728x90

Declaración de Kerry sobre el asesinato de Steven Sotloff por el grupo terrorista ISIL

EE-UU-John-Kerry-AFP_NACIMA20130418_0103_6
El mundo fue testigo otra vez de la inefable brutalidad de los asesinos terroristas de ISIL cuando vimos que Steven Sotloff, un periodista estadounidense que salió de su hogar en Florida para relatar la historia de valientes personas en Oriente Medio, nos era arrebatado en un acto de salvajismo medieval por un cobarde cubierto por una máscara.

No hay palabras suficientemente fuertes para expresar el pesar que sentimos por su familia, en particular su madre, cuyo vídeo haciendo un pedido de piedad nos partió el corazón ya que apela a cualquier padre o madre que se haya preocupado alguna vez por un hijo o hija que vaya a lugares peligrosos a hacer el trabajo que ama.

Este joven era un periodista decidido y valiente que había informado desde lugares como Siria, Libia, y Egipto. Las crónicas de Steven Sotloff eran tan solidarias como sus asesinos son malvados. Se centraba en las historias de la gente común atrapada en la guerra, documentaba su lucha por la dignidad día a día. Como Martha Gellhorn, relataba la humanidad frente a lo inhumano, contó las historias de enormes eventos generacionales como si les ocurrieran a personas que ustedes conocían en su propia vida.

Para muchos que trabajaron durante mucho tiempo para traer a Steven y a los demás estadounidenses salvos a su hogar, este no es el final que la historia debería haber tenido. Es un puñetazo en el estómago. El gobierno de Estados Unidos ha utilizado todas las herramientas militares, diplomáticas, y de inteligencia que tenemos, y siempre lo haremos así. Nuestras fuerzas de operaciones especiales han arriesgado valientes operaciones militares para salvar estas vidas y hemos intentado el contacto diplomático con todos y cada uno de aquellos que hubieran podido ayudar. Estos esfuerzos continúan, y nuestras oraciones siguen, como siempre, para las familias de los rehenes que continúan atrapados en Siria en la actualidad.

La barbarie, tristemente, no es algo nuevo en nuestro mundo. Tampoco lo es la maldad. Hemos peleado contra ello antes, y pelearemos hoy. Cuando terroristas en cualquier parte del mundo han asesinado a nuestros ciudadanos, Estados Unidos les ha hecho responsables, sin importar cuánto tiempo tome. Aquellos que han asesinado a James Foley y Steven Sotloff en Siria deben saber que Estados Unidos les hará responsables también, sin importar cuánto tiempo tome.

Read more: http://iipdigital.usembassy.gov/st/spanish/texttrans/2014/09/20140903307455.html?CP.rss=true#ixzz3CLFEpNx6

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.