728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Cómo un desnudo editado por computadora puede engañar

Cualquiera que vea a Cersei Lannister siendo escupida, agredida y abucheada durante la escena de su penitencia en el último capítulo de la quinta temporada de la serie Game of Thrones pensaría que se trata de la actriz Lena Headey. Se la ve desnuda de pies a cabeza de una forma que sería imposible de falsear hace algunas décadas.

Si la curiosidad lo impulsa a ver la escena o una de las tantas fotos que se pueden encontrar en la web de esta actriz, piense si hay alguna forma posible de que, del cuello para abajo, se trate de otra persona. Lo más probable es que su respuesta sea un no rotundo o un “con la tecnología de hoy se puede hacer cualquier cosa”. Si pensó lo segundo, está en lo correcto.0001778082

Las imágenes generadas por computadora (CGI, por su sigla en inglés) llegaron a los desnudos desde hace ya algún tiempo y esto está cambiando la forma en la que se representan situaciones en las que se muestra más piel de lo habitual. La tecnología permite incluso revivir a los muertos, como ocurrió en la película Rápidos y furiosos 7 con el actor Paul Walker, quien falleció en la mitad del rodaje. Con este software especializado, artistas digitales trabajan toma a toma para lograr el efecto deseado y, por lo que vienen demostrando, no hay límites. Fiel a sus orígenes, el cine sigue incorporando trucos cada vez más precisos para mostrarle al ojo aquello que no podría ver en la vida real, en este caso sobre el cuerpo humano.

En la mencionada escena de Game of Thrones, el rodaje llevó tres días y la caminata se hizo dos veces por las calles de Dubrovnik, Croacia: una con Headey y otra con Rebecca Van Cleave, la actriz –14 años menor– que se animó a exponer su cuerpo a la agresión ficticia de cientos de extras.

Headey argumentó que quería enfocarse en la parte emocional de la actuación y por eso no se expuso desnuda. Sin embargo, también se comentó que estaba embarazada al momento de la filmación y que el desnudo no estaba dentro de su contrato, o que era demasiado perturbador y por eso decidió no hacerlo. “Si alguien es lo suficientemente valiente como para hacer esto, la aplaudo”, dijo en entrevista con la revista Entertainment Weekly. Ya sea por una razón u otra, Hollywood se las está ingeniando para disfrazar una especie de Photoshop de video.

El arte de engañar

“Siempre ha habido dobles de cuerpo y siempre ha habido escenas con desnudos en las que la actriz no era la que el público creía; esto ha ocurrido desde los comienzos”, dijo al portal de noticias The Verge Jim McBride, alias Mr. Skin, fundador del sitio homónimo de dudosa ética pues desde 1999 recopila los desnudos de actrices y permite al público ponerles un puntaje.

La diferencia que los efectos por computadora agregan (al menos, desde hace algunos años) es que confunden a los espectadores sobre la autenticidad de lo que se ve detrás del lente. Esto es lo que molesta a Mr. Skin, cuya tarea es dilucidar la veracidad de estas tomas.

Al igual que él, los usuarios del sitio comunitario Reddit se preocuparon por analizar cuadro a cuadro la interpretación de Headey para encontrar el detalle que confirmara lo que la actriz contaría luego a la prensa: que no se trataba de ella. Algunos llegaron incluso a comparar el cuerpo que aparecía en Game of Thrones con otras apariciones de Headey sin ropa.

Incluso, se encontró que el cuello de Cersei desnuda resultó ser más largo que el de ella vestida. Y son ese tipo de retoques los que preocupan. Así como la publicidad se ha aprovechado para mostrar rostros perfectos y cuerpos sin fallas, en el cine, con estos efectos se puede promover el mismo concepto: transformar a los cuerpos de las actrices en un ideal de belleza que dista de la realidad.

¿Cuántas veces se usa esta tecnología y para qué? Nadie lo sabe. Un reportaje reciente del sitio de noticias Mashable investigó el beauty work (‘trabajo de belleza’, en español) y lo describe como un secreto acordado dentro de la industria cinematográfica, que se usa para ayudar a que una actriz de 30 años pueda interpretar a una adolescente de 17, para hacer que Brad Pitt pudiera parecer un anciano y un niño en El curioso caso de Benjamin Button, y para embellecer a un actor. “La primera regla del trabajo de belleza es: no se habla del trabajo de belleza”, explica el periodista Josh Dickey.

Si no, basta con ver las reacciones de los fanáticos en redes sociales al ver las curvas naturales de Scarlet Johansson en su desnudo para la película Under the skin o las críticas que recibe la directora y actriz Lena Dunham por mostrarse desnuda y en ropa interior en su serie Girls. “Si no te gusto ese es tu problema y tendrás que resolverlo con cualquiera que sea el profesional que contrates”, respondió hace un tiempo a la pregunta de un periodista sobre la cantidad de desnudos que se hacen en Girls, especialmente por parte de Dunham con su cuerpo tal cual es.

Tres ejemplos


Paul-Walker
image-212380


Jessica Alba. En la película Machete, Alba grabó la escena de su desnudo con ropa interior y luego los efectos especiales hicieron el resto con su cuerpo.

Audrey Hepburn. En 2013, los gráficos por computadora le dieron vida a la fallecida actriz para una publicidad de chocolates. Otra actriz hizo el papel y luego el software recreó su rostro y gestos.

Paul Walker. En Rápidos y furiosos 7 se lo revivió usando tomas previas y un modelo generado en 3D. También se recurrió a la actuación de sus hermanos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.