728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

El ‘open access’ divide a la comunidad científica

Resulta difícil encontrar argumentos en contra del open access, el sistema on line que ha revolucionado el mundo editorial y que permite un acceso inmediato –sin barreras económicas ni técnicas y sin restricciones de copyright– al contenido de las revistas científicas. Sin embargo, no todo son ventajas, y también es tema de controversia en la comunidad científica. Varios investigadores analizan los pros y los contras del también llamado ‘acceso abierto’.

Con el open access suelen ser los autores los que deben pagar por publicar. / Derivada de indered by Talent
image-186048

Con el open access suelen ser los autores los que deben pagar por publicar. / Derivada de indered by Talent

¿Quién teme al open access? Para Iñaki Galán, Beatriz Pérez-Gómez y Elena Primo-Peña, epidemiólogos del Instituto de Salud Carlos III, son más las ventajas que los inconvenientes. Este movimiento, que surgió a finales del siglo pasado como respuesta al continuo incremento de los costes de suscripción a las revistas científicas, permite distribuir la información científica de forma más rápida.

“La facilidad de acceso –añaden– permite ampliar el espectro de lectores, democratizando el conocimiento y acercando los resultados de las investigaciones a cualquier persona interesada, sin filtros ni intermediarios”.

“Los resultados de estas grandes inversiones económicas deberían ser propiedad de la sociedad en general”, consideran los autores

Para estos investigadores, el open access también tiene importantes connotaciones éticas. “La mayor parte de la financiación de la investigación en muchos de los países occidentales proviene de los fondos públicos o de entidades sin ánimo de lucro. Los resultados de estas grandes inversiones económicas deberían ser propiedad de la sociedad en general y, por tanto, el acceso a ellos debería ser completamente abiertos”, consideran.

Sin embargo, la calidad de estas publicaciones está siendo cuestionada por una parte de la comunidad científica, que considera que este nuevo modelo de negocio conduce a disminuir los estándares de revisión para maximizar los beneficios. En el lado más extremo, están proliferando cientos de nuevas revistas y editoriales de acceso abierto, que transgreden todos los principios éticos y que han hecho famosa la lista de Beall, un registro con las llamadas revistas y editoriales ‘depredadoras’, elaborado y mantenido por un bibliotecario de la Universidad de Colorado, en Denver.

El equipo de Galán destaca en el artículo una lista de diez consejos para evaluar la calidad de una revista de acceso abierto, como averiguar si está indexada en bases de datos bibliográficas o si describe los estándares de revisión por pares. En la práctica, la mejor aproximación son las estadísticas de citaciones, “y las revistas open access están obteniendo en el campo de la salud un número de citas similar o incluso superior al de las revistas de suscripción”, destacan.

El acceso abierto no es la panacea

Ana María García, investigadora en el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia, considera que con el acceso abierto no se ha encontrado la panacea contra los problemas centrales de la edición científica, al menos con el modelo que se ha generalizado en áreas tan rentables como las ciencias de la salud y que traslada a los autores los costes para la publicación.

Para García, el ‘open access’ sólo estaría justificado sin ánimo de lucro

“Si en el modelo tradicional es la comunidad científica la que debe pagar por acceder a su propio trabajo o al de los colegas, con el open access suelen ser los autores los que deben pagar por publicar, autores que a su vez se financian mayoritariamente con los fondos que consiguen de sus instituciones y universidades. Como dijo Eisen, cofundador de PLoS, compañía editorial que aglutina varias revistas científicas de acceso abierto, la transacción sigue siendo ridícula”, argumenta.

PLoS es precisamente una de las más beneficiadas con este nuevo modelo que carga a los autores con los costes de la publicación. Sus beneficios netos en 2013 fueron de 9,87 millones de dólares, superando en un 38% los del año anterior. Para García, el open access sólo estaría justificado sin ánimo de lucro, al margen de las lógicas del mercado.

Pero, según la autora, “lamentablemente hay muy pocos ejemplos de revistas que sigan la llamada platinum odiamond road“. El Croatian Medical Journal es de los pocos ejemplos que ha conseguido mantener sus contenidos en abierto y sin costes para los autores.

“Pero este último caso es una excepción”, afirma García. “Sea en su vertiente más extrema y execrable (los depredadores) o a través de las desmesuradas suscripciones institucionales recaudadas por los grandes grupos editoriales, está claro que la publicación científica puede ser, y de hecho es, un negocio rentable”, concluye.

Ejemplos de publicaciones de acceso abierto

Repositorios y portales

  • Hispana, recolector OAI de archivos y museos españoles.
  • http://digibug.ugr.es/ Repositorio DIGIBUG de la Universidad de Granada UGR (España)
  • Digital.CSIC [1] Depósito científico multidisciplinar de acceso abierto ubicado en España del Centro Superior de Investigaciones Científicas (España)
  • e-Revistas Plataforma Open Access de revistas científicas electrónicas españolas y latinoamericanas. Cubre todas las áreas del conocimiento.
  • Portal de Publicaciones Científicas y Técnicas (PPCT) de acceso abierto con soporte editorial del Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica (CAICYT) del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas CONICET (Argentina)
  • REDALYC  La Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal Redalyc es un proyecto impulsado por la Universidad Autónoma de Estado de México (UAEM) (México), con el objetivo de contribuir a la difusión de la actividad científica editorial que se produce en y sobre Iberoamérica.
  • Repositorio Digital de CLACSO (Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales) ofrece acceso libre y gratuito a producción de los 309 Centros Miembros de CLACSO en 21 países de América Latina y el Caribe. Es un servicio de CLACSO con la participación de los grupos publicaciones, biblioteca y multimedia de los centros de investigación asociados. (América Latina y El Caribe)
  • Red SCIELO www.scielo.org Biblioteca Científica Electrónica on line (Scientific Electronic Library On Line o SCIELO)
  • SeDiCI  es el repositorio Institucional de la Universidad Nacional de La Plata, el cual se adhiere a las políticas de acceso abierto (Open Access), donde todo su acervo está disponible de forma libre y gratuita, contando en su gran mayoría con los documentos a texto completo.
  • LAReferencia: Red de Repositorios Institucionales de Publicaciones Científicas de América Latina
  • Portal Revistas UN www.revistas.unal.edu.co Portal de revistas científicas y académicas de la Universidad Nacional de Colombia
  • Biblioteca Digital de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires.

Revistas

Bibliotecas digitales

Congresos

Picaresca

Con la proliferación de las revistas de acceso abierto han surgido también algunos editores poco escrupulosos, con revistas de nombres sonoros y atractivos, que solicitan artículos para su publicación a través de correo electrónico, en plan spam. Sin embargo la mayoría no son revisados por pares o el plantel de científicos de los comités editoriales no conoce su participación en los mismos. Su objeto es cobrar las tasas de publicación, independientemente de la calidad o idoneidad de los artículos publicados. Esto no quiere decir que un artículo concreto publicado en alguna de estas revistas no sea fiable, pero sí que hay que tener precaución con los mismos.

Jeffrey Beall, bibliotecario de la Universidad de Colorado en Denver, mantiene una lista de ámbito internacional de estas revistas de dudosa reputación, de los que denomina «editores académicos rapaces» («predatory scholarly open-access publishers»).6 7

Referencias bibliográficas:

Iñaki Galán et al. “¿Quién teme al open access? Un movimiento en crecimiento, oportuno y necesario”. Gac Sanit. 2015 ;29:139-41. Disponible en: http://gacetasanitaria.org/es/quien-teme-al-open-access/articulo/S0213911114002866/

Ana M. García. “¿Qué aporta el acceso libre? Poca cosa, los principales problemas siguen y aparecen algunos más”. Gac Sanit.2015;29:142-4. Disponible en: http://gacetasanitaria.org/es/que-aporta-el-acceso-libre/articulo/S0213911114002830/

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.