edificio, lo pintamos entero y le añadimos un garaje extra para albergar el Ecto-1. El interior se filmó en un plató, y la arquitectura del decorado de dicho plató reproducía fielmente la localización real, de modo que pareciera que siempre estás en el edificio real. La fachada era una reproducción exacta, lo que permitía colocar la cámara fuera del set y filmar a través de la ventana”.

El set interior se inspiró en la localización del restaurante chino. “Tiene el típico aspecto de un restaurante chino. Nos permitió utilizar mucho color y una decoración interesante, como figuras chinas, tejados y dragones”, explica Sage. “Diseñamos una gran puerta con un aspecto chino característico, pero, naturalmente, se supone que está abandonado, así que no está en muy buen estado. Se pueden ver la cocina y los servicios del restaurante”.

Sage explica que esa localización tan extravagante sirvió para darle otro toque más de humor al filme. “Encontramos documentación muy bonita sobre un restaurante chino abandonado y nos dio ideas sobre cuáles serían los elementos básicos. Eso nos dio la idea de crear una zona de bufé con un elemento decorativo de tejado, que se convierte en el laboratorio principal de Holtzmann. Nos permitió combinar su tecnología y su ciencia con la arquitectura algo frívola del restaurante que ya venía con el lugar”.

Ciertamente, el espacio va evolucionando a medida que Holtzmann lo convierte en su laboratorio. “Cuando se instalan en un primer momento, todavía están adaptando el espacio a sus necesidades”, explica Sage, “pero a lo largo de la historia, va apareciendo más equipo. Por ejemplo, crean un puesto en un armario en el que se pueden colgar de la pared los equipos de protones y enchufarlos a las fuentes de energía y las fuentes de nitrógeno que permiten recargar los equipos”.

Otra localización clave de la película es la mansión Aldridge, la supuesta mansión encantada (que resulta estarlo de verdad). Mientras que el exterior se filmó en el Boston University Castle, un destacado edificio cercano al campus, el interior se grabó en la mansión Ames, una finca que ahora es propiedad del estado de Massachusetts y lo ha convertido en un parque. Sage comenta que la localización fue un telón de fondo divertido en el que las Cazafantasmas tienen su primer encuentro con el más allá. “El Boston University Castle es una mansión estilo neotudor construida alrededor de 1915, y la mansión Ames se erigió en la década de 1920. Nos dieron una gran sensación de historia de fantasmas, que serviría para poner en marcha la acción de la película. Pudimos basar este diseño en el familiar mundo de las historias góticas de fantasmas”, comenta.

En particular, el interior de la biblioteca de la mansión era un espacio estupendo para que lo exploraran las Cazafantasmas. “La biblioteca de la mansión Ames es una biblioteca personal preciosa de dos plantas”, aporta. “Hay una galería superior que da la vuelta a toda la sala, y allí se guardan los libros viejos de la familia. Pero también hay una extraña mezcla de diferentes épocas, mobiliario, sillas, sofás, una preciosa mesa de mapas… todo desentonando ligeramente de una forma que nos encantó. La biblioteca está llena de obras de arte personales de la Sra. Ames, cuadros de sus amigos que eran artistas destacados de la zona por aquel entonces. Parecía muy personal, menos como un museo de una época concreta y más como un museo de una familia”.

Para la secuencia ambientada en el metro, en la que Patty tiene su primer encuentro espectral, Sage considera que diseñar ese set era una gran oportunidad para que un diseñador pudiera volverse como loco documentándose. “Los metros están, en cierto modo, llenos de capas, hay elementos de los años 20, de los 40 y de la renovación que se produjo en los 90”, explica el diseñador. “Incorporamos todas esas capas, para darle al túnel un aire realista. Creo que si el túnel parece más real, el fantasma que aparece en él parecerá más real”. El departamento artístico construyó un set de casi 40 metros, con un andén y un poco de túnel, y se valieron luego de técnicas de ampliación digital de decorados para extenderlo.

Uno de los lugares más emblemáticos de Boston, el Wang Theatre, se convierte en el escenario de un concierto de rock en el que las Cazafantasmas afrontan su primera lucha de verdad con un ser del más allá. “Se trata de una escena clave, porque las Cazafantasmas reciben por fin una llamada para atrapar a un fantasma. Así que el objetivo era combinar una secuencia de acción con una secuencia de humor”, prosigue Sage. El heavy metal encajó a la perfección con la escena. “El fantasma anda suelto por la sala y, sin querer, se mete en el auditorio, donde están dando un concierto. Las Cazafantasmas se ven obligadas a subir al escenario a luchar”, explica Sage.

Y el teatro en sí no fue el único que ofreció un entorno evocador y estremecedor, también lo hizo su sótano. “Las Cazafantasmas tienen que internarse en las entrañas del teatro para encontrar a los fantasmas. El Wang Theatre tiene pasillos largos, estrechos y espeluznantes que decoramos y abarrotamos de cosas. Apagamos las luces para que, cuando las Cazafantasmas estuvieran ahí abajo, pareciera que se encontraran en un espacio extraño, tipo cripta. Se convirtió en parte de lo que hizo del Wang Theatre una localización perfecta para esa parte de la película”.

La batalla final del filme tiene lugar en Times Square y, para rodarla, el equipo de la película encontró el lugar perfecto… en South Weymouth, Massachusetts. Para crear el set, el equipo necesitaba un amplio espacio abierto y lo encontraron en una base aérea de la Armada abandonada. Establecido originalmente como una base para dirigibles de la Armada durante la Segunda Guerra Mundial, el lugar siguió siendo un aeródromo operativo de la Armada estadounidense desde 1942 hasta 1997.

Para crear el efecto, el equipo construyó un gran decorado con un exterior de edificios y otros elementos, que envolvieron con un fondo verde, para que el equipo de efectos visuales lo rellenara más tarde… y no solo una, sino dos veces. “Parte del gran efecto durante el enfrentamiento final con el villano y todos los fantasmas es que hace un barrido de Times Square y de pronto se transforma y vuelve a estar como en la década de 1970”, describe Sage. “Se convierte en una gran demostración visual de su poder, devolver Times Square a los antiguos 70. En el departamento artístico diseñamos el aspecto de los edificios de los 70 y los contemporáneos, mientras que los artistas digitales se encargaron de crearlos por ordenador”.

 

ACERCA DE LOS FANTASMAS Y LOS EFECTOS VISUALES

 

Para traer a los fantasmas a nuestro mundo, Paul Feig sabía que tendría que recurrir a artistas digitales para crear efectos visuales. Y aunque quería crear un espectáculo, quería hacerlo de modo que encajara con la estética general de la película que estaba haciendo.

“Muchísimas películas con efectos digitales se crean todos por ordenador, mientras que los actores interpretan con una pelota de tenis sujeta a un palo”, explica Feig. “Yo no quería eso, quería interacción con los actores. Quería que mis fantasmas parecieran personas, sobre todo porque esta película es una comedia”.

A Feig también le influyó el aspecto del filme original de 1984, en el que los fantasmas se filmaron todos mediante técnicas y trucos de la vieja escuela. Aunque la nueva versión utilizaría sin duda efectos visuales modernos, Feig admiraba ese aspecto de la vieja escuela e intentó emularlo.

El supervisor de efectos visuales Peter G. Travers explica que, aunque la película representa una mezcla de técnicas modernas y antiguas, eso no es tan insólito. “Las técnicas de la vieja escuela sobre cómo rodar una escena no han cambiado”, agrega. La diferencia, prosigue, estriba en que ahora los cineastas disponen de muchas más opciones para retocar una escena después de haberla grabado. “Hasta dónde podemos llegar ahora, y lo que podemos hacer, o realzar, o sustituir, ha aumentado de forma exponencial”.

Captar lo máximo posible con la cámara también era sumamente importante para Travers, porque así era como los efectos visuales se podían adaptar al estilo de dirección de Feig, y no viceversa. “Paul tiene una capacidad increíble para hacer comedias muy atractivas y de gran éxito comercial. Y gran parte de eso consiste en dejarle a él, junto al director de fotografía Robert Yeoman y a los actores, descubrir el humor en múltiples tomas, a veces bastante largas. El humor no deja de evolucionar, incluso en posproducción. Por otro lado, los efectos visuales exigen una gran preparación previa. Así que la cuestión era cómo incorporar los efectos visuales a su estilo de dirección”, plantea Travers. “Eso fue lo más peliagudo. No podíamos hacer múltiples pasadas, teníamos que dejar a Paul, el director de fotografía y el diseñador de producción decidir qué era lo que querían. La toma que acaba en la película puede ser la toma 10 o la 15, pero nosotros teníamos que asegurarnos de estar listos para trabajar en cada toma”.

El mejor ejemplo del modo que tuvo el departamento de efectos visuales de proporcionar a los cineastas las herramientas para descubrir el humor de manera creativa son los haces de protones, en opinión de Travers. “Pusimos luces LED en las puntas de las armas de protones”, explica. “Eso creaba una luz interactiva. Las chicas podían incluso disparar las armas y salía luz por la punta del arma. Podían controlar cuándo disparaban, había una suave luz roja que indicaba hacia dónde estaban apuntando. Paul podía cambiar el diálogo, o el ángulo de cámara y todo seguiría funcionando”.

En cuanto a los propios fantasmas, el primer paso fue que el departamento artístico de Jefferson Sage diseñara el aspecto de los espectros. Una vez hecho eso, los artistas de efectos visuales, principalmente de Moving Picture Company, Sony Pictures Imageworks, Iloura y ZeroVFX, bajo la supervisión de Travers, les dieron su toque especial a los fantasmas.

“La primera pregunta que tuve para Paul fue: ‘¿Los fantasmas brillan?’”, recuerda Travers. “Si brillaban, y resulta que sí lo hacían, eso suponía tener que seguir cierto camino para conseguir ese efecto”.

La razón por la que el brillo de los fantasmas era tan importante era sencilla: la luz. Una de las partes más difíciles de la animación digital es hacer que parezca que siempre estuvo ahí, e iluminar los planos de manera práctica es especialmente complicado. No solo es que los fantasmas tienen que verse iluminados por la luz de ambiente de la escena, sino que el brillo que emiten debería reflejarse en todo lo que los rodea. “Los efectos digitales tienen que tener una relación simbiótica con la escena que se filma en el set”, comenta Travers. “Así que, si los fantasmas brillaban, tenía que parecer que los fantasmas formaban parte de la escena, desde el punto de vista de la iluminación interactiva”.

Con ese efecto presente, el equipo responsable del proyecto encontró una forma de hacerlo. “Tomamos a actores reales y los iluminamos con efectos de luz y luces LED, para poder grabar su interpretación”, explica Feig. “Luego, lo llevamos al plano etéreo para hacerlo fantasmal y añadir efectos. Pero parte de la base de una cualidad humana y una interpretación humana”.

Para conseguir eso, el equipo de efectos visuales colaboró estrechamente con el equipo de vestuario, dirigido por el diseñador de vestuario Jeffrey Kurland. “Primero diseñamos la ropa, y luego creamos trajes de luces que los actores llevaban bajo la ropa, para que el brillo la atravesara”, recuerda Kurland. “Hubo que crear el tejido de la ropa, porque tenía que ser lo bastante fino para dejar pasar el brillo, y al mismo tiempo tenía que seguir pareciendo el tejido real de cualquiera que fuera la ropa que se suponía que estaba llevando el fantasma”.

“Fue un desafío interesante, desde el punto de vista del diseño, no solo incorporar el diseño de un efecto de época, sino tener luego que iluminarlo”, prosigue Kurland. “Fue genial trabajar conjuntamente con el personal de efectos visuales, fue una gran experiencia hacer algo que exigía tanta colaboración con otros departamentos del equipo de la película. Habría sido imposible filmar CAZAFANTASMAS sin un buen trabajo de equipo”.

Buen ejemplo de ello es Gertrude, el primer fantasma con el que se encuentran las Cazafantasmas. “Se eligió a Bess Rous para interpretarla, Jeffrey Kurland diseñó su ropa y luego el departamento de vestuario se encargó de coserle luces LED en dicha ropa”, recuerda Travers. “Cuando filmamos la escena, Bess estaba en una plataforma que subía y bajaba, y pusimos ventiladores en su vestuario para darle un aspecto etéreo, como si estuviera flotando en el aire, y, más tarde, podíamos ir al ordenador y reemplazar lo que hubiera que reemplazar para convertirla en un fantasma. Glenn Melenhorst supervisó al equipo de Iloura para conseguir ese efecto”.

“No solo hicimos el vestido de Gertrude”, aporta Kurland, “sino que el miriñaque y el corsé que llevaba debajo estaban iluminados; era un vestido de luces, que emitía un brillo que podía verse a través de su vestuario”.

Al mezclar técnicas de efectos de la vieja escuela con animación digital de última generación, el filme contó con lo mejor de ambos mundos. “En el rodaje, como Bess estaba allí presente, las Cazafantasmas sabían dónde mirar, sabían dónde tenía la cara, las emociones que expresaba, las Cazafantasmas también expresan sus emociones… Todo funciona. Otro ejemplo estupendo de esto es la escena del túnel del metro, donde el fantasma presente en el set, interpretado por David Gruber Allen, estaba cubierto de luces LED y servía como fuente principal de luz del oscuro set del túnel. Y luego ZeroFX, de Boston, se hizo cargo del fantasma en forma digital, en algunos casos ocupándose por completo de la interpretación, además de ampliar el decorado y de crear un tren completamente digital”.

Una vez más, el equipo de Kurland estuvo presente para ayudar. “El uniforme de presidiario a rayas se pulió hasta reducirlo a una tela sumamente fina, de modo que se pudiera ver la luz a través de ella”, explica Kurland.

Ninguna película de Cazafantasmas estaría completa sin Moquete, así que, por supuesto, el popular fantasma aparece en este nuevo filme. Aunque en la versión final de la película, Moquete sería una creación enteramente digital (creada bajo la supervisión de Daniel Kramer en Sony Pictures Imageworks), el personaje empezó de igual manera a como lo hizo en el rodaje de la película de 1984, con un muñeco de Moquete. “Los personajes digitales han avanzado muchísimo desde entonces”, observa. “El muñeco no podía ser ni mucho menos tan expresivo como lo podía ser su versión digital. Pero resultó muy útil contar con algún tipo de representación en el rodaje, si hubiéramos decidido utilizar un Moquete digital y no hubiéramos contado con ninguna representación del fantasma en el set, no habría quedado tan bien como queda en la película final”.

En la primera llamada de las Cazafantasmas, reciben el encargo de exorcizar a un fantasma volador de un concierto de rock. “Teníamos un dron con luces LED sobrevolando el lugar, que después sustituimos por el fantasma del concierto”, explica Travers. “Una vez más, toda la multitud miraba en la dirección correcta, ya que sabían exactamente dónde mirar. Y cuando el fantasma se acercaba a una pared, las luces LED ofrecían un fantástico reflejo verde. Nuestro fantasma brillante, incluso cuando está flotando en lo alto, cerca del techo, parece que está verdaderamente presente en ese escenario. De esa labor también se ocupó Iloura, en Australia”.

Otros de los favoritos de Travers son los fantasmas de los globos del desfile. “Son del desfile de los almacenes Macy’s de los años 20, son gigantescos y resulta que brillan, algo que no sería nada habitual”, explica. “Conseguimos globos de luz de verdad que movíamos por el set de rodaje, para intentar conseguir la sincronización correcta. Eso nos permitió hacernos una idea bastante clara de cómo funcionarían los reflejos de las ventanas y cómo respondería todo lo que los rodea a la iluminación. En la película no se llegan a ver en ningún momento esos globos reales, pero fue absolutamente necesario usarlos como referencia”. Imageworks se encargó de crear luego globos totalmente digitales, con simulaciones y todo para crear ese aspecto de estar medio controlado y medio arrastrado por el viento. Las explosiones de los globos exigieron una capacidad de proceso enorme por parte de los ordenadores.

En última instancia, en el clímax de la película, hay más de 1000 fantasmas descendiendo sobre Nueva York. Toda esa secuencia corrió a cargo de Moving Picture Company, bajo la supervisión de David Seager. “Aquí es donde la película alcanza enormes dimensiones, y MPC invirtió muchísimo esfuerzo en los detalles”, comenta Travers. Travers y su equipo tenían 20 diseños básicos de fantasmas para la película, muchos de los cuales se podían variar, mezclar y combinar para crear un gran número de posibilidades.

ACERCA DEL VESTUARIO

Además de diseñar, vestir e incluso iluminar a los personajes no muertos, el diseñador de vestuario Jeffrey Kurland también fue responsable de vestir a los personajes vivos.

“Era importante para mí que los personajes tuvieran personalidades muy diferentes”, explica Paul Feig, refiriéndose al aspecto de las protagonistas de la película. “No quería que fueran caricaturas, sino sin duda gente que te llama la atención. Aunque estamos manteniendo la película con una base real, me gustaba la idea de que pudieran tener unas personalidades excéntricas y eclécticas”.

Como con el resto del diseño en general, el vestuario debía tener un aspecto muy real y normal, lo mejor para que sirva de contraste con la trama tan fantástica y los personajes tan disparatados. Y, naturalmente, la prenda fundamental del vestuario del filme eran los uniformes de las Cazafantasmas.

“Mi inspiración fue el propio guion”, aporta el diseñador de vestuario Jeffrey Kurland. “Patty trabaja para la MTA [Autoridad Metropolitana del Transporte, por sus siglas en inglés] y dice: ‘Puedo conseguiros unos monos donde trabajo’. Añadimos la cinta reflectante, ya que tenía sentido, si trabajas en el metro, cuando se te acercan unas luces, se te tiene que ver. Y luego añadimos más cinta reflectante en otras partes, que se supone que debemos asumir que lo ha hecho Patty, le da un cierto toque de estilo y moda y consigue llevar los trajes a otro nivel”.

Al final, resulta que Kurland no acudió a la verdadera MTA en busca de inspiración. Feig quería monos, pero los empleados de la MTA no llevan monos en los túneles.

Además de los monos, cada uno de los cuatro personajes principales tiene un aspecto característico que refleja su personalidad. “Es una obra que gira en torno a los personajes”, opina Kurland, lo que exigía que cada uno de ellos destacase por sí mismo.

La ropa de Abby es la que parece más improvisada, como le corresponde a alguien que no pierde mucho tiempo pensando en su aspecto. “Es una cerebrito, muy inteligente y no le preocupa realmente su ropa, es muy corriente”, explica. “A diferencia de muchos de los personajes que ha interpretado Melissa, se supone que no llama la atención. Líneas interesantes, patrones y elecciones de color interesantes, pero nada extravagante”.

De forma similar, la amiga de la infancia de Abby, Erin, viste “de forma conservadora, pero con un aire pijo”, comenta Kurland. “Es profesora de la Universidad de Columbia, intenta que la hagan fija, así que pretende causar cierta impresión. No es la empollona que podría haber sido en la universidad o el instituto, ha madurado y ha dejado eso atrás, pero no del todo; aún pueden apreciarse su inseguridad y sus sentimientos. Es muy retraída. Puede verse todo eso en sus trajes de tela escocesa y sus faldas plisadas, pero a su manera son cortas y coquetas, y lleva unos buenos tacones”.

De todos los personajes, Holtzmann tiene probablemente el aspecto más particular. “Holtzmann era mi comodín”, propone Kurland. “Tiene un gusto muy ecléctico, es muy dispersa, mezcla cosas que a nadie se le ocurriría nunca mezclar, aunque a ella le funciona. En un determinado momento, lleva pantalones de montar, o lleva un peto pintado que se supone que lo ha pintado ella misma, nunca lleva calcetines que hagan pareja. No hay mucha gente que pueda ir por ahí con un batín color borgoña como si nada”.

“La ropa es una parte muy importante del personaje, y dije: ‘Tenemos que tener un pelo disparatado a juego’”, prosigue Kate McKinnon. “Mientras me probaba la ropa, acababa de llegar de un evento la noche anterior, tenía el pelo tan lleno de laca que se tenía tieso, y eso fue el principio. Intercambié correos con Brenda McNally, la artista y jefa del departamento de peluquería que se ocuparía de mi pelo, y le enviaba fotos de Tilda Swinton y St. Vincent. Sin su aspecto, no podría haber interpretado a ese personaje. Mola bastante”.

Leslie Jones también tiene un aspecto bastante particular como Patty. “Está empezando a hacerse un poco mayor y todavía quiere tener algo de chispa”, sugiere. “Ahí es donde entran los colores: su actitud es: ‘Te voy a hacer saber que estoy aquí’. Vas a saber perfectamente cuándo aparece Patty en una habitación”.

“Me documenté ampliamente sobre los metros, me fijé en las mujeres que trabajan en las estaciones”, señala Kurland. “Resultó muy interesante, porque todas llevan ese uniforme con que se ve a Patty –los pantalones azules, la bufanda y la camisa azul– pero su pelo, sus uñas y sus joyas son algo muy personal. Su estilo personal se encuentra en sus accesorios, porque no pueden cambiar ese uniforme. Esa fue mi pista, y el pelo trenzado es algo que saqué de esa documentación: hace que quede arreglado y en su sitio, pero posee una femineidad que queda genial”.

 

ACERCA DEL DIRECTOR

 

La reputación de Feig de dirigir comedias agudas protagonizadas por las actrices cómicas más importantes del panorama actual –en géneros normalmente dominados por hombres– lo han convertido en una de las voces más destacadas de la comedia cinematográfica. Sin embargo, para Feig y sus actores, lo importante es ofrecer humor y hacer una película que entretenga al mayor número posible de personas.

“Paul me hace reír muchísimo”, asegura Wiig sobre Feig, que también la dirigió en el filme nominado al Óscar, “La boda de mi mejor amiga”, que Wiig coescribió con Annie Mumolo. “Tenemos un sentido del humor muy similar en cuanto a lo que hace que nos partamos de risa. Cuando empezamos, no podemos parar”.

“Paul me pareció muy paternal como director, se porta en todo momento de forma muy tranquila, tolerante y cariñosa. No le vi nunca ni un ápice de frustración o decepción”, comenta McKinnon. “Es una persona de lo más comprensiva, que puede darte una palmadita en la espalda, al tiempo que te orienta en la dirección adecuada. Pero algo que tal vez no sepáis sobre Paul Feig es que es un fanático de la acción. ¡Le encanta el tema! Así que puso mucho énfasis en la comedia, en la acción y también en las auténticas amistades que pueden encontrarse en este universo. Y por eso era el director perfecto para esta película. Nadie más podría haber acertado de pleno ese tono”.

Claro que Feig no solo se está labrando una reputación por su habilidad con la comedia, sino también por sus elecciones a la hora de vestir: el director va siempre vestido con un traje a medida (incluso cuando le toca dirigir en pleno calor y humedad del verano de Boston). “¡Es de lo más elegante!”, exclama Leslie Jones. “Ese tipo sabe vestirse. Su ropa más formal y su ropa más informal son exactamente iguales. Seguro que hasta su pijama es un traje”.

 

ACERCA DEL REPARTO

 

MELISSA MCCARTHY (Abby Yates) fue nominada a un Óscar por su papel de ‘Megan’ en el gran éxito mundial “La boda de mi mejor amiga. La comedia estaba dirigida por Paul Feig y producida por Judd Apatow. También fue nominada a un premio BAFTA, un premio Critics’ Choice y un premio del Sindicato de Actores (SAG) por este papel y recibió un Premio de Cine MTV a la “interpretación cómica del año”. McCarthy tiene una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y ha dejado sus huellas de manos y pies delante del Teatro Chino TCL.

McCarthy acaba de estrenar la comedia “Es la jefa”, que coescribió junto a su marido, el guionista y actor Ben Falcone, que también se encargó de dirigirla. En 2015, McCarthy protagonizó la comedia de acción de gran éxito “Espías”, para el director Paul Feig, por la que recibió un premio People’s Choice a la “actriz cómica de cine favorita”, así como una nominación a un Globo de Oro y a un premio Critics’ Choice. En 2014, McCarthy protagonizó junto a Bill Murray “St. Vincent”, por la que fue nominada a un premio Critics’ Choice, y “Tammy”, que coescribió nuevamente con Falcone, el cual ejerció de director. Por este papel recibió un premio People’s Choice. Entre los créditos cinematográficos anteriores de McCarthy figuran “Cuerpos especiales”, frente a Sandra Bullock, para el director Paul Feig, “Por la cara”, junto a Jason Bateman, “Si fuera fácil”, para el director Judd Apatow, y “R3sacón”, de Todd Phillips.

Los restantes trabajos de McCarthy para la gran pantalla incluyen “El plan B”, junto a Jennifer Lopez y Alex O’Loughlin, “Como la vida misma”, con Katherine Heigl, “Pretty Ugly People”, con Josh Hopkins, Missi Pyle y Allison Janney, “Just Add Water”, con Danny DeVito, la cinta de misterio y ciencia ficción del director John August “The Nines”, con Ryan Reynolds y Hope Davis, “La flor del mal”, con Michelle Pfeiffer y Robin Wright, “Pumpkin”, con Christina Ricci y “Viviendo sin límites”, dirigido por Doug Liman. Además, intervino en el cortometraje de John August “God”, como una joven que mantiene una conversación telefónica llena de cotilleos y una efímera discusión con el Todopoderoso, así como en el drama “La vida de David Gale”, con Kevin Spacey, Kate Winslet y Laura Linney.

En televisión, McCarthy interpretó a la torpe genio culinaria ‘Sookie St. James’ en “Las chicas Gilmore” y a ‘Dena’ en la telecomedia “Samantha, ¿qué?”. McCarthy ganó un Emmy y un premio People’s Choice por su papel de ‘Molly’ en la telecomedia de gran éxito de la cadena CBS “Mike y Molly”, y dirigió varios capítulos de la serie. También ha sido nominada al Emmy por ejercer de presentadora invitada del programa de humor “Saturday Night Live”, cosa que ha hecho en varias ocasiones.

McCarthy, natural de Illinois, empezó dándose a conocer sobre los escenarios del circuito de clubes de comedia, con monólogos en locales de Nueva York como The Duplex, The Improv y Stand-Up New York. Al mismo tiempo, estudió la técnica Meisner con Michael Harney y luego continuó su formación dramática en el Actors Studio de Nueva York. McCarthy participó en diversas producciones teatrales por toda la ciudad. En Los Ángeles, pasó nueve años como miembro principal de la famosa compañía teatral de sketches e improvisación The Groundlings.

McCarthy lanzó su propia línea de ropa, “Melissa McCarthy Seven7”, con excelentes críticas. La ropa se vendió en tiendas por todos los Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y a través de su sitio web MelissaMcCarthy.com. También tiene previsto lanzar una línea de ropa de gama alta llamada “Melissa McCarthy” en las próximas temporadas.

McCarthy reside en Los Ángeles.

KRISTEN WIIG (Erin Gilbert) se ha convertido en una de las actrices de su generación más versátiles de la industria. Desde que se diera a conocer con su labor en el programa “Saturday Night Live” hasta su papel en la nominada al Óscar “La boda de mi mejor amiga”, Wiig ha logrado dar el salto de la pequeña a la gran pantalla, no solo como actriz, sino también como guionista y productora. En 2012, la revista Time incluyó a Wiig en su prestigiosa lista de las 100 personas más influyentes del mundo, mientras que, en 2009, la publicación Entertainment Weekly la reconoció como uno de los 15 mejores intérpretes por su trabajo en “Saturday Night Live”. Wiig ha sido nominada a siete premios Emmy, un premio del Sindicato de Actores (SAG), y obtuvo su primera nominación al Óscar por coescribir “La boda de mi mejor amiga”. En la actualidad, Wiig y su coguionista de “La boda de mi mejor amiga”, Annie Mumolo, están escribiendo juntas una comedia, con intención de protagonizarla.

En la actualidad, Wiig se encuentra rodando la sátira social de Alexander Payne “Downsizing”, junto a Matt Damon y Christoph Waltz, que Paramount Pictures tiene previsto estrenar el 25 de diciembre de 2017.

Este invierno, ha sido posible ver a Wiig en “Zoolander No. 2, junto a Ben Stiller (que también la dirigió), Will Ferrell y Owen Wilson. La comedia, escrita por Justin Theroux y producida por Scott Rudin, Ben Stiller y Stuart Cornfeld, se estrenó de la mano de Paramount Pictures el 12 de febrero de 2016.

En 2015, Wiig intervino en el filme de Ridley Scott ganador del Globo de Oro y nominado al Óscar “Marte (The Martian), junto a Matt Damon y Jessica Chastain, producido por 20th Century Fox. Wiig también protagonizó la comedia dramática “Nasty Baby”, escrita y dirigida por Sebastián Silva (“Crystal Fairy y el cactus mágico”), que se presentó en el Festival de Cine de Sundance de 2015 y se distribuyó posteriormente en salas comerciales estadounidenses de la mano de The Orchard.

Ese mismo año, Wiig intervino en el alabado drama de Sony Pictures Classics “The Diary of a Teenage Girl”, dirigido por Marielle Heller, en el que Wiig compartía cartel con Bel Powley y Alexander Skarsgård, en una historia iniciática basada en la novela gráfica escrita e ilustrada por Phoebe Gloeckner. La trama sigue a una artista adolescente que vive en San Francisco en la década de 1970, e inicia una relación con el novio de su madre (Wiig). “The Diary of a Teenage Girl” se proyectó en el Festival de Cine de Sundance de 2015 y llegaría a la cartelera española el 27 de noviembre de ese año a través de Sony Pictures. Wiig también intervino en el drama de Alchemy “Welcome to Me”, dirigido por Shira Piven (“Fully Loaded”) y producido por Wiig y Gary Sanchez productions. La película se proyectó en el Festival Internacional de Cine de Toronto de 2014. En julio, Wiig encarnó a ‘Courtney’ en la serie de Netflix “Wet Hot American Summer: First Day of Camp” que servía de precuela de la comedia de culto. En junio, Wiig protagonizó junto a Will Ferrell el thriller dramático de Lifetime “Adopción peligrosa”.

En 2013, Wiig protagonizó junto a Guy Pearce, Nick Nolte y Hailee Steinfeld la producción de IFC “Hateship Loveship”, dirigida por Liza Johnson. El filme se basaba en un relato corto de la autora canadiense ganadora del premio Nobel Alice Munro. En 2014, Wiig protagonizó la alabada “The Skeleton Twins”, dirigida por Craig Johnson, frente a Bill Hader y Luke Wilson, que se proyectó en el Festival de Cine de Sundance, con excelentes críticas. Roadside Attractions y Lionsgate distribuyeron el filme en Estados Unidos en septiembre de 2014, mientras que a nuestro país llegaría a través de Sony Pictures el 14 de noviembre de ese año.

Wiig fue nominada a un Emmy por su interpretación frente a Tobey Maguire y Tim Robbins en la épica miniserie paródica de IFC “The Spoils of Babylon”, escrita y dirigida por Matt Piedmont y Andrew Steele, con Will Ferrell como productor ejecutivo. “The Spoils of Babylon” fue uno de los estrenos de mayor audiencia de la historia del canal IFC. Wiig fue nominada a un premio del Sindicato de Actores (SAG) por su interpretación en la segunda temporada, titulada “Spoils Before Dying”, que IFC estrenó en julio de 2015.

En la Navidad de 2013, Wiig intervino frente a Ben Stiller en el drama de 20th Century Fox “La vida secreta de Walter Mitty”, que el propio Stiller también produjo y dirigió, basándose en el relato corto de 1939 de James Thurber. Wiig también tomó parte en el éxito de taquilla “Los amos de la noticia”, donde interpretaba a ‘Chani Lastname’, frente a Will Ferrell y Steve Carell. Wiig también puso voz al personaje de SexyKitten en el filme nominado al Óscar “Her”.

En 2012, Wiig terminó su séptima y última temporada como miembro del reparto del venerado programa de humor de la NBC “Saturday Night Live”. Durante su estancia en “SNL”, Wiig fue nominada cuatro veces a un premio Emmy a la “mejor actriz de reparto en una serie cómica”, interpretando personajes memorables como la nerviosa señora de Target, Doonese, la cantante de Lawrence Welk, la irritante Penelope, que siempre tiene que superar a los demás, la política del Partido Demócrata Nancy Pelosi y Suze Orman. En 2013, Wiig fue nominada como “mejor actriz invitada en una serie cómica” por su regreso al programa como presentadora invitada. En 2012, Wiig puso voz al personaje de ‘Lucy’ en la cinta de animación nominada al Óscar “Gru 2, mi villano favorito, frente a Steve Carell.

En 2011, Wiig protagonizó la comedia de gran éxito de crítica y público “La boda de mi mejor amiga”, cuyo guion coescribió junto a Annie Mumolo, y por el que fueron nominadas a un Óscar, un premio del Sindicato de Guionistas (WGA) y un premio BAFTA al “mejor guion original”. “La boda de mi mejor amiga”, dirigida por Paul Feig y producida por Wiig y Judd Apatow, es la producción más taquillera de Apatow, así como la comedia femenina para mayores de 18 años de más éxito de la historia. Wiig también fue nominada a un Globo de Oro como “actriz principal en un musical o comedia”, mientras que el propio filme fue nominado a un Globo de Oro a la “mejor película musical o comedia”. “La boda de mi mejor amiga” también fue nominada a un premio del Sindicato de Actores (SAG) a la “mejor interpretación de un reparto en una película”.

Sus restantes créditos cinematográficos incluyen “Lío embarazoso”, de Apatow, “Casi perfecta”,Un plan perfecto (Amigos con hijos), escrita y dirigida por Jennifer Westfeldt, “Paul” y “Adventureland”, ambas de Greg Mottola, “Todas las cosas buenas”, con Ryan Gosling y Kirsten Dunst, “Macgruber”, junto a Will Forte, “Extract”, de Mike Judge, con Jason Bateman y Ben Affleck, “Roller Girls”, de Drew Barrymore,¡Me ha caído el muerto!” y “Dewey Cox: Una vida larga y dura” (otra producción de Apatow, en la que intervenía frente a John C. Reilly). También ha aportado su voz a numerosos proyectos de animación, como la serie de Cartoon Network “The Looney Toons Show”, por la que fue nominada a un Emmy, “Los Simpson”, las películas “Gru, mi villano favorito” (tanto la primera como la segunda) y “Cómo entrenar a tu dragón” (tanto la primera como la segunda, así como la tercera, que se estrenará en junio de 2018). Wiig también ha sido estrella invitada en series de televisión como la comedia de la NBC “Rockefeller Plaza (30 Rock)”, “Bored To Death” (HBO) “Arrested Development” (Netflix), “Drunk History” (Comedy Central), “Los Conchords” y “Portlandia” (ambas de IFC).

Wiig, natural de Rochester, Nueva York, empezó su carrera como miembro principal de la compañía teatral de sketches e improvisación de Los Ángeles The Groundlings. Wiig reside actualmente en Los Ángeles.

KATE McKINNON (Jillian Holtzmann) es en la actualidad miembro del reparto de “Saturday Night Live”, labor por la que ha sido nominada al premio Emmy en tres ocasiones (en 2014 y 2015, como “mejor actriz de reparto en una serie cómica”, y en 2014 como “mejor música y letra” por “Twin Bed”). Además, recibió en 2014 el Premio de la Comedia Americana a la “mejor actriz de reparto” por su trabajo en el emblemático programa nocturno de humor. Tras incorporarse al reparto en abril de 2012, ha entretenido a los espectadores con su alabada imitación de Hillary Rodham Clinton, así como con otras imitaciones destacadas, entre ellas de Justin Bieber y Ellen DeGeneres.

McKinnon copresentó la ceremonia de entrega de los premios Independent Spirit de 2016 junto a Kumail Nanjiani (de la serie de HBO “Silicon Valley”). El pasado 1 de abril, McKinnon estrenó en nuestro país la comedia de éxito “Hermanísimas”, con Tina Fey y Amy Poehler. También encarnó a ‘Dallas Boudreau’ en la miniserie de IFC “The Spoils Before Dying” y a ‘Abra Cadouglas’ en “Difficult People”. Próximamente será posible verla en “De-mentes criminales, frente a Kristen Wiig y Zach Galifianakis, y “Office Christmas Party”, frente a Jason Bateman y Jennifer Aniston. Además, pronto empezará a rodar “Rock That Body”, frente a Scarlett Johansson.

Asimismo, McKinnon puso voz a ‘Stella’ en la cinta de animación “Angry Birds, la película y también será posible oírla en la nueva película de Pixar “Buscando a Dory”. McKinnon también ha aportado su voz a diversas series de animación y especiales, como “Los Simpson”, “Padre de familia”, “The Awesomes”, “Nature Cat”, “Los hermanos Venture”, “Robotomy”, “China Il” y “Moonbeam City”, además de hacer de ‘Pez Cat’ en el especial de Halloween de Pixar “Toy Story ¡Terror!”.

McKinnon ha intervenido en varios cortometrajes digitales de Above Average, entre ellos “Notary Publix”, del que es cocreadora. Antes de “Saturday Night Live”, McKinnon actuaba en el Upright Citizens Brigade Theater de Nueva York. Estudió Teatro en la Universidad de Columbia.

 

 

LESLIE JONES (Patty Tolan) fue contratada como guionista en 2014 por “Saturday Night Live”, pero no tardaría en ganar popularidad tras una memorable aparición haciendo de ella misma en el segmento “Weekend Update” del programa. Jones se incorporó oficialmente al reparto durante la temporada 40ª del programa.

En febrero, Jones participó junto a Tracy Morgan, Chris Rock y Whoopi Goldberg en un épico sketch de la ceremonia de entrega de los Óscar de 2016, que imaginaba un típico montaje de los Óscar, aunque protagonizado exclusivamente por actores negros.

Entre los créditos cinematográficos de Jones figuran “Top Five”, de Chris Rock, y “Y de repente tú”, de Judd Apatow. Además, pone voz a un personaje animado en “Canta”, para Illumination Entertainment, junto a Scarlett Johansson, Matthew McConaughey y John C. Reilly.

CHARLES DANCE (Harold Filmore) ha acumulado en unos 35 años de carrera como actor un impresionante historial en todos los medios. Entre sus créditos cinematográficos más recientes se encuentran “The Imitation Game (Descifrando Enigma), en el que aparecía junto a Benedict Cumberbatch y Keira Knightley, “Drácula: La leyenda jamás contada, “La dama de oro, “Victor Frankenstein y “El niño 44, así como la adaptación de Burr Steers de la novela superventas del New York TimesOrgullo + Prejuicio + Zombis”. En julio, será posible verlo también en “Antes de ti”, dirigida por Thea Sharrock, mientras que en octubre regresa a la cartelera española con “Underworld: Blood Wars”. También tiene ya en posproducción “Fanny Lye Deliver’d”, de Thomas Clay, frente a Maxine Peake, y se encuentra rodando “That Good Night”, con John Hurt.

Entre sus títulos anteriores para la gran pantalla destacan “Plenty”, “Pasiones en Kenia, “Good Morning, Babilonia, “El chico de oro”, “Alien 3”, “El último gran héroe”, “Hilary y Jackie”, “Michael Collins”, “Un chico listo (para la productora de Sam Mendes), “Gosford Park”, de Robert Altman, “Mis aventuras con Nanuk, el esquimal” (por el que recibió el premio al “mejor actor” del Festival de Cine de París en 1996), “Desacuerdo perfecto” y “La trampa del asesino”, con Wesley Snipes. Sus restantes créditos cinematográficos incluyen “Encontrarás dragones”, de Roland Joffé, “Caballeros, princesas y otras bestias”, dirigido por David Gordon Green, con James Franco y Natalie Portman, “Templario”, dirigido por Jonathan English, con James Purefoy, Derek Jacobi y Brian Cox, “Hijos de la medianoche”, de Deepa Mehta, adaptación cinematográfica de la obra homónima de Salman Rushdie.

Dance fue nominado a un premio BAFTA al “mejor actor” por “La joya de la corona”. Entre sus numerosos trabajos para televisión figuran “Rebecca”, “The Life and Adventures of Nicholas Nickleby”, “Fingersmith”, “Casa desolada” (por el que fue nominado a un Emmy internacional y ganó el premio del Sindicato de Prensa al “mejor actor”), “Consenting Adults”, “Sombras del amor”, de Giles Forster, “Neverland”, junto a Rhys Ifans y Anna Friel, y “Secret Life”, un documental sobre la turbulenta vida personal de Charles Dickens. Más recientemente, Dance encarnó a ‘Tywin Lannister’ en la popular serie que no deja de batir récords para HBO “Juego de tronos”. También protagonizó recientemente una adaptación de la clásica novela de misterio de Agatha Christie “Diez negritos” para la BBC, junto a Sam Neill, Douglas Booth y Aidan Turner. En 2014, tomó parte en “The Great Fire”, una miniserie de cuatro capítulos de ITV, junto a Jack Huston, Andrew Buchan y Rose Leslie. En 2015, intervino en la miniserie de dos partes “Deadline Gallipoli”, así como en la miniserie de tres partes del canal Syfy “El fin de la infancia”.

Sobre los escenarios, Dance ha interpretado papeles principales con la Royal Shakespeare Company en obras como “Enrique V” y “Coriolano”, y ha trabajado en producciones importantes del teatro comercial de Londres, entre ellas “Largo viaje hacia la noche”, con Jessica Lange, y “Shadowlands”, por la que recibió el premio al “mejor actor” del Círculo de la Crítica de Londres.

Su ópera prima como director y guionista para la gran pantalla fue “Ladies In Lavender”, con Judi Dench y Maggie Smith, por la que ambas actrices fueron nominadas a los premios de la Academia de Cine Europeo.

 

 

MICHAEL KENNETH WILLIAMS (agente Hawkins) es uno de los actores más respetados y alabados de su generación. A base de dar vida a personajes carismáticos y complejos, a menudo con sorprendente ternura, Williams se ha labrado una reputación como intérprete versátil y de talento, con una capacidad única para cautivar a los espectadores con sus impactantes retratos de personajes.

 

Williams es especialmente conocido por su extraordinaria labor en “The Wire (Bajo escucha)”, que se emitió durante cinco temporadas en HBO. El ingenio y el humor que Williams aportó a ‘Omar’, el alegre ladrón averso a las palabrotas, que se dedicaba a robar a los narcotraficantes, le valió grandes elogios y convirtió a ‘Omar’ en uno de los personajes más memorables de la televisión.

Williams también fue uno de los protagonistas principales de la alabada serie de HBO “Boardwalk Empire”, estrenada en 2010. En esta serie producida por Martin Scorsese y Terence Winter, Williams interpretaba a ‘Chalky White’, un contrabandista de la década de 1920, en plena Ley Seca, impecablemente vestido y auténtico dirigente de la comunidad afroamericana de Atlantic City. En 2012, “Boardwalk Empire” ganó un premio del Sindicato de Actores (SAG) a la “mejor interpretación de un reparto coral en una serie dramática”.

Entre sus trabajos más recientes, fue posible ver a Williams en el papel principal de ‘Rock Banyon’ en la miniserie del canal IFC “The Spoils Before Dying”, junto a Will Ferrell, Kristen Wiig y Maya Rudolph. Próximamente, se podrá ver a Williams en un papel protagonista en la esperada serie limitada de HBO “Crime”, escrita y dirigida por Steven Zaillian, frente a John Turturro y Riz Ahmed, que se emitirá en el verano de 2016. El pasado mes de marzo, se pudo ver a Williams en el papel de Leonard en la serie del canal Sundance “Hap & Leonard”, frente a James Purefoy y Christina Hendricks, creada por Jim Mickle y basada en las novelas de Joe R. Lansdale. La primera temporada de seis capítulos se estrenó con récord de audiencia para el canal y una excelente acogida de la crítica y los telespectadores. En la actualidad, se encuentra filmando la miniserie de la cadena ABC “When We Rise”, de Dustin Lance Black y Gus Van Sant, que explora en profundidad los movimientos por la defensa de los derechos civiles y la comunidad LGBT que se han producido en las últimas décadas en San Francisco. Este año, también ha vuelto a colaborar con el director John Hillcoat en “Triple 9”, con Chiwetel Ejiofor, Woody Harrelson y Anthony Mackie, además de aparecer en el filme de Sundance “The Land”.

Williams ha rodado recientemente para New Regency “Assassin’s Creed”, frente a Michael Fassbender y Marion Cotillard, basada en la popular franquicia de videojuegos y dirigida por Justin Kurzel, que tiene previsto su estreno para Navidad de 2016.

Williams también ejercerá de productor ejecutivo, así como de periodista de investigación, de “Black Market”, un programa documental que saca a la luz y habla sobre mercados ilegales por todo el mundo, centrándose especialmente en la gente implicada, para conectar con ellos a nivel humano. “Black Market” será uno de los programas estrella del nuevo canal de Vice, VICELAND.

Williams debutó en la gran pantalla en el drama urbano “Bullet”, tras ser descubierto por el difunto late Tupac Shakur. También apareció en “Al límite”, bajo la dirección de Martin Scorsese. Sus restantes trabajos cinematográficos incluyen papeles en “La carretera (The Road)”, “Adiós, pequeña, adiós”, “La vida en tiempos de guerra”, “Los amos de Brooklyn”, “Wonderful World” y “El mensajero”, frente a Dwayne Johnson y Susan Sarandon. Williams también apareció en el remake de Jose Padilha de “RoboCop”, protagonizado por Joel Kinnaman, Gary Oldman y Michael Keaton, y en un papel secundario en el filme ganador del Óscar de Steve McQueen “12 años de esclavitud”, con Michael Fassbender y Brad Pitt. Intervino en “Anarchy: La noche de las bestias”, la secuela de gran éxito del taquillazo “The Purge. La noche de las bestias, en el papel del cabecilla revolucionario ‘Carmelo Johns’.

En 2014, Williams filmó “Captive”, frente a Kate Mara y David Oyelowo, y “Matar al mensajero”, frente a Jeremy Renner, así como la película más reciente de Paul Thomas Anderson, “Puro vicio”. Williams también protagonizó frente a Mark Wahlberg y John Goodman el remake de Paramount de “El jugador” y el telefilme de HBO “Bessie”, frente a Queen Latifah, por el que fue nominado a un Emmy al “mejor actor de reparto”.

Contribuir a la comunidad constituye una parte importante de la vida de Williams cuando no está ante las cámaras. Está trabajando para poner en marcha Making Kids Win, una organización benéfica cuyo principal objetivo es construir centros comunitarios en barrios deprimidos que necesitan espacios seguros donde los niños puedan aprender y jugar. Williams ejerce en la actualidad de embajador de Justicia Inteligente de ACLU.

Williams, nacido y criado en Brooklyn, Nueva York, empezó su carrera artística bailando profesionalmente a la edad de 22 años. Tras numerosas apariciones en vídeos musicales y como bailarín en giras de conciertos de artistas como Madonna y George Michael, Williams decidió dedicarse en serio a la interpretación. Participó en varias producciones del teatro experimental La MaMA, de la prestigiosa National Black Theatre Company y del Theater for a New Generation, bajo la dirección de Mel Williams.

Michael Kenneth Williams reside en Brooklyn, Nueva York.

CHRIS HEMSWORTH (Kevin) ha logrado convertirse en uno de los actores más solicitados de Hollywood. En 2012, intervino en la cuarta película más taquillera de todos los tiempos, “Los vengadores”, de Marvel, como parte de un elenco estelar, que también incluía a Robert Downey Jr., Samuel L. Jackson y Scarlett Johansson. Ese mismo año, protagonizó “Blancanieves y la leyenda del cazador”, que se estrenó en el primer puesto de la taquilla. Este año, Hemsworth protagonizó la precuela de esa película, “Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo”, frente a Charlize Theron, Jessica Chastain y Emily Blunt.

En diciembre de 2015, Hemsworth pasó por nuestra cartelera como protagonista de “En el corazón del mar”, del director ganador del Óscar Ron Howard, con quien ya había colaborado anteriormente en 2013 en “Rush”, donde encarnó al piloto de Fórmula 1 ‘James Hunt’. En 2015, también participó en la segunda entrega del fenómeno mundial “Los Vengadores”, “Los Vengadores: La era de Ultrón”. Interpretó por primera vez al dios nórdico del martillo en el éxito de 2011 “Thor”, dirigido por Kenneth Branagh. Repitió su papel en 2013, en la segunda entrega de la franquicia, “Thor: El mundo oscuro.

Hemsworth, nacido y criado en Australia, debutó en el cine estadounidense en la cinta de ciencia ficción de J. J. Abrams “Star Trek”, donde interpretaba el papel fundamental de ‘George Kirk’. Entre sus restantes créditos cinematográficos figuran la comedia “Vacaciones”, el thriller de acción de Michael Mann “Blackhat – Amenaza en la red, la cinta de terror y ciencia ficción escrita por Joss Whedon “La cabaña en el bosque” y el remake del clásico de culto de los años 80 “Amanecer rojo”.

Entre sus organizaciones benéficas favoritas, a Hemsworth le gusta brindar su apoyo a la Australian Childhood Foundation.

 

 

ACERCA DEL EQUIPO

 

Paul Feig (director / coguionista / productor ejecutivo) es un creador polifacético, que triunfa igualmente como director, guionista, productor y autor.

El estreno más reciente de Feig fue la comedia femenina de espionaje “Espías”, protagonizada por Melissa McCarthy, Jude Law, Jason Statham y Rose Byrne, que se estrenó en nuestro país el 26 de junio de 2015 y consiguió recaudar más de 230 millones de dólares en todo el mundo. Se trataba de la tercera colaboración entre Feig y McCarthy, que Feig se encargó de escribir, dirigir y producir. Entre los restantes filmes recientes de Feig se encuentran la comedia policiaca “Cuerpos especiales”, con Sandra Bullock y Melissa McCarthy, que recaudó más 220 millones de dólares internacionalmente, y la comedia de éxito “La boda de mi mejor amiga”, con Kristen Wiig, Rose Byrne, Maya Rudolph, Melissa McCarthy y Jon Hamm, que recaudó mundialmente más de 283 millones de dólares y fue nominado a los Óscar a la “mejor actriz de reparto” y al “mejor guion original”.

Feig fundó la productora Feigco Entertainment, que produjo “Espías”, y tiene un acuerdo preferente con Fox. Feigco Entertainment se especializa en desarrollar comedias comerciales atrevidas, con especial énfasis en personajes principales femeninos complejos. Feigco Entertainment cuenta con una serie de proyectos en distintas etapas de desarrollo, como una película con Jamie Denbo y Jessica Chaffin, basada en sus personajes ‘Beth’ y ‘Gina’ de la reciente comedia de éxito de Feig “Cuerpos especiales”, una comedia sin título escrita por las creadoras de la serie “Broad City”, Ilana Glazer y Abbi Jacobson, y una comedia sin título para un grupo de actrices cómicas de etnias diversas, que Melissa Stack escribirá, basándose en una idea original de Feig. Feig también es productor de la cinta de animación nominada al Globo de Oro “Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts”, que se estrenó la pasada Navidad.

Feig colaboró con YAHOO en la serie original “Other Space”, que se estrenó en la primavera de 2015, y suponía el regreso de Feig a la televisión. La serie es una comedia de aventuras galácticas de media hora que recoge las andanzas de un grupo de aventureros espaciales inadaptados que se topan con un universo alternativo. Feig creó la serie y ejerce de productor ejecutivo de la misma.

Feig es un guionista y director nominado al Emmy en tres ocasiones y ganador del premio del Sindicato de Directores (DGA), que es conocido también por haber creado la querida y alabada serie “Freaks and Geeks” y haber ejercido de director y co productor ejecutivo de “The Office”.

 

Fue elegido por la revista Esquire como uno de los hombres mejor vestidos de 2012 y como “el hombre mejor vestido de Hollywood” en la edición Black Book del invierno de 2012 de Esquire.

“Freaks and Geeks” puso en marcha las carreras de Seth Rogen, James Franco y Jason Segel, y la revista Time la proclamó como una de las 100 mejores series de la historia. Feig fue nominado por su labor en esta serie a dos premios Emmy como guionista de comedia, uno por el capítulo piloto y otro por el final de la serie, que también dirigió.

Feig escribiría y dirigiría posteriormente el filme “La fuerza del valor”, basado en el libro homónimo danés escrito por Anne Holm, que cuenta la inspiradora historia de un chico de 12 años que escapa de un campo de trabajo de Bulgaria. La tercera película de Feig fue la comedia familiar de Warner Bros. de 2006 “¡Peligro!, menores sueltos, que se basaba en un episodio de “This American Life”, de Ira Glass.

Feig ha dirigido numerosos capítulos de series de televisión como “Arrested Development”, “The Office”, “Jackie”, “Bored to Death”, “Weeds”, “Rockefeller Plaza (30 Rock)” y “Mad Men”. Ha sido productor ejecutivo tanto en “The Office” como en “Jackie”. En 2008, su labor en “The Office” le valió una nominación a un Emmy a la “dirección en una serie cómica” por el capítulo de una hora “Goodbye, Toby”, y en enero de 2009, ganó el premio del Sindicato de Directores (DGA) a la “dirección en una serie cómica” por el episodio “Dinner Party”. Feig dirigió el capítulo de una hora “Goodbye, Michael”, el último que hizo Steve Carell para la serie.

Feig inició su carrera como cómico monologuista, tras lo que no tardaría en tener éxito como actor de carácter, con papeles regulares en las series de televisión “Dirty Dancing”, ”Good Sports”, “El show de Jackie Thomas”, “The Louie Show” y “Sabrina, cosas de brujas”. También aparecería en películas como “Disparatada patrulla de esquí, de Paul Maslansky, “Pesos pesados”, de Disney, y “The Wonders”, de Tom Hanks. Tras abandonar la serie “Sabrina, cosas de brujas”, Feig escribió, produjo y dirigió su primera película independiente, “Life Sold Separately”.

Además de su trabajo para cine y televisión, Feig es autor de dos memorias cómicas publicadas por Random House, “Kick Me – Adventures in Adolescence” y “Superstud, Or How I Became a 24 Year Old Virgin”, esta última se convirtió en un superventas del New York Times y Los Angeles Times. También es autor de dos novelas de ciencia ficción juvenil, “Ignatius MacFarland: Frequenaut!” e “Ignatius MacFarland: Frequency Freak Out!”, ambas publicadas por Little Brown Books for Young Readers. El relato corto de Feig, “My Parents Give My Bedroom to a Biker”, se incluyó en la colección de relatos de humor juveniles “Guys Read: Funny Business”, de Walden Pond Press.

Feig se graduó por la Escuela de Cine de la Universidad del Sur de California, donde ganó el premio Jack Oakie a la comedia de cine. Tras acabar la universidad, Feig trabajó como lector de guiones para el productor de “Taxi Driver”, Michael Phillips, hasta que se presentó al concurso televisivo “La pirámide de los 25 000 dólares y ganó 29 000 dólares. “Siempre he tendido a excederme intentando cumplir mis objetivos”, bromea.

Katie Dippold (coguionista) tiene en marcha el rodaje de una comedia de madre e hija que aún está pendiente de título, con Amy Schumer y Goldie Hawn como protagonistas, bajo la dirección de Jonathan Levine. Dippold era guionista de la comedia televisiva “Parks & Recreation”, antes de vender su guion especulativo “Cuerpos especiales” (que dirigiría Feig, con Sandra Bullock y Melissa McCarthy como protagonistas). “Cuerpos especiales” ganó un Premio de la Comedia Americana al “mejor guion de comedia” y un premio People’s Choice a la “comedia cinematográfica favorita”. Dippold empezó como guionista e intérprete en UCB, en Nueva York, antes de trasladarse a Los Ángeles, donde consiguió su primer trabajo como guionista en “MADtv”.

 

 

IVAN REITMAN (productor, director del filme de 1984) ha sido la fuerza creativa responsable de películas adoradas por los espectadores de todo el mundo, desde comedias gamberras como “Desmadre a la americana” y “El pelotón chiflado”, a placeres más sofisticados como “Dave, presidente por un día”, “Seis días y siete noches” y “Los gemelos golpean dos veces”.

2016 ha sido un año ajetreado para Reitman. Además de CAZAFANTASMAS, que produce Feig a través de su productora recién creada, Ghost Corps, también está produciendo “Bastards”, junto a Alcon Entertainment, y “Los vigilantes de la playa”, con Dwayne Johnson y Zac Efron, para Paramount Pictures.

La carrera que ha traído tantas risas al público empezó en Canadá, donde emigró su familia desde Checoslovaquia cuando tenía cuatro años. Reitman estudió música en la Universidad McMaster, pero no tardaría en dirigir sus talentos al cine y el teatro.

Poco después de graduarse, Reitman se inició en la producción cinematográfica, primero con la comedia de terror de ínfimo presupuesto “Mujeres caníbales, protagonizada por los actores canadienses Eugene Levy y Andrea Martin, y posteriormente con el programa de televisión en directo “Greed”, del que Dan Aykroyd era presentador. Reitman se trasladó después a Nueva York City y produjo el éxito de Broadway “The Magic Show”, protagonizado por un amigo de McMaster, Doug Henning. Siguió produciendo para los escenarios con el éxito del Off Broadway “The National Lampoon Show”, donde reunió por primera vez a los por aquel entonces desconocidos John Belushi, Gilda Radner, Bill Murray, Harold Ramis y Joe Flaherty. Reitman regresó a Broadway para producir y dirigir el musical “Merlin”, por el que fue nominado al Tony como director y productor. Mientras se encontraba en Nueva York, Reitman volvió a dirigir sus talentos al cine cuando unió fuerzas con National Lampoon para ofrecer la innovadora sensación “Desmadre a la americana”. Tras el enorme éxito de esa comedia, Reitman regresó a Canadá para dirigir “Los incorregibles albóndigas, que sigue estando considerada como una de las películas de más éxito jamás hechas en Canadá.

Su racha de éxitos continuaría con “El pelotón chiflado” y las películas de “Los cazafantasmas”, que juntaban a Bill Murray con Dan Aykroyd y Harold Ramis, “Dave, presidente por un día”, protagonizada por Kevin Kline y Sigourney Weaver, “Peligrosamente juntos”, con Robert Redford y Debra Winger, “Seis días y siete noches”, con Harrison Ford y Anne Heche, “Evolution”, con David Duchovny y Julianne Moore, y una serie de películas que sacaron a la luz la capacidad cómica, desconocida hasta entonces, del héroe de acción Arnold Schwarzenegger: “Los gemelos golpean dos veces” y “Junior” (ambas coprotagonizadas con Danny DeVito), así como “Poli de guardería”.

La lista de créditos como productor de Reitman es igualmente amplia. Produjo las cintas familiares “Beethoven, uno más de la familia” y “Beethoven 2: la familia crece”, así como el telefilme de HBO “Los reyes de la noche”, que fue nominado a siete premios Emmy. Sus restantes trabajos como productor incluyen “Heavy Metal”, “Partes privadas”, la película que mezcla animación con acción real “Space Jam” (que juntaba a Michael Jordan con los personajes de los dibujos de Looney Toons), y los éxitos de la comedia adolescente “Road Trip (Viaje de pirados), “Eurotrip” y “Aquellas juergas universitarias”, protagonizada por Will Ferrell, Vince Vaughn y Luke Wilson.

En 1984, Reitman fue nombrado director del año por la National Association of Theater Owners, y al año siguiente recibió un premio especial como reconocimiento en los premios Genie canadienses. En 1979, y otra vez en 1989, Reitman recibió un premio People’s Choice por las películas “Desmadre a la americana” y “Los gemelos golpean dos veces”, respectivamente. En noviembre de 1994, Reitman se convirtió en el tercer director en recibir el reconocimiento de la revista Variety con un número especial Billion Dollar Director (director de los mil millones de dólares). A finales del año 2000, las películas de Reitman “Desmadre a la americana” y “Los cazafantasmas” fueron elegidas como dos de las películas más divertidas del siglo pasado por el Instituto del Cine Americano. En la actualidad, dirige The Montecito Picture Company, una productora de cine y televisión, con su socio Tom Pollock.

Entre sus proyectos más recientes, destacan el éxito familiar “Hotel para perros, “Presencias extrañas, “Recién graduada, “Chloe”, y la cinta nominada al Óscar “Up In the Air”, que dirigió su hijo, Jason Reitman, y estaba protagonizada por George Clooney. En 2011, dirigió la comedia de éxito “Sin compromiso, con Natalie Portman y Ashton Kutcher. En 2012, produjo la sardónica “Hitchcock”, con Anthony Hopkins y Helen Mirren, mientras que, en 2014, dirigió la película deportiva “Draft Day”, con Kevin Costner.

Reitman está casado desde hace más de 40 años con la antigua actriz de cine de Quebec Geneviève Robert. Juntos, tienen tres hijos y viven en Santa Bárbara, California.

 

 

AMY PASCAL (productora) puso en marcha la productora Pascal Pictures, que trabaja con Sony Pictures Entertainment.

 

Pascal Pictures tiene una serie de proyectos cinematográficos prominentes en diversos estados de desarrollo. Además de CAZAFANTASMAS, Pascal Pictures cuenta con: la próxima entrega de la franquicia de “Spider-Man”, que Pascal está produciendo con Sony Pictures y Marvel, y cuyo estreno está previsto para julio de 2017, una adaptación cinematográfica de la novela “Maestra”, de S. L. Knight, una adaptación cinematográfica de “Lo que no te mata te hace más fuerte”, de David Lagercrantz, secuela de la trilogía de gran éxito de Stieg Larsson Millennium, una adaptación cinematográfica de las memorias de póquer clandestino de Molly Bloom “Molly’s Game”, con guion y dirección de Aaron Sorkin, en la que supondrá su ópera prima como director, y una adaptación cinematográfica de las memorias de la diseñadora de videojuegos Zoe Quinn “Crash Override: How To Save The Internet From Itself”. Pascal Pictures también produce para televisión, y entre sus primeros se cuentan “Darktown”, que adquirieron junto a Sony Pictures Television, y una serie sobre Los Ángeles en las décadas de 1960 y 1970, basada en las memorias de Eve Babitz, que producirán con TriStar Television.

Pascal se incorporó a Columbia Pictures en 1988, mientras Dawn Steel era presidenta. Salvo por un breve período en el que puso en marcha Turner Pictures para Ted Turner, Pascal ha pasado los últimos 27 años de su vida en Sony Pictures.

Pascal fue presidenta del Motion Picture Group de SPE durante 20 años. Durante el tiempo que ocupó su cargo, Pascal y su equipo fueron responsables de algunas de las películas más populares y rentables de los últimos años, como “La gran estafa americana (American Hustle)”,Capitán Phillips”, la franquicia de Spider-Man, las películas de James Bond “Casino Royale”, “Quantum of Solace” y “Skyfall”, así como “Moneyball: Rompiendo las reglas”,La red social”,Infiltrados en clase”,La noche más oscura (Zero Dark Thirty)”,District 9”,El código Da Vinci” y “Ángeles y demonios”, “Hitch: Especialista en ligues”,En busca de la felicidad”,Un papá genial”,Supersalidos”,Stuart Little”, “Click”, “Los ángeles de Charlie”, “Cuando menos te lo esperas”, “50 primeras citas”, “Salt”, “Inocencia interrumpida”, “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres”, “La habitación del pánico”, “Julie y Julia”, “2012”, “S.W.A.T. Los hombres de Harrelson”; “Ghost Rider: El motorista fantasma”, “El grito (The Grudge)”, “Come, reza, ama”, “This Is It”, “Big Fish”, “Bienvenidos a Zombieland”, “Rumores y mentiras”, “Lluvia de albóndigas”, “Destino de caballero”, “Ali”, “Los amos de Dogtown”, “The Interview (Una loca entrevista)”, “Superfumados”, “Hermanos por pelotas”, “Mujer blanca soltera busca…”, “Los idus de marzo”, “Crueles intenciones”, “28 días”, “Adaptation (El ladrón de orquídeas)”, “Corazones de acero”, la franquicia de “Men in Black”,The Karate Kid”, “Memorias de una geisha”, “The Equalizer: El protector” y “Dos policías rebeldes II”.

Durante los primeros años de Pascal en Columbia, supervisó títulos tan memorables como “Atrapado en el tiempo”, “Despertares”, “Ellas dan el golpe”, “Mujercitas”, “Sentido y sensibilidad” y “Todo por un sueño”.

En 1994, Pascal se incorporó a Turner Pictures como presidenta de producción. Durante los dos años que pasó en Turner, la compañía fue responsable de proyectos como “Michael”, “El cielo sobre Berlín”, “Un domingo cualquiera”, “Tienes un e-mail” y “Fallen”.

Pascal empezó su carrera trabajando para el legendario productor de la BBC Tony Garnett en Kestral Films, donde produjeron “Las chicas de la Tierra son fáciles”.

En 2013, Pascal fue elegida para formar parte del consejo directivo de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE. UU.

También es miembro del comité honorario de la Epilepsy Foundation of Greater Los Angeles y, en 2008, recibió el Premio Humanitario del Centro Simon Wiesenthal.

Pascal se crió en Los Ángeles, donde aún vive con su marido e hijo.

JESSIE HENDERSON (productora ejecutiva) empezó su carrera, tras graduarse magna cum laude por Emerson College, trabajando en “Tough Crowd with Colin Quinn” y “El Show de Dave Chappelle”. De ahí pasaría a trabajar en Universal Pictures, antes de acabar en Chernin Entertainment, donde organizó y coprodujo “Cuerpos especiales”, con Melissa McCarthy y Sandra Bullock. En abril de 2013, Henderson se asoció con Paul Feig para formar Feigco Entertainment, donde produce y encabeza el desarrollo de numerosos proyectos para Fox. Su estreno más reciente fue el éxito de taquilla “Espías”, protagonizado por Melissa McCarthy y Jude Law. También fue productora ejecutiva de la alabada serie de Yahoo Screen “Other Space”. Entre sus próximos proyectos como productora se encuentran la primera película de Abbi Jacobson e Ilana Glazer, para Fox, y la nueva película de Amy Schumer, “Untitled Mother-Daughter/Action Comedy Project”, que se está rodando en estos momentos.

ROBERT YEOMAN, ASC (director de fotografía) nació en Pensilvania y se crió en Wilmette, un suburbio de Chicago.

Se graduó por la Universidad de Duke y obtuvo un máster en Producción Cinematográfica por la Universidad del Sur de California.

Descubrió su pasión por la fotografía y empezó a filmar anuncios. En 1985, Yeoman trabajó en su primera película, como director de fotografía de la segunda unidad de “Vivir y morir en Los Ángeles”, de William Friedkin, con quien volvería a colaborar poco después en “Desbocado”. Tras ello participaría en numerosos títulos independientes. Es especialmente conocido por “Drugstore Cowboy”, de Gus Van Sant, por el que recibió un premio Independent Spirit a la “mejor fotografía” en 1990. Desde entonces, Yeoman ha rodado cientos de anuncios y numerosos filmes. Entre sus comedias para los grandes estudios figuran “Di que sí”, “La boda de mi mejor amiga”, “Todo sobre mi desmadre, “Cuerpos especiales” y “Espías”. Yeoman ha colaborado con Wes Anderson en todas sus películas, incluidas “Bottle Rocket (Ladrón que roba a ladrón), “Academia Rushmore, “Los Tenenbaums: Una familia de genios, “Life Aquatic”, “Viaje a Darjeeling, “Moonrise Kingdom” (por la que fue nominado a otro Independent Spirit), y “El Gran Hotel Budapest”, por la que fue nominado a un Óscar y un premio BAFTA. Entre sus restantes créditos destacan “Una historia de Brooklyn”, de Noah Bombach, “Dogma”, de Kevin Smith, “CQ”, de Roman Coppola, “Vuelo nocturno, de Wes Craven, y “Love and Mercy”, de Bill Pohlad.

Yeoman es miembro de la American Society of Cinematographers (Sociedad Americana de Directores de Fotografía) y de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE. UU. Además, ha sido jurado del Festival de Cine de Sundance (competición dramática) y de los premios Gotham.

Vive en Santa Mónica, California, con su mujer y sus dos hijos.

JEFFERSON SAGE (diseñador de producción) y Paul Feig han disfrutado de numerosas colaboraciones a lo largo de los años, tanto en cine como en televisión, entre ellas “Espías” y “Cuerpos especiales”, así como la taquillera comedia “La boda de mi mejor amiga”, por la que fue nominado a un premio del Sindicato de Directores Artísticos (ADG).

Sus restantes créditos cinematográficos incluyen varias películas con el director Jake Kasdan, como “Sex Tape. Algo pasa en la nube”, “Bad Teacher”, “Dewey Cox: Una vida larga y dura” y “The TV Set”. Entre sus restantes créditos figuran “Tammy”, de Ben Falcone, “Si fuera fácil”, “Hazme reír (Funny People)” y “Lío embarazoso”, las tres del director Judd Apatow, “Paul”, de Greg Mottola, y “Año uno”, de Harold Ramis.

En televisión, ha trabajado como diseñador de producción en numerosos pilotos, como “New Girl”, para Fox, y la nueva serie de Christine Gernon para la cadena ABC “Speechless”. Entre sus créditos televisivos anteriores se encuentran la alabada serie de Judd Apatow y Paul Feig “Freaks and Geeks”, así como el siguiente trabajo de esa misma pareja creativa, “Vida universitaria (Undeclared)”. Sage también diseñó “El show de Bernie Mac”.

Sage está licenciado en Artes Dramáticas por el College of William and Mary y continuó sus estudios en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York, donde obtuvo un máster en Diseño de Decorados e Iluminación para los Escenarios. Sage empezó su carrera en Nueva York como diseñador y ayudante de diseño en teatro, ópera, ballet, anuncios y películas industriales, antes de pasar a la televisión y el cine. En la actualidad, reside en Los Ángeles con su mujer e hija.

PETER G. TRAVERS (supervisor de efectos visuales) entre sus trabajos más recientes, supervisó la contribución de Sony Pictures Imageworks al gran éxito de taquilla mundial de Marvel Studios “Guardianes de la galaxia”, “Capitán América: El Soldado de Invierno”, de Marvel/Disney, “Infiltrados en la universidad”, de Columbia Pictures y “Juntos y revueltos”, de Warner Bros.

Anteriormente, Travers fue supervisor de efectos visuales de “Lluvia de albóndigas 2” y realizó una labor similar en los títulos de Columbia Pictures “Peso pesado” y “Zooloco, ambos para el director Frank Coraci.

Travers también supervisó al equipo de Sony Pictures Imageworks que ayudó a dar vida a la compleja adaptación del cómic de superhéroes de Warner Bros. “Watchmen”. Además de trabajar en el ‘Dr. Manhattan’, el personaje humano completamente digital, Travers y su equipo trabajaron en cientos de planos de la épica cinta, entre ellos entornos generados por ordenador tan importantes como una visualización digital de Marte y un modelo 3D de Nueva York.

Travers colaboró por primera vez con Coraci como supervisor de efectos visuales en “Click”. Sus restantes créditos en Imageworks incluyen hacer de supervisor de efectos visuales de “Zathura, una aventura espacial”, supervisor de efectos digitales de “El aviador” y supervisor digital de “La mansión encantada”, “Matrix Reloaded”, “El Señor de los Anillos: Las dos torres”, “Stuart Little 2” y “Harry Potter y la piedra filosofal”. Se incorporó a Imageworks en 1999 para supervisar la animación de efectos en “El hombre sin sombra”, que sería posteriormente nominada al Óscar a los mejores efectos visuales.

Antes de Sony Pictures Imageworks, Travers trabajó como supervisor digital en la ganadora del Óscar de 1998 a los “mejores efectos visuales”, “Más allá de los sueños”. También realizó esa misma labor en “Supernova (El fin del universo)”, “Star Trek: Voyager”, “Equinox”, “How to Survive” y “Little Vampires”.

En 1997, Travers fundó ShadowCaster Productions, donde ayudó a crear el tráiler del Festival de Cine de Santa Bárbara.

Travers se incorporó a Santa Barbara Studios en 1995, donde fue director técnico jefe en el corto documental “Cosmic Voyage” y en proyectos televisivos como “Duck Dodgers” y capítulos de “Star Trek: Voyager”, como “Lifesigns” y “Cold Fire”.

En 1994, Travers trabajó para Dream Quest Images, donde adquirió experiencia de producción trabajando en “Marea roja” y “Moisés”.

Travers consiguió su gran oportunidad en 1993, cuando lo contrató Wavefront Technologies y empezó a crear efectos como miembro del equipo de desarrollo de Dynamation.

Se graduó por el Instituto Politécnico de Worcester en Ingeniería Mecánica.

 

 

JEFFREY KURLAND (diseñador de vestuario) empezó su carrera en diseño de vestuario en Nueva York. Tras graduarse en Diseño por la Universidad Northwestern, se trasladó a la Costa Este para diseñara para el teatro, lo que no tardaría en conducirlo a diseñar vestuario para el cine cuando empezó a diseñar las elegantes películas del director Woody Allen.

Kurland tiene el particular honor de haber sido el diseñador de vestuario de 15 películas de Woody Allen, empezando a finales de los 70 y llegando hasta mediados de los 90. Más allá de las películas de Allen, ha trabajado desde entonces en más de 40 producciones, que le han permitido colaborar con muchos directores de renombre, como Milos Forman, Neil Jordan, Steven Soderbergh, Michael Mann, Nora Ephron, Brad Bird y Christopher Nolan, entre otros.

A lo largo de su carrera en el cine, Kurland ha vestido a multitud de actores principales. Ha creado diseños para actrices principales como Julia Roberts, Marianne Cotillard, Cameron Diaz, Annette Benning, Diane Keaton, Gena Rowlands, Emma Thompson y Ellen Page. La lista de actores principales a los que ha vestido elegantemente incluye a George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Jamie Foxx, Tom Cruise, Robert Downey Jr. Michael Caine, Viggo Mortensen, Jeremy Irons y Leonardo DiCaprio. Recibió un premio BAFTA, el mayor galardón cinematográfico del Reino Unido, por sus diseños para “Días de radio” y una nominación a un Óscar por su trabajo en “Balas sobre Broadway”. Kurland recibió el premio del Sindicato de Diseñadores de Vestuario por sus diseños para el filme “Erin Brockovich”, así como sendas nominaciones del sindicato por su labor en “Ocean’s Eleven (Hagan juego)” y “Origen”. Su labor también ha sido reconocida con el premio con el premio Hamilton Timeless Style.

Jeffrey Kurland forma parte del consejo directivo de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE. UU., y en la actualidad es el primer vicepresidente de AMPAS. Durante los últimos cuatro años, ha creado y producido el Governors Ball de la ceremonia de entrega de los Óscar. En 2013, tras muchos años de negociación, consiguió crear una rama específica para el diseño de vestuario en la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE. UU. Ha dado charlas sobre el arte del diseño de vestuario en numerosos simposios en el Sindicato de Directores de América, El Instituto del Cine Americano, la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de los EE. UU. y UCLA, donde también dio clase durante un semestre. Sus trabajos de diseño han formado parte de varias exposiciones por todo el mundo. Se encargó de seleccionar el contenido de la exposición 50 Designers/50 Costumes: Concept to Character para la Academia. El trabajo de Kurland ha podido verse en las publicaciones Screencraft Costume Design, 50 Designs/50 Costumes: Concept to Character y Dressed: A Century of Hollywood Costume Design. En la actualidad, está representado en la exposición “Hollywood Costume”, que empezó en el Museo de Victoria y Alberto de Londres y se encuentra actualmente de gira por el mundo.

THEODORE SHAPIRO (música) fue a ver “En busca del arca perdida” en 1981 cuando no era más que un niño de nueve años y salió del cine convencido de dos cosas: 1) quería ser arqueólogo, y 2) podía dejar de pensar en la música. Sus planes de convertirse en arqueólogo acabaron desvaneciéndose, pero su interés por la composición de bandas sonoras no. Estudió Música en la Universidad Brown, escribió un musical sobre una cabeza congelada criogénicamente, y tocó en un grupo musical neo-disco llamado God. Shapiro realizó un máster en composición por la escuela Juilliard. Empezó a componer para el cine, así como encargos para salas de concierto, incluidas obras interpretadas por Los Angeles Philharmonic, Seattle Symphony, New York Chamber Symphony y St. Paul Chamber Orchestra.

Tras componer las partituras de destacados filmes independientes en Nueva York (entre ellos “Girlfight”, de Karyn Kusama, y los títulos de David Mamet “El último golpe” y “State and Main”), Shapiro recibió el encargo de escribir la banda sonora de la comedia de éxito “Aquellas juergas universitarias”, para el director Todd Phillips. Desde entonces, se ha convertido en uno de los compositores más solicitados de Hollywood.

Entre sus trabajos más recientes se encuentran “Espías”, dirigida por Paul Feig y protagonizada por Melissa McCarthy, “Trumbo: La lista negra de Hollywood”, dirigida por Jay Roach y protagonizada por Bryan Cranston y Helen Mirren, “El becario”, dirigida por Nancy Meyers y protagonizada por Robert De Niro y Anne Hathaway, “La vida secreta de Walter Mitty” (por la que ganó un premio International Film Music Critics), “St Vincent”, ópera prima de Ted Melfi como director, protagonizada por Bill Murray, e “Infinitely Polar Bear”, con Mark Ruffalo y Zoe Saldana. Shapiro fue nominado a un Emmy por su banda sonora del telefilme de HBO “Game Change”. Entre sus restantes trabajos destaca la comedia de acción dirigida por Ben Stiller “Tropic Thunder, ¡una guerra muy perra!”, las películas de David Frankel “Una pareja de tres”, basada en la novela superventas, y “El Diablo viste de Prada”, con Meryl Streep y Anne Hathaway, la comedia masculina de John Hamburg “Te quiero, tío” y la cinta de animación nominada al Óscar “¡Piratas!”. El próximo estreno de Shapiro es otra comedia de John Hamburg, “Why Him?”, protagonizada por Bryan Cranston y James Franco.

 

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.