728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

De cuñadeos y de irresponsabilidades políticas

timthumb2José Antonio Palao.

Profesor del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Jaume I de Castelló.

Supongamos que cuñadeo un poco y me pongo en la piel del otro. El otro radical para mí es el españolito de derechas (todos los que no se manifiestan de izquierdas en el más amplio sentido del término) y que está nervioso porque no hay modo de que se forme un gobierno. Bueno, yo cogería en un aparte a mi amado Rey D. Felipe y le instaría a enganchar de las solapas a ese cabestro irresponsable que es Rajoy, el máximo obstáculo a la política institucional hoy por hoy, y le conminaría a presentarse a la investidura o a largarse a su casa. Ya. Rajoy, desde los patrones morales y paradigmas de ese “mi otro” se está comportando como un niñato irresponsable, sin duda. Y digo bien, los de ese “mi otro”, porque a mi “yo mismo” con mi mecanismo se la recantifnla que haya gobierno central o no.

A partir de aquí, dos reflexiones:

1) Para quien no lo haya vivido contemporáneamente, de la historia de la democracia española desde la Transición hay dos narrativas: la hagiográfica, que lo pintaba todo de color de rosa, y la satánica que lo pinta todo como un contubernio entre corruptos para prolongar el franquismo. Las dos son, si se toman de modo absoluto, falsas. Cabe recordar, que D. JCI, padre del actual, era un personaje secularmente odiado por la derecha, que lo consideraba un traidor al legado franquista y siempre se dijo que se llevaba mucho mejor con los presidentes socialistas que con Aznar. Viene a cuento de la desfachatez y falta de respeto con la que está tratando a su hijo Rajoy. Me recuerda vivamente al Arias Navarro de la pre-transición tratando al padre como el pito del sereno. La vida le mejoró mucho con Suárez primero, y González después. En cuánto le mejoró, bueno ahí la narrativa satánica puede estar apuntando algunas verdades.

2) Todos los voceros carpetovetónicos de ultra-derecha y de la caverna mediática que llevan décadas llenándose la boca con que la descentralización y las autonomías eran un despilfarro y un desgobierno podrían darse una autopatadita en los genitales como muestra de arrepentimiento. ¿Os imagináis el estado en que estaría el Estado si éste fuera canónicamente centralista? Si el país está funcionando es gracias a las autonomías y a los ayuntamientos; si no, de qué. Estaríamos -y esto lo digo en serio- en más absoluto caos, de lo contrario. Hablo desde la máxima asepsia de la que soy capaz, quede claro. Una vez se ha articulado un lugar central plenipotenciario para el poder, si éste queda vacante el caos es inminente porque nada hilvana los distintos tejidos administrativos y sociales. De ahí, que la descentralización sea la tabla de salvación. Que tomen nota los cavernícolas del neoliberalismo fascista español. Pero también todos aquellos que confían ciegamente en las bondades de los férreos liderazgos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.