El Pleno aprueba recuperar La Ceramo, proteger el entorno del Botánico y dotar a Malilla de un nuevo centro cívico

Valencia Noticias | Redacción.- La ciudad de València recuperará la antigua fábrica de cerámica La Ceramo. El inmueble tendrá un uso sociocultural, albergará una nueva infraestructura dotacional para el barrio de Benicalap, tal como se desprende de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que, según ha aprobado hoy el Pleno, va a ser objeto de un proceso de consulta e información pública.

Sesión de Pleno en el Ayuntamiento.

Sesión de Pleno en el Ayuntamiento.

El equipo de gobierno municipal ha adoptado este acuerdo con el respaldo de los concejales del grupo Ciudadanos y la abstención del Partido Popular. El cambio urbanístico conlleva el traslado de la edificabilidad de la parcela de este conjunto fabril y su protección y calificación como suelo de servicio público.

El concejal delegado de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, ha recordado que durante la presente legislatura se han iniciado los trabajos previos a la rehabilitación de la antigua fábrica de cerámica, y ha destacado que el objetivo del equipo de gobierno es que se puedan finalizar las obras de recuperación y rehabilitación del inmueble durante este mandato. “Para ello,- ha explicado-, se precisaba trasladar la edificabilidad prevista a otra parcela de la ciudad y proteger en su totalidad la fábrica como Bien de Relevancia Local  (BRL), por lo que el Servicio de Planeamiento ha tramitado esta modificación puntual que permitirá la protección y rehabilitación total del edificio”.

En el debate generado ante la propuesta de someter a información pública este cambio urbanístico Narciso Estellés, concejal de Ciudadanos, ha calificado de acertada la decisión de ampliar los recursos dotacionales del barrio de Benicalap. Si bien, ha anunciado que su grupo político “estará expectante para que en la tramitación no se cometa ninguna irregularidad”.

A este respecto, el concejal del Grupo Popular Alfonso Novo, que ha asegurado estar a favor de que la Ceramo se convierta en una infraestructura municipal, ha tachado de “incompleto el expediente de este asunto”. Concretamente, ha asegurado que se ha tramitado de forma oscura y que los funcionarios se han limitado a ejecutar decisiones políticas”.

El concejal Vicent Sarrià, “que ha aclarado que en la tramitación de esta modificación puntual del PGOU no ha habido ningún oscurantismo”, ha reiterado que el equipo de gobierno “trabaja para para devolver a la ciudad un patrimonio que nunca se tenía que haber deteriorado”.

El barrio de Malilla tendrá un centro cívico, que ha sido una reivindicación histórica en el barrio

El Pleno también ha aprobado iniciar el proceso de consulta y someter a información pública la Modificación Puntual del Plan Parcial de un sector de Malilla Norte que permitirá la construcción de un centro cívico, que según ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, “ha sido una reivindicación histórica de los vecinos”.

Este cambio urbanístico, respaldado por Ciudadanos, ha sido criticado por el Grupo Popular, que finalmente se ha abstenido en la votación. Concretamente, el concejal Alfonso Novo ha cuestionado “la necesidad de dicho centro cívico”, y el  hecho de que se haya encargado la redacción de su proyecto de obras antes de realizarse el cambio de uso de la parcela que lo albergará. Por su parte, el concejal de Ciudadanos, Narciso Estellés, ha afirmado “que siempre son bienvenidas las mejoras en el barrio de Malilla”, pero ha demandado más información sobre la actuación.

El concejal Vicent Sarrià, que ha asegurado que la decisión se ha adoptado con el visto bueno de todos los servicios afectados, ha explicado que, aunque se inicia la modificación formal, obviamente se han avanzado los trabajos “para que el proceso, que materializará una demanda vecinal, no se eternice”.

Plan de protección para el entorno del Botánico

Por otra parte, en materia de Urbanismo, el Pleno ha aprobado someter a información pública las modificaciones introducidas en el Plan Especial de Protección de los Entornos de los Bienes de Interés Cultural y Catálogo  de Protecciones del Botánico. Concretamente, se han introducido 16 cambios que,  tal como ha defendido Sarrià, “responden a alegaciones presentadas durante un proceso que se ha caracterizado por ser participativo y transparente”.

Vicent Sarrià ha manifestado que en este proceso se han escuchado todas las voces, como por ejemplo, las que argumentaron que los usos que proponía el consistorio para la alquería de la calle Beato Gaspar Bono no eran los que precisaba el barrio. “También ha habido muchas alegaciones relacionadas con los edificios que estaban fuera de ordenación urbana, y hemos buscado soluciones técnicas para establecer este régimen de alturas para proteger los Bienes de Interés Cultural al final de la vida útil de los inmuebles afectados”.

El plan de protección también contempla la peatonalización de varias vías y la ampliación de aceras. Una propuesta que ha sido objeto de crítica por parte del grupo municipal Ciudadanos, que se ha abstenido en la votación. En su nombre y al respecto de este tema, el concejal Narciso Estellés ha manifestado que espera que no se lleve a cabo la propuesta de reducir a 30 kilómetros por hora el tránsito rodado en la gran vía Fernando el Católico. Estellés, que en su intervención ha agradecido algunas de las modificaciones incluidas, ha instado al Gobierno municipal que firme el convenio que resuelva la ampliación del Jardín Botánico. En la misma línea, el concejal del Grupo Popular, Alfonso Novo, ha centrado su argumentación “en la necesidad de cerrar el convenio con la Universitat de València para poder llevar a cabo la citada ampliación y comenzar a trabajar por fases incluyendo el jardín de las Hespérides”.

Vicent Sarrià ha explicado que una parcela, en alusión a la que permitirá la ampliación del Jardín Botánico, que ha costado tanto sacrificio a la ciudad tiene que ser, cuanto antes, objeto del convenio reclamado, “que también es una prioridad para el gobierno municipal”.

Por último, por lo que respecta al desarrollo urbanístico de la ciudad, en el Pleno de hoy se ha aprobado, sin debate, el encargo de la redacción del nuevo instrumento de planeamiento para la ordenación urbanística de la manzana en la que se ubica el edificio municipal de la antigua fábrica de Tabacalera, actual sede de las dependencias municipales de la calle Amadeo de Saboya.

La Corporación aprueba una declaración de “Toleración Cero” frente al fraude y la corrupción

El consistorio también ha aprobado esta mañana, por unanimidad, y en calidad de Entidad EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrada) beneficiaria de fondos europeos para la recuperación del Cabanyal-Canyamelar, una declaración institucional en la que proclama su “política de tolerància cero delante del fraude y la corrupción”.

El Ayuntamiento manifiesta su “compromiso con los estándares más altos en el cumplimiento de las normas jurídicas, éticas y morales y su adhesión a los más estrictos principios de integridad, objetividad y honestidad, de manera que su actividad sea percibida por todos los agentes que se relacionan con el mismo como una institución opuesta al fraude y la corrupción en cualquiera de sus formas”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.