728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

El misterioso trozo de basura espacial que cayó en la Tierra

151105155102_fragmento_624x351_thinkstock_nocredit
image-261249
I
Lo que no se desintegró del objeto cayó a 65 Km de la costa de Sri Lanka.

Se llama WT1190F, tiene un tamaño de entre uno y dos metros, y esta mañana llegó a la Tierra.

Se estima que este misterioso fragmento de basura espacial ingresó en la atmósfera terrestre este viernes 13 de noviembre aproximadamente a las 06:19 GMT.

Lo más probable es que se haya desintegrado apenas hacer contacto con la atmósfera. Si quedó algún remanente, cayó en el Océano Índico a unos 65 Km de la costa de Sri Lanka.

Un resto de basura espacial cae en un sembrado de Murcia

¿Pero qué es y de dónde salió este objeto de nombre tan poco atractivo?

Dadas sus características -su tamaño y su densidad, que indica que es hueco- es muy posible que se trate de un objeto artificial, “una pieza perdida de la historia espacial que regresa para perseguirnos”, dice Jonathan McDowell, investigador del centro de astrofísica Harvard-Smithsonian, en Estados Unidos.

Podría ser, por ejemplo, una parte de un cohete o un panel solar que se desprendió de una misión reciente a la Luna.

Aunque también existe la posibilidad de que sea mucho más antiguo, incluso de la era de los programas Apolo de la NASA.

Fuera de peligro

WT1190F fue detectado por el Catalina Sky Survey, un programa basado en la Universidad de Arizona, en EE.UU., cuya misión es descubrir asteroides y cometas que pasan cerca de la Tierra.

151105154439_fragmento_304x171_esa_nocredit
image-261251

WT1190F ingresó en la atmósfera terrestre el 13 de noviembre.

Intrigados por este objeto que tiene una órbita altamente elíptica, los científicos reconstruyeron su trayectoria indagando observaciones hechas en 2012 y 2013.

Su llegada, afortunadamente, no representa un peligro debido a su masa y al sitio en el que hará impacto.

El fenómeno es bello de observar, ya que por unos instantes el objeto se torna brillante en medio del firmamento, y, sobre todo, es una gran oportunidad para recabar información y ampliar nuestro conocimiento sobre cómo reaccionan los objetos al atravesar la atmósfera.

Esto permitirá mejorar los modelos orbitales y las herramientas para predecir el reingreso de objetos a la Tierra.

Por otra parte, servirá para poner a prueba los planes que los astrónomos contemplan para coordinar esfuerzos en el caso de que un objeto potencialmente peligroso se acerque a nuestro planeta.

Actualmente hay catalogados 20 de estos objetos artificiales que se mueven en una órbita lejana.

No obstante se teme que haya muchos más, aunque resulta imposible saber cuántos.

De acuerdo a las cifras más recientes de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), hay cerca 500.000 fragmentos de basura espacial de entre 1 y 10 cm.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.