Ciudadanos se dispara y es la tercera fuerza política en España

4462759RTVE Ciudadanos sigue cosechando réditos en sus expectativas electorales a nivel nacional tras las elecciones catalanas y sería hoy por hoy la tercera fuerza (20,7% de intención de voto), superando por primera vez a Unidos Podemos (19%) desde la celebración de las últimas elecciones generales. El PP seguiría, no obstante, siendo el partido más votado de España y ganaría unos nuevos comicios (26,3%), por delante del PSOE (23,1%), según el primer barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de 2018, correspondiente al mes de enero [ver barómetro del CIS de enero, en .pdf].

Este barómetro es el primero con estimación de voto desde las elecciones catalanas del pasado 21 de diciembre (que ganó el partido naranja, encabezado por Inés Arrimadas) y las últimas encuestas publicadas en varios medios de comunicación, que apuntaban a un fuerte repunte de Ciudadanos en el conjunto de España.

Y arroja, como ya ocurría en el último barómetro del CIS, un ganador claro, Ciudadanos, que pega otro salto de intención de voto, ante unos rivales que pierden voto (PP y PSOE) o se estancan (Unidos Podemos). 

Razones numéricas para el optimismo en las filas del partido naranja y para la autoevaluación de su estrategia política en los últimos meses, compitiendo en el eje nacionalista y de reformas cara a cara con ‘populares’ y socialistas, pese a no gobernar en ninguna comunidad autónoma.

En año y medio desde las elecciones generales del 26-J, habrían subido sus votos siete puntos, los mismos que ha perdido en intención de voto el PP. Dicho de otro modo, desde las últimas generales, Ciudadanos habría recortado su distancia electoral con el PP de 20 puntos a 5,6.

Eco del resultado electoral en Cataluña

La última encuesta electoral del CIS del pasado mes noviembre (que se realizó antes de la declaración de independencia en el Parlament catalán aplicación del artículo 155 de la Constitución) ya disparaba las expectativas electorales del partido de Albert Rivera, que subía tres puntos y estaba a un paso de superar a Unidos Podemos, formación que perdía fuelle y bajaba dos puntos en estimación de voto.

Por lo que evidencian estos datos, la tendencia alcista de la marca de Albert Rivera continúa a rebufo de los resultados en Cataluña, donde por primera vez fue el partido más votado, aunque ello no le sirviera para formar gobierno, dada la mayoría obtenida por los partidos independentistas. Ahora superan su propio récord y sobrepasan la barrera del 20% de votos, al menos desde el punto de vista demoscópico.

Un 15 % de quienes votaron al PP en 2016 dicen que ahora lo harían a Cs

Su ascenso hace sombra a los números del PP y del PSOE, que pierden ambos intención de voto, aunque más en el caso de los ‘populares’, incapaces de detener su sangría en los últimos barómetros del CIS. Si en el de octubre (publicado en noviembre), perdían ocho décimas, ahora se dejan casi dos puntos, un 1,7%, hasta el 26,3% de intención de voto, que serviría no obstante a Mariano Rajoy para reeditar una victoria electoral, aunque erosionada respecto a sus resultados en 2016, que ganó con el 33%.

El cruce de variables demuestra con mayor claridad que la subida de Ciudadanos se produce a expensas del PP. Según la encuesta del CIS, el 15,1% de quienes votaron al PP en 2016 se plantean ahora hacerlo por el partido de Rivera. Además, el sondeo subraya la mayor fidelidad de sus votantes, ya que el 82,7% de sus electores el 26-J lo volverían a hacer hoy si hubiera elecciones.

El barómetro del CIS basa en casi 2.500 entrevistas personales y domiciliarias realizadas entre el 2 y el 14 de enero, pocas semanas después de las últimas elecciones en Cataluña, con un margen de error del 2%.

PP y PSOE caen, pero los socialistas acortan distancias

El PSOE, por su parte, cae un 1,1% de intención de voto hasta el 23,1% y ve cómo el ‘efecto Pedro Sánchez’ se diluye desde el verano pasado, cuando se situaba casi en el 25% de los votos. Aunque las siglas socialistas mejoraron ligeramente su resultado en las elecciones catalanas, esta recuperación no se ha proyectado a nivel nacional.

De todos modos, los socialistas obtienen el dato positivo de que su distancia con los ‘populares’ se reduce de 3,8 a 3,2 puntos, gracias a que caen menos que el PP.

En cuanto a Podemos, la crisis en Cataluña continúa pasando factura a la confluencia encabezada por Podemos y Pablo Iglesias, dado que, aunque sube medio punto en intención de voto, del 18,5% del barómetro de octubre al 19% actual, cae relegado a la cuarta plaza.

Hay que recordar que estos resultados son fruto de las estimaciones que hace el CIS ponderando la intención de voto directo. Sin este cálculo, la conocida como ‘cocina’ del CIS, en voto directo es el PSOE el que se sitúa en primera posición con el 15,9%, por delante de Cs (15,7%) y PP (15,5%) -equivale a un triple empate-, a distancia de Podemos y sus confluencias, con el 10,6% en este apartado. Eso sí, uno de cada cinco encuestados (19,2%) afirma que no sabe a quién votaría o no contesta.

Mejora de los independentistas catalanes

Las urnas en Cataluña también han impulsado el optimismo en los votantes independentistas, a la luz de este barómetro. Tanto ERC como el PDeCAT han visto aumentar sus apoyos, en especial los republicanos, que pasan del 2,7% del barómetro anterior al 21-D al 3,4% en enero. El PDeCAT, las siglas en el Congreso de los exconvergentes de Junts per Catalunya, también suben, aunque menos, del 1,6% al 2%.

Incluso, la marca catalana de Podemos, En Comú Podem, sube un par de décimas, obteniendo un 3,7% de intención de voto.

En cuanto a otros partidos, se mantienen más o menos en sus porcentajes anteriores: el PNV obtendría el 1,2% de los votos (cae una décima), EH Bildu el 0,8% (una décima menos) y Coalición Canaria es la más perjudicada, agudizando su lenta pérdida de votos (pierde otra décima, hasta el 0,2%).

Albert Rivera, el líder mejor valorado

De forma paralela, en lo que se refiere a los líderes de los principales partidos nacionales, Albert Rivera es el mejor valorado por los ciudadanos, con un 4,01 de nota sobre diez, mientras que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, es el peor entre los cuatro grandes partidos y el penúltimo en la calificación de los portavoces con representación en el Congreso.

Tras el presidente de Ciudadanos, el líder más valorado es el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con un 3,68, seguido del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que tiene una nota de 2,87, por delante del 2,54 de Pablo Iglesias.

Para los ciudadanos encuestados por el CIS, obtiene mejor puntuación que Pablo Iglesias el líder de la confluencia catalana de Unidos Podemos, Xavier Domènech (En Comú Podem), con un 3,53. El líder de IU, Alberto Garzón, también es mejor valorado que el secretario general de Podemos, con un 3,67.

Entre los miembros del Gobierno, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría (3,58), continúa siendo la más valorada por los ciudadanos, mientras que el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, regresa al último lugar vuelve a situarse como el peor calificado (2,33).

Cerca de la mitad de los encuestados, un 47%, no tienen ninguna confianza en el presidente del Gobierno y un 31,2% declara tener poca, mientras que un 16,8% tiene bastante y solo un 3,3% manifiesta que mucha.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.