728x90

El Ayuntamiento baja el Impuesto de Bienes Inmuebles, IBI

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy el Proyecto de Modificación de la Ordenanza reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles para el ejercicio 2015

“Un año más no van a subir los impuestos en Valencia, se mantienen congelados, y en el caso del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) va a bajar el tipo impositivo municipal, en consideración especial por la situación crisis”. La Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha anunciado hoy la continuidad de la política de contención de impuestos en Valencia que se mantiene desde el año 2006, y que va incluso más allá, al rebajar el tipo del IBI, lo que permitirá en la práctica que los valencianos no verán incrementada la presión fiscal. “Tenemos menor presión fiscal que ninguna otra ciudad de España y de la Comunidad Valenciana”, ha asegurado.

19-9-14-conveniotrafico-4830

La alcaldesa ha realizado estas manifestaciones al término de la sesión de la Junta de Gobierno Local en la que se ha aprobado el Proyecto de Modificación de la Ordenanza Reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles para el ejercicio 2015. “El Ayuntamiento de Valencia continúa su política de contención fiscal totalmente firme, en la que desde 2006 seguimos con los impuestos congelados, puesto que vimos venir la crisis y actuamos en consecuencia”, ha afirmado la primera edila, que ha recordado que la congelación implica ni siquiera adecuar los impuestos municipales a la evolución del IPC (Índice de Precios al Consumo).

Durante su intervención ante los medios de comunicación, la alcaldesa se ha referido a un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, respecto al IBI en distintas ciudades españolas. “Se trata de un informe que maneja parámetros distintos no homologables entre las distintas urbes –ha matizado Barberá- pero aún así el análisis que hace revela que varias ciudades españolas han subido IBI una barbaridad a lo largo de estos años: Madrid, un 54’19%;  Barcelona, un 33’82%; Valladolid y Sevilla, en torno al 23%; La Coruña, 17%; y por debajo del 11%, Valencia y Bilbao”. “Ello quiere decir –ha explicado la Alcaldesa- que Valencia tiene menor presión fiscal que ninguna otra ciudad en un tema tan importante como es el IBI”.

También ha explicado la primera edila que el tipo impositivo en Valencia es más elevado “porque aquí estamos desde el año 1997 sin hacer la revisión catastral, no lo hemos permitido, mientras que en otras ciudades se ha hecho más recientemente: Sevilla  en 2001, Barcelona en 2002, Zaragoza en 2013, Málaga en 2009 y Madrid en 2012. “Sin embargo, nosotros hemos preferido que no se haga la revisión para mantener la presión reducida, de tal manera que la base imponible por recibo es del orden el mínimo de la mitad de la siguiente”.

En datos reales, ello se traduce en que la base imponible media por recibo en Valencia es de 28.500 euros, lo que contrasta con los 42.516 euros de Sevilla para el mismo concepto, 79.325 de Zaragoza o los 134.329 de Madrid, por ejemplo. E incluso, si se compara con otras ciudades de la Comunidad Valenciana, la ventaja sigue siendo para Valencia, ha explicado la alcaldesa, que ha citado el caso de la base imponible media de Gandía, que es de 31.865 euros, Castellón con 34.896 euros o Alicante con 37.729 euros, entre otras.

“En Valencia estamos siendo muy conscientes de que queremos evitar la presión fiscal a los ciudadanos, en consideración a la situación de crisis”, ha asegurado Barberá, que se ha referido a otro indicador, como la cuota tributaria media, que en nuestra ciudad es de 278’24 euros, lo que contrasta con los 360 euros de Sevilla, 546 de Barcelona, 780 de Madrid, o los 601 de Elche, por ejemplo.

 

MANTENER LA BAJA PRESIÓN FISCAL SIN PERDER LA CALIDAD DE LOS SERVICIOS

Tal como ha explicado Rita Barberá, la finalidad de esta opción “es mantener la senda austera de los últimos ejercicios, sin perder la calidad de los servicios y al mismo tiempo sin incrementar los tributos, ni los precios ni las tasas municipales. Valencia mantiene su baja presión fiscal en un momento de terrible esfuerzo para los valencianos”.

Cabe recordar que por Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, de 5 de diciembre de 2013, se estableció la relación de municipios a los que se les tenía que aplicar los coeficientes de actualización de valores catastrales que estableciera la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014.

Entre esos municipios se incluyó a Valencia, pero dado que el tipo de gravamen de este impuesto ya se había incrementado en un 10% -del 0,974 al 1,071- de acuerdo con el Real Decreto-Ley 20/2011, de 30 de diciembre, para los ejercicios 2012 y 2013, el Ayuntamiento de Valencia optó por aplazar la revisión catastral para el año 2014.

De esta manera, pese a que los valores catastrales del municipio de Valencia se habían actualizado en un 10%, conforme a lo establecido en el artículo 73 de la Ley 22/2013, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014, esta subida no tuvo impacto alguno para los contribuyentes, puesto que el tipo de gravamen volvió a fijarse en el 0,974%. Así, la actualización del IBI fue una decisión del Gobierno central y de manera temporal.

Por lo que se refiere al año 2015, el Ministerio de Hacienda comunicó en marzo que el coeficiente de actualización de los valores que está previsto incorporar al proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 que correspondería a Valencia es del 1,1. En la misma línea de no repercutir en el bolsillo de los valencianos, dado que el Ayuntamiento pretende que la cuota íntegra del IBI no sufra un aumento en 2015, resulta necesario adecuar el tipo de gravamen del impuesto. Así, éste se fija en el 0,886% para el ejercicio 2015. Así, el gravamen del IBI de naturaleza urbana queda en el 0,886%, mientras que el rústico se sitúa en el 0,437%.

Así, Valencia mantiene el valor catastral del año 1997, lo que implica que la base imponible media por recibo es, tal como ha detallado hoy la alcaldesa, 1,5 veces inferior a Sevilla, 2,6 veces por debajo de Barcelona, 2,8 veces por debajo de Zaragoza, el triple de Málaga y casi 5 veces menor a la de Madrid. Igualmente, esta situación se repite en la Comunidad Valenciana, ya que Valencia está 1,25 veces por debajo de Castellón y 1,5 veces por debajo de Alicante. Con respecto a otros municipios valencianos importantes, Gandía esta ligeramente por encima, mientras que Elche casi triplica la base imponible media de Valencia y Torrente está 3,1 veces por encima de la capital valenciana.

VLC Noticias | Redacción. Foto: José Sapena / Ayto. Valencia

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.