BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

España probeta, experimentos con Google News. Despedida

España probeta, experimentos con Google News. Despedida

Es curioso ver cómo un país como España se va convirtiendo año tras año en el ‘hazmereír’ del mundo.

Google-News-Spain-gone

Es plausible ver cómo esta corruptocracia ha vuelto a meter la pata. A veces me gustaría poder conocer a los asesores del Gobierno o las deudas de sangre con algunas asociaciones para poder darles unos ‘golpecitos’ en la espalda mientras les murmuro “muy bien amiguete, lo estamos consiguiendo”.

Enhorabuena por seguir las directrices de las asociaciones más caducas del mundo, que no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos y ahora arremeten contra ellos; parece que cualquier grupo de presión puede escribir leyes a su antojo (aunque sean abierta y claramente tan demenciales como ésta), en la que los periódicos condicionan su línea editorial a la financiación gubernamental y cuyos asesores, por lo manifestado, no tienen la más maldita idea de cómo funciona internet. Devuelvan las tablet y dejen de enviar whastapp, que es para lo único que parece que las utilizan.

Google comunica el cierre de su servicio Google News en España, en lo que supone el más absoluto de los ridículos internacionales: no hay más que leer las noticias en medios internacionales como TechCrunch, The GuardianSearchEngineLand o artículos como ‘A sorry tale: Google News closes its Spain service’ para ver a qué nivel queda un país que obliga a un servicio tan relacionado con la salud democrática y la libertad de información como Google News a cerrar sus puertas. Un anuncio previsible, advertido hasta la saciedad, y de una gravedad muchísimo mayor de lo que inicialmente podría parecer. Es, sencillamente, la evidencia de un desastre.

Pero lo curioso de todo este sistema es quién y cómo lo ha gestionado: el Gobierno, a escondidas, muestra su interés en las cabeceras más importantes del país, hasta ahora, para que en las próximas elecciones no se le caigan. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte salió al paso del anuncio del cierre del servicio de Google News en España mostrando cierta indiferencia al calificarla de mera ‘decisión empresarial’; dando además pie a la incultura de la red explicando que ahora se podrá “acceder directamente en las webs de los medios de comunicación o como resultado de la indexación de la noticia por motores de búsqueda y en los demás agregadores de contenidos informativos (que imagino desaparecerán tambien)”.

Nuevo Google News en España
image-156236

Nuevo Google News en España

¿Realmente creen que los pequeños van a dejar de luchar y aceptar esto? NO, aparte de agrupaciones como la Coalición ProInternet , los pequeños editores se están uniendo para luchar contra el gran Goliat, por ejemplo la agencia de noticias independiente con alcance local, nacional e internacional.

Lo que me plantea este titular son los medios que conforman esta asociación entre los que se encuentran algunos representativos como, La Vanguardia, El Mundo o El País.

Pero analicemos: La Vanguardia Grupo Godó controlado, principalmente, por la familia Godó subvencionados, fuertemente, por la Generalitat de Catalunya.

El Mundo: La empresa editora de El Mundo es Unidad Editorial Información General, S.L.U., propiedad de Unidad Editorial, S.A., propietaria también del Grupo Recoletos, las cuales están participadas mayoritariamente por el grupo RCS MediaGroup (Rizzoli), que controla el diario italiano de mayor tirada, el Corriere della Sera, y que marca las directrices generales de acción. Curioso que en Italia no tengan esta ley.

El País Grupo Prisa ‘acusado’, en ciertas épocas, de parcialidad por algunos medios de comunicación (Wikipedia). Sus principales accionistas son la familia Polanco (Rucandio); Borja Pérez Aruana, hijo de uno de los fundadores del grupo Otnas, sociedad participada por Rucandio, Berggruen Acquisition  y Martin Franklin; los americanos Nicolas Berggruen y Martin E. Franklin de Liberty; y una agrupación de bancos acreedores (Bankia, La Caixa, Santander, HSBC) En cuyos países tampoco se ha aplicado esta ley, de nuevo otra curiosidad. Wikipedia

Solo es España el afortunado país que ha realizado este experimento con Google News, y unas 700 cabeceras -de las cuales más de 50 corresponden a la AEDE– caería entre un 10% y un 30% dependiendo del portal si es que se hace efectivo el cierre anunciado. No vale la réplica de que en Europa, Francia, Alemania u Holanda ya habían pasado por esta tesitura, ellos no hicieron una ley cerrada que no permite ningún tipo de negociación, ellos consiguieron llegar a un acuerdo beneficioso, España con su nueva ley no puede hacerlo.

En el caso de las versiones digitales de los diarios AEDE, éstas facturan un 20% de sus ingresos publicitarios mediante Internet. Con estas cifras no es difícil darse cuenta del negativo impacto económico que podría tener este cierre en las web de AEDE que además basan su modelo de negocio en su tráfico.

Los editores de prensa advirtieron en un comunicado que la medida anunciada por Google «no equivale al cierre de un servicio más, dada su posición dominante en el mercado» y que «tendrá sin duda un impacto negativo en los ciudadanos y las empresas españolas».recuerdan que Google controla en España casi la totalidad de las búsquedas en el mercado y «constituye la auténtica puerta de acceso a internet» la Ley de Propiedad Intelectual  establece la obligación de los agregadores de noticias de abonar a los editores una compensación equitativa por el uso que realizan de sus contenidos. Muchas de las web que ahora indexan en Google noticias, están “abriendo” nuevos dominios en paises de habla hispana para paliar la caida. Las empresas se van de España ¿No les es bastante con la “fuga de cerebros y el destrozo del I+D?

Otra de las características fundamentales, es la recaudación del dinero, que plantea esta ley y su cobro, por parte de asociaciones privadas. No iría a parar a los bolsillos de los preriodistas, no. Si no a las arcas de los medios que previamente han firmado un acuerdo con ellos para ser propietarios de los contenidos de los mismos.

Y como plantea en artículo “A sorry tale: Google News closes its Spain service con respecto a lo qie Google comunicó:

Habíamos avisado en varias ocasiones de que esto iba a ocurrir: el pasado 17 de septiembre, varias personas mantuvimos una reunión con Richard Gingras, Senior Director of News and Social Products de Google, en un restaurante madrileño, en la que se mencionó de manera insistente que la única posibilidad que la compañía tenía en un entorno que pretendía hacer pagar a aquellos que enlazaban a una noticia era cerrar su servicio de noticias, con todo lo que ello conllevaba de evidencia de la brutal caída de la calidad democrática española. Google no podía, en ningún caso, plantearse pagar por enlazar, porque ello supone la desnaturalización absoluta de la red: el enlace es un componente fundamental de la arquitectura de internet, y supeditarlo a un pago es una idea ta profundamente estúpida e irresponsable que únicamente podía ocurrírsele a genios como la Asociación de Editores de España (AEDE), que agrupa a todos los grandes dinosaurios de la prensa papel, o a una vicepresidenta de gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que intentó convertir las demenciales peticiones de los periódicos en una oportunidad para poner sus líneas editoriales bajo un rígido control gubernamental.

“Google News está presente en más de setenta países del mundo y en treinta y cinco idiomas. Pero a partir del día 15 de diciembre, quince días antes de que entre en vigor la nueva ley de propiedad intelectual aprobada por el gobierno del Partido Popular, la edición española de Google News desaparecerá, dejando en su lugar una vergonzante página de información que explica la decisión de la compañía, y los medios españoles dejarán de estar presentes en ninguna edición de Google News de otros países, lo que obligará a buscar información en medios extranjeros y supondrá una fuerte caída de la actividad en las ediciones electrónicas no solo de los periódicos de AEDE, sino también del resto de los medios del país, convertidos en víctimas colaterales de una ley patentemente absurda. Si las leyes se evalúan en función de sus efectos, esta es un ejemplo claro de antología del disparate: no solo produce un clarísimo perjuicio a aquellos a los que supuestamente pretendía proteger, sino que además, perjudica claramente la imagen de España a nivel internacional. Un país que, tras protagonizar episodios como el que terminó dando lugar al terriblemente erróneo “derecho al olvido”, persigue internet hasta el punto de pretender algo tan demencial como que se pague por enlazar.

La crónica de cómo hemos podido llegar hasta aquí se escribe relativamente rápido:

  • La AEDE reclama al gobierno el establecimiento de un canon en función de los enlaces a sus noticias que les permita paliar las crecientes pérdidas que sufren como resultado de su patente inadaptación a internet.
  • Un gobierno obsesionado con su imagen en los periódicos negocia directamente con los medios de AEDE, que ya de por sí eran los que se repartían el jugoso pastel de la publicidad institucional, hacer pagar a Google a cambio de que sus periódicos dulcifiquen su línea editorial.
  • Los medios de AEDE acceden, y en muy poco tiempo, los tres directores más conflictivos de tres de los medios más representativos de AEDE, La Vanguardia, El Mundo y El País, son relevados y sustituidos por perfiles más “dóciles”. Una cascada de cambios que, en cualquier país civilizado, haría sonrojarse a cualquier gobierno y se consideraría una absoluta evidencia de corrupción y de censura gubernamental de los medios de comunicación.
  • AEDE y el gobierno se ponen a trabajar tomando como modelo la ley alemana, pero intentando tapar el “agujero” que permitió que en ese país, Google terminase no pagando a los medios. En Alemania, Google simplemente convirtió Google News en un servicio voluntario en el que, para estar incluidos, los medios debían renunciar a toda compensación, lo que le permitió eludir ese pago. Como forma burda de intentar evitar esa jugada (y como prueba clara de que cuando se entrega a un mono una ametralladora, hay peligro de que muchos terminen heridos), en España se decidió que la ley convertiría el pago por enlazar en “obligatorio e irrenunciable”.
  • A pesar de la oposición de todos los medios no adscritos a AEDE y de las evidentes advertencias de todos los analistas y de la comunidad internet, la medida es introducida en el borrador de la ley de propiedad intelectual. La versión del borrador enviado a Europa, sin embargo no incluye ese polémico artículo.
  • La ley es aprobada por la vía rápida, en un procedimiento en el que se trata de evitar toda discusión parlamentaria sobre la misma. La entrada en vigor está prevista para principios del año 2015, a pesar de que aún no se tienen ningún tipo de detalles sobre cómo se llevará a cabo el pago, quién pagará o cobrará y en función de qué criterios, etc.

Ahora, Google demuestra su consecuencia y su compromiso con la defensa de una internet libre anunciando el cierre de Google News en España y la exclusión del servicio de todas las publicaciones españolas. Mantener el servicio era sencillamente imposible: aunque Google pudiese hipotéticamente llegar a pagar por enlazar a los periódicos españoles, no tiene ningún sentido que pague por algo que no le reporta beneficios directos – el servicio Google News carece de publicidad – y consagraría un pago por enlace que es completamente contrario a la filosofía de internet, medio en el que Google desarrolla toda su actividad. Que Google pagase “porque puede” habría supuesto dejar abandonados a todos aquellos medios que no solo no pueden plantearse pagar, sino que han anunciado su intención de no hacerlo bajo ningún caso.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

2 Responses to "España probeta, experimentos con Google News. Despedida"

  1. Piropo  17 de diciembre de 2014 at 14:45

    Hola José Cuñal, qué bien escribes, casi casi diría que eres como Enrique Dans, de quién has sacado el texto

    http://www.enriquedans.com/2014/12/cronica-de-un-disparate-el-cierre-de-google-news-en-espana.html

    Responder
    • Redacción  17 de diciembre de 2014 at 17:36

      Estimado piropo:

      No sé a qué se refiere cuando comenta “ de quien “he” (¿Me conece? lo digo por la confianza) sacado el texto”, o si solo pretendía tener la oportunidad de aumentar las visitas al enlace, que no link, anglicismo que no me gusta, que cita, técnica de posicionamiento un poco manida y ya obsoleta. Aun así se lo dejo, para que vea que no es que no se le quiera aprobar o responder, si era su intención.

      Por cierto, no creo en los gurús (palabrejo inapropiado), ni en el don del saber divino, yo me las apaño solo y llevo unos cuantos años, incluso sin la presencia del buscador al que se refiere el artículo. (Bueno aunque ahora veo que sí tiene un enlace en media-tics.com al que sí leo)

      Y en cuanto al seguimiento de Google, si ha tenido la oportunidad de leer alguna otra nota o artículo mío sobre este tema u otros sobre SEO, comprobará que viene de largo, creo que el primero, a principios de año 2014, si no recuerdo mal. Por cierto, he podido leer HOY el artículo al que se refiere y estoy totalmente de acuerdo con el señor Enrique, además hasta me voy a hacer seguidor.

      Pero si usted lee la sección en la que se encuentra este citado artículo, verá que existen muchos publicados sobre el tema y siempre citando las fuentes, si venía al caso, de hecho este está basado en ”A sorry tale: Google News closes its Spain service”, como también cito y en algún fragmento de los cuales hago la oportuna referencia.

      Pero gracias por leer este post.

      Jose Cuñat

      (Por cierto lo de no ponerle acento a mi nombre es por que prefiero hacerlo así)

      Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.