EE.UU., Francia y Reino Unido bombardean Siria por el presunto ataque químico en Duma

Bombardeo Aliado contra Siria
Occidente acusa al régimen de Al Asad de estar detrás de este suceso. Se han destruido un centro de investigación y dos depósitos de armas químicas. Han combinado bombardeos aéreos y misiles desde buques en el Mediterráneo. Rusia dice que esta ofensiva “tendrá consecuencias”.

Agencias/.- Estados Unidos, Francia y Reino Unido han bombardeado la madrugada de este sábado posiciones del régimen de Bachar al Asad como represalia por el presunto ataque químico en Duma del que culpan al Gobierno sirio.

Washington y sus aliados europeos lanzaron tres ataques en los que destruyeron, según han informado los propios países, instalaciones asociadas al programa de armamento químico de Damasco a través de bombardeos aéreos y de misiles proyectados desde buques en el Mediterráneo de los tres países.

Fue un ataque “único”, según ha afirmado el Pentágono, para disuadir a Al Asad de utilizar armas químicas en el futuro, que ha durado alrededor de una hora y media y que ha sido condenado tanto por Siria como Rusia. Según el Ejército ruso, los bombardeos no han dejado ninguna víctima ni civil ni militar. El Ejército sirio, por su parte, señala que hay tres heridos civiles en la provincia de Homs, recoge Efe.

El Ejército sirio ha asegurado que las fuerzas de Defensa Antiaérea derribaron “la mayoría” de los 110 misiles que lanzaron los aliados. Rusia, por su parte, ha confirmado que no empleó sus sistemas de defensa antiaérea desplegados en Siria para repeler el ataque. “Ningún misil (aliado) entró en la zona” defendida por el país.

Trump anunció el ataque a Siria de madrugada

El ataque a Siria se daba por hecho después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, condenara el presunto ataque químico, señalara a Al Asad como responsable del mismo y cancelara su viaje a la Cumbre de las Américas.

“Hace un momento, he ordenado a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra objetivos asociados a las capacidades de armamento químico del dictador sirio, Bachar al Asad”, aseguró el presidente estadounidense, Donald Trump, en una comparecencia desde la Casa Blanca.

“Una operación conjunta con las fuerzas armadas de Francia y el Reino Unido está en marcha en estos momentos”, dijo minutos después de las 21.00 hora local (03.00 de la madrugada de hoy sábado hora peninsular española).

 El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la rueda de prensa.

Mientras, el presidente francés, Emmanuel Macron, confirmaba al mismo tiempo que había ordenado a las Fuerzas Armadas de su país intervenir porque “no podemos tolerar la banalización del uso de armas químicas”.

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que “no había alternativa practicable al uso de la fuerza” e indicó que se habían agotado “todos los canales diplomáticos posibles”.

Se han destruido un centro de investigación y dos depósitos de armas químicas

El primer ataque tuvo como objetivo un centro de investigación científica, según Washington, ubicado cerca de Damasco y utilizado, para “la investigación, desarrollo, producción y pruebas de armas químicas y biológicas”.

En un segundo ataque, las potencias occidentales aseguraron que destruyeron un depósito de armas químicas situado al oeste de Homs en el que el Gobierno de Al Asad almacenaba sus principales reservas de gas sarín, una de las sustancias utilizadas en los presuntos ataques químicos.

Finalmente, el tercer objetivo de las potencias occidentales fue otro almacén con armas químicas y un importante centro de comandancia ubicados cerca del segundo objetivo, al oeste de Homs, siempre según EE.UU., Francia y Reino Unido.

Los detalles de la ofensiva los ofreció el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Joseph Dunford, quien dijo que los objetivos fueron seleccionados, además de por su relación con el programa de armas químicas, para “minimizar el riesgo para civiles inocentes”.

No hay “más ataques previstos”, según el Pentágono

Por su parte, el jefe del Pentágono, James Mattis, ha asegurado que no hay “más ataques previstos” contra Al Asad. Sin embargo, tanto el propio Mattis como Trump han alertado a Al Asad de que Estados Unidos está preparado para seguir atacando si persiste en su presunto uso de armas químicas.

Estados Unidos ya había atacado una vez a Al Asad por el presunto uso de armas químicas: fue el 7 de abril de 2017. En esa ocasión, Washington -que actuó en solitario- notificó con antelación del ataque a Rusia, que tiene tropas que combaten junto a las fuerzas gubernamentales sirias.

Esta vez, sin embargo, Estados Unidos no tuvo comunicación con Moscú y Trump, de hecho, ha culpado a ese país, en parte, de la ofensiva aliada y le ha instado a que abandone su apoyo a Al Asad, un mensaje que también trasladó a Teherán.

“En 2013, el presidente Vladimir Putin y su Gobierno prometieron al mundo eliminar las armas químicas de Siria. El reciente ataque de Al Asad -y la respuesta de hoy- son resultado directo del fracaso de Rusia en mantener su promesa”, ha dicho Trump. “Rusia -añadió Trump- debe decidir si seguirá por este oscuro camino o si se unirá a las naciones civilizadas como una fuerza de paz y estabilidad”.

El presidente de Rusia ha tachado de una “agresión contra un Estado soberano” el ataque y ha acusado a Washington de consentir con su acción a los terroristas que actúan en el país árabe. El embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antónov, había asegurado horas antes que el bombardeo “no se quedará sin consecuencias”.

La OTAN lo respalda y la ONU pide moderación

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, ha respaldado el ataque, que “reducirá la capacidad del régimen” de Al Asad de atacar más a la población con este tipo de armas, ha dicho.

“La OTAN ha condenado sistemáticamente el uso continuado por parte de Siria de armas químicas como una clara vulneración de las normas y acuerdos internacionales”, ha manifestado Stolenberg en una declaración publicada en la web de la Alianza Atlántica.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha instado a los países miembros de la organización a que muestren moderación “en estas circunstancias peligrosas” y se mantenga el respeto al derecho internacional.

“Insto a todos los estados miembros a que muestren moderación en estas circunstancias peligrosas y eviten cualquier posible escalada de la situación y el sufrimiento del pueblo sirio”, ha afirmado Guterres en un comunicado.

Guterres también ha recordado que el Consejo de Seguridad tiene como “principal responsabilidad el mantenimiento de la paz y la seguridad”, y ha pedido a sus miembros que se mantengan unidos “y asuman esa responsabilidad”.

Así fue el ataque lanzado por EE.UU. contra Siria

De esta manera ha informado la cadena rusa Rt. Arturas Kerelis .

En las redes sociales se han difundido las primeras imágenes del bombardeo lanzado este sábado por EE.UU. contra Siria.

En las imágenes se aprecian los sistemas de defensa aérea sirios en Damasco, que se activaron en medio de los ataques aéreos estadounidenses, británicos y franceses.
Poco antes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció su decisión de atacar territorio sirio en el marco de una operación conjunta con Francia y el Reino Unido.

Arturas Kerelis

@arturaskerelis

“Ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos realizar ataques de alta precisión contra los objetos relacionados con el potencial de las armas químicas del dictador sirio Bashar al Assad”, declaró el presidente.

Another video of airstrikes in Damascus #Syriapic.twitter.com/plUtB8AFuh — Arturas Kerelis (@arturaskerelis)

El pretexto para atacar a ese país árabe fue el presunto ataque químico en la urbe de Duma (Guta Oriental), del cual Occidente acusa, sin tener ninguna prueba, al Gobierno de Bashar al Assad.

Arturas Kerelis

@arturaskerelis

El Gobierno sirio niega vehementemente haber realizado ese ataque. Damasco, en virtud del acuerdo sobre la destrucción de sus armas químicas, suscrito en 2013, procedió a registrar todo su arsenal de ese tipo, que fue llevado fuera del territorio sirio.

Arturas Kerelis

@arturaskerelis

Por su parte, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, comunicó este viernes que Moscú tiene “datos irrefutables” de que el incidente en Duma fue un montaje, en la que participaron los servicios secretos de un país occidental.

Посмотреть изображение в Твиттере

Arturas Kerelis

@arturaskerelis

Agregó además que los expertos rusos que examinaron el lugar del supuesto ataque no hallaron “ninguna confirmación del uso de armas químicas”. Al mismo tiempo, subrayó que los técnicos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas llegarán probablemente a Damasco la mañana de este sábado para llevar a cabo su propia investigación.

Посмотреть изображение в Твиттере

Arturas Kerelis

@arturaskerelis

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, subrayó que no está confirmado que en Duma se emplearan sustancias químicas prohibidas.

Посмотреть изображение в Твиттере

Arturas Kerelis

@arturaskerelis
En enero de 2016, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) –que recibió por ello el Premio Nobel de la Paz– anunció que el arsenal químico de Siria había sido completamente eliminado.

PM Breaking News@PMBreakingNews

Un ataque sin pruebas

La semana pasada, Occidente acusó al gobierno del presidente sirio Bashar Al Assad de haber perpetrado el 7 de abril un ataque químico en la ciudad de Duma (Guta Oriental), tras aparecer reportes no confirmados sobre esa supuesta acción.

El Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ, por sus siglas en inglés) anunció que emprendería una investigación independiente el 14 de abril, pero el bombardeo a Siria por parte de EE.UU., Francia y el Reino Unido fue realizado antes de que la misión llegara al terreno. El presidente Donald Trump ordenó el ataque sin autorización del Congreso de su país ni la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU.

Hasta ahora no ha sido presentada ninguna prueba que confirme el supuesto ataque químico. El embajador ruso en Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, destacó ante el Consejo de Seguridad de ese organismo internacional que en los hospitales de Duma no hay pacientes con síntomas de intoxicación ni hay pruebas de suelo que delaten el uso de sarín o cloro.

Además, los servicios rusos de seguridad química y radiológica viajaron al supuesto lugar del incidente, pero “no se encontraron personas tratadas por intoxicación química”, informó la embajada de Moscú en Londres a través de un comunicado.

El 13 de abril, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, afirmó que su gobierno tiene “datos irrefutables” de que el presunto ataque químico es “una nueva puesta en escena y en ella participaron los servicios secretos de uno de los Estados que se desvive por estar en la vanguardia de la campaña rusófoba”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.