728x90

El Salón Internacional del Mueble y Milan Design Week 2014

Karina-VagranovaKarina Vagradova
Artista plástica

A Milán se puede llegar por muchas vías. Nosotros escogimos la más bella. Atravesando Baviera y Austria hasta los Alpes, bordeando el lago de Constanza, paseando por los alrededores de Zúrich y Lucerna, disfrutando de las vistas a los verdes prados, lagos, cascadas y montes cubiertos de nieve, rodeados de manzanos y quien sabe que mas frutos en flor, casas y castillos de colores asomándose entre los jardines adornados de lilas y magnolias que me recordaron tanto las pinturas de Gustav Klimt, he comprendido una cosa. ¡Estos paisajes de ensueño, no es que él los pintaba así con la imaginación disparatada de un genio, es que son así de verdad!

Nuestro destino era la Feria del Mueble y Milan Design Week que tienen lugar una vez al año y son conocidos internacionalmente.

Al entrar, Milán en obras a la espera de la Expo 2015, en contraste con la naturaleza florida de los valles alpinos, nos resultó gris, caótica y desconcertante. Me atrevería a calificarla diplomáticamente como no la ciudad más bella de Italia, ni la más ordenada y funcional. Sin embargo, por su contenido pretende mantener el titulo de la ciudad de diseño y de moda más importante de Europa, compitiendo con París, y parece que lo consigue. En este sentido es espectacular.

Durante 6 días (2014: de 8 a 13 de abril) la capital lombarda es tomada por los diseñadores, arquitectos, artistas, artesanos y el público de todas las partes del mundo que busca conocer y/o adquirir lo último en interiorismo, decoración, diseño.

Il Salone Internazionale del Mobile, la feria principal situada en las afueras de la ciudad, en RhoFiera, se originó en 1961 y fue ideada para promocionar el diseño del mueble nacional en el mercado de exportación, pero creció en tamaño y concepto y ahora es una referencia mundial. Aquí exponen las marcas más reconocidas y consagradas italianas e internacionales.

La Feria es tan desmesurada que es imposible verla entera o hacer un resumen breve de lo visto. Gran número de pabellones, divididos en mueble clásico, moderno, mueble de diseño, de baño, de cocina, los accesorios, etc. Entre las marcas valencianas pudimos ver Canella con el mueble clásico de alta gama, donde tuve el placer de presentar mis obras, Vondom y sus muebles minimal, formas futuristas iluminadas por dentro con luces de colores cambiantes, muebles de vanguardia de Andreu World, el mobiliario del exterior de GandiaBlasco.

feria-de-milan-01 feria-de-milan-02
 Foto: RhoFieraMilano  Foto: RhoFieraMilano

También fue una experiencia visitar el pabellón Satélite donde exponían sus trabajos los diseñadores más noveles, pero a las puertas del reconocimiento. Aquí, al igual que en el resto de la feria, hubo cosas muy interesantes e innovadoras, impresionantes e inolvidables y simplemente curiosas y divertidas, pero hechas con menos presupuesto y con la esperanza de sus autores de ser captados por alguna gran empresa.

feria-de-mila-03 feria-de-milan-04 feria-de-milan-05
 Foto: RhoFieraMilano  Foto: RhoFieraMilano  Foto: Pabellón Satélite, RhoFiera

FuoriSalone, la otra cara esencial de La Semana de Diseño donde exponen sus propuestas otros grupos de diseñadores emergentes, se encuentra fuera de RhoFiera y se distribuye básicamente por 3 zonas de la ciudad de Milán: Brera, Ventura Lambrate y Tortona. Visitamos una serie de exposiciones alrededor de la céntrica vía Tortona, un barrio bohemio y de juerga nocturna intensa, como pudimos averiguar volviendo a casa. Ruzafa milanesa. Aquí también había muchos artesanos y diseñadores de todos los colores y estilos; arte, diseño, muebles y complementos, iluminación, bisutería, objetos y materiales reciclados, cosas curiosasa menudo muy raras, llamativas llegando a estrambóticas, lo cual me llevó a comprender que la artesanía se valora en Milán mucho más que en España (y tanto más que en Rusia, por poner otro ejemplo), y una obra original, hecha a mano por el propio artista tiene muchísimo valor, mucha demanda y su público atento y agradecido. Aquí, en vía Savona 11, tuvimos la suerte de visitar un espacio excepcional con una puesta en escena inmejorable: Design Library, la biblioteca de diseño de Milán. La entrada alojada en un patio antiguo de mucha vegetación, glicinias trepando por los arcos, no daba idea de la extensión del espacio que se encontraba dentro, un laberinto que nos llevó habitación tras habitación hacía la otra salida a la calle paralela. Allí los expositores eran jóvenes menores de 40, una de las condiciones a participar después de una rigurosa selección de obra. Se ha cuidado mucho la distribución del espacio, decoración, iluminación con el fin del máximo impacto. De una sala muy blanca y luminosa pasabas a otra completamente negra y con focos de luz puntuales que sacaban de la oscuridad casi total las obras en cuestión. Miles y miles de libros, revistas, publicaciones, se veían en los estantes creando un entorno favorable alrededor de las obras expuestas.

 

feria-de-milan-06 feria-de-milan-07
 Foto: Milan Design Library   Foto: FuoriSalone, via Tortona

Presenciamos la apertura de la Semana de diseño en la Fabbrica del Vapore, la antigua fábrica de las máquinas de vapor y locomotoras ahora transformada en un complejo expositivo, con salas amplias, techos altísimos, focos dirigidos, en fin, totalmente equipadas y adaptadas a las necesidades de sus invitados. Aquí se da la bienvenida a las nuevas técnicas y lenguajes en el campo de diseño, de las artes visuales, new media, música, teatro, cine, danza y literatura. En uno de sus recintos exponía un colectivo de mujeres, DI Donne, diseñadoras, arquitectas, restauradoras, entre las que se encontraba nuestra amiga Mariluz Sanchez Biosca, brasileña de origen, milanesa de adopción. Ella, decoradora, diseñadora textil y artista presentaba aquí su último diseño: un panel-cortina con apliques para plantas, algo que, aparentemente sencillo pero de pureza y elegancia excepcionales, le ha costado a la autora meses de investigación y elaboración.

El diseño autoproducido, esta combinación de idea original y trabajo artesano, los milaneses acogen con respeto y admiración y la consideran la base necesaria de cualquier diseño auténtico, de la creatividad con estilo. El diseñador aquí es necesariamente un “artigiano”, y presume de ello. Las valientes artistas del grupo DI Donne me contaban que para ellas ha sido un gran reto y un éxito conseguir esta exposición, han luchado mucho por ella. Estaban contentas y orgullosas, y no en vano: exponían en uno de los nuevos espacios expositivos más sonados de Milán y atrajeron mucho interés del público y de la prensa.

feria-de-milan-08

Fotos: Los espacios de la Fabbrica del Vapore

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.