El Festival Tercera Setmana apuesta en su programación por la identidad cultural compartida del eje Comunidad Valenciana – Baleares – Cataluña

El Péndulo | Redacción.- El Festival Tercera Setmana, iniciativa de AVETID (Associació d´Empreses d´Arts Escèniques del País Valencià), que celebrará su segunda edición del 8 al 18 de junio, amplía su área de cobertura a Alicante y Castellón, contando para ello con la importante colaboración del Ayuntamiento de Castellón. Dos nuevas sedes que se suman a València con la voluntad por parte de los organizadores de crecer y asentar la propuesta en ambas ciudades, vertebrando un festival interterritorial que aúne a las tres capitales valencianas.

Salva Bolta director de Tercera Setmana.

Salva Bolta director de Tercera Setmana.

 El eje Comunidad Valenciana – Baleares – Cataluña protagoniza la programación de esta segunda edición, que se ha presentado hoy, de la mano de su director, Salva Bolta. Hasta un total de 27 propuestas comparten territorialidad, identidad, idioma y cultura. Entre ellas, destaca la vuelta del Teatre Lliure a València después de décadas de ausencia. Lo harán con Dona no reeducable, dirigida por Lluís Pasqual y con la actriz Míriam Iscla en la piel de la periodista rusa Anna Politkóvskaya, enfrentada a Vladimir Putin y asesinada en 2006.

El dramaturgo libanés Wajdi Mouawad será otro de los protagonistas de esta línea argumental del festival con la adaptación de un texto suyo en Un obús al cor, coproducción entre la compañía barcelonesa La Perla 29 y el prestigioso festival Temporada Alta. Mouawad se está convirtiendo en un asiduo del festival y de València. El año pasado en Tercera Setmana se programó Sedientos bajo la dirección de Paco Maciá y hace escasos días, Núria Espert llenó el Principal con sus Incendios.

En este capítulo cabe destacar también la apuesta de Tercera Setmana por las producciones valencianas con un total de 19 obras programadas. Una estupenda oportunidad para chequear el estado de salud de las artes escénicas locales. Muchas de ellas se encuentran reunidas en Connexions, encuentros interprofesionales que contarán con la presencia de invitados nacionales e internacionales y a los que se les ofrecerá un menú escénico, exclusivamente valenciano, con algunos de los montajes más recientes e interesantes que han pasado por la cartelera. En definitiva, una ventana al exterior para las producciones valencianas, dentro del compromiso adquirido por el festival con ellas.

Dentro del apartado valenciano en la programación, se incluyen dos estrenos absolutos, Les solidàries y La capilla de los niños. Les solidàries, montaje de la compañía A Tiro Hecho, dirigido por Carla Chillida (ambos hacen doblete en el festival con La sección) declara que la próxima revolución será feminista o no será. La capilla de los niños llega a Tercera Setmana después de un work in progress de presentación en el reciente Festival Cabanyal Íntim, de la mano de Perros Daneses y con el caso de Las niñas de Alcàsser de fondo.

Con la garantía de los Premios Max

Si hay unos premios prestigiosos de las artes escénicas estos son los Max. En Tercera Setmana estarán muy presentes pues se podrá disfrutar de un total de 13 finalistas de la edición de este año, cuya ceremonia de entrega de premios se celebrará, precisamente, en València apenas tres días antes de la inauguración del festival.

Oskara, con 7 finalistas, es la favorita de esta edición. La obra es un feliz cruce de caminos entre Kukai Dantza y el valenciano Marcos Morau (Premio Nacional de Danza 2013) que ha diseñado el espacio escénico de la obra. Un espectáculo que transita desde la brutalidad hasta la sutileza, dentro de un imaginario que se sostiene en las raíces de la cultura vasca.

Mulïer, de la compañía de Sueca Maduixa, opta a dos premios Max. 5 bailarinas danzando sobre zancos y la historia de toda una humanidad femenina representada. Un montaje con el que pretenden investigar los límites físicos con la danza y el equilibrio, el movimiento y la poesía o la fuerza y las emociones.

Otras producciones que aspiran a ganar algún Premio Max y que forman parte de la programación de Tercera Setmana son Síndrhomo, de la compañía valenciana La Teta Calva; Kaspar Hauser. El huérfano de Europa de la malacitana La Phármaco, con Luz Arcas; Quixote, la espectacular propuesta de los alicantinos Puja! que clausurará el festival en la mismísima Plaza del Ayuntamiento de València; y Todo el tiempo del mundo, el regreso al festival de Pablo Messiez, una de las realidades más deslumbrantes de la dramaturgia actual.

Presente y futuro de las artes escénicas españolas

No es el de Messiez el único nombre propio del festival. Con la programación de Tercera Setmana se puede hacer una radiografía del presente y futuro de las artes escénicas españolas. En ella estaría con letras grandes Alfredo Sanzol, uno de los pilares del teatro contemporáneo español, que regresa al festival inaugurándolo con La Ternura, tras el éxito cosechado con el sold out de La respiración, el año pasado.

Pablo Remón es otra de esas grandes esperanzas de nuestra dramaturgia. En el festival se podrá disfrutar con el estreno absoluto de su última creación, Barbados, etcétera, en la que repite con dos de sus actores fetiche, Fernanda Orazi y Emilio Tomé.

Marta Pazos es otra de las que vuelve a Tercera Setmana. Esta vez lo hace del brazo de su paisano Ramón María del Valle-Inclán y del Centro Dramático Galego. Martes de carnaval se verá en gallego con sobretítulos en castellano. Una oportunidad única de revisar un clásico de nuestra literatura desde la mirada contemporánea de Pazos, quien espera ser tan radical y valiente como lo fue Valle-Inclán cuando escribió estas piezas.

 Tito Asorey, también gallego, es otro de esos nombres a retener y que deben marcar el futuro de la profesión. Resaca es una obra de creación colectiva muy próxima al teatro documental, que escarba en la memoria para explicarnos el presente a partir de la desaparición de Alex, un amigo común de todos los implicados en el montaje.

Esa convivencia entre presente y futuro de las artes escénicas la ejemplifica a la perfección la obra La extinta poética, que suma el talento de dos miembros de la imprescindible compañía La Zaranda (Eusebio Calonge y Paco de La Zaranda) con el afán investigador de los jóvenes zaragozanos de Nueve de Nueve. El resultado es el retrato visceral de una familia desestructurada y al límite de la locura que prepara la boda de una de sus hijas embarazada, en una obra que no dejará indiferente a nadie.

Presente y futuro de las artes escénicas valencianas

El Festival Tercera Setmana rinde un particular homenaje a dos creadores valencianos, de distintas generaciones, pero que coinciden por su inquietud creativa, su huida de espacios comunes y por apostar por un lenguaje propio escénico. Son Paco Zarzoso y Carla Chillida.

De Zarzoso se representarán dos de sus últimos montajes, Ultramarins y Maldito otoño, mientras que de Chillida subirán al escenario La sección y el estreno de Les solidàries. Teatro comprometido con su profesión y con el entorno social en el que viven.

 Aumenta la presencia internacional

La programación de Tercera Setmana experimenta un humilde, pero importante, incremento de presencia internacional. Hasta cinco espectáculos allende de nuestras fronteras llegarán al festival, aumentando más del doble la presencia de la primera edición.

Francia es el país más representado con tres propuestas. El nuevo circo de Au pied du mur, estreno nacional, en el que la pared vertical con sus agujeros y agarres, el hacha y la cuerda, y dos acróbatas, son los elementos fundamentales; la danza de Hakanaï con coreografías digitales que arrastran los sentidos, pero que también hipnotizan con calma; y  En Criant sans faire trop de bruit, un espectáculo de calle en el que se desafían las leyes de la gravedad desde una cuerda floja.

El pack internacional se completa con otro estreno nacional, Orbis, ejercicio de danza muy contemporánea de los británico Humanhood, que llega solo un mes después de su puesta de largo en Londres; y con Conditions of being a mortal, de la compañía húngara Hodworks, una pieza de performance que sitúa la insoportable levedad del ser en un territorio de goce y disfrute no exento de brutalismo.

La calle es nuestra

 La calle vuelve a ser un escenario prioritario en la programación de Tercera Setmana. Aumenta la oferta de espectáculos de arte de calle, gratuitos, sumando más de una docena entre las tres ciudades y potenciando la interactuación del festival con el espacio urbano. Circo, danza, teatro para todos los públicos, pasacalles, performances y hasta un concierto canino conforman una oferta muy representativa del espíritu del festival.

Tercera Setmana estrecha alianzas

 También crecen las sinergias de Tercera Setmana con otros festivales o iniciativas escénicas. Fruto de esas sintonías, en este caso con el proyecto Embrions del Festival Escena Poblenou se ha seleccionado Un leñador no es un diseñador, una propuesta que tiene un poco de obra teatral, conferencia, monólogo y exposición, a cargo de Joan Estrader, uno de los más agudos renovadores del teatro humorístico español de los últimos años.

En similares términos llega al festival la ya mencionada La extinta poética, fruto en esta ocasión de la colaboración con ZGZ Escena. Joc de xiquetes, por su parte, fue elegida para su programación en Tercera Setmana, en colaboración con el director artístico de Russafa Escénica, donde fue estrenada.

El festival también respalda la iniciativa “Graneros de creación: residencias 17/18” de La Rambleta y Proyecto Inestable, programando dos de sus trabajos, Desde el infierno (de Alarcón & Cornelles) y Les solidàries.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.