728x90

Fallece la segunda de los ocho heridos en el incendio de un hotel en Tarifa

1502025113_663458_1502025222_noticia_normal_recorte1Agencias Tras resistir cuatro días en estado crítico, una de las trabajadoras heridas en la explosión de un transformador en un hotel de Tarifa (Cádiz) ha fallecido en la tarde de este miércoles. Sara Ojeda, de 32 años, es la segunda víctima mortal de la deflagración sucedida en la zona trasera del alojamiento 100% Fun en la tarde del pasado sábado. En el accidente resultaron heridos otros seis trabajadores más del establecimiento con quemaduras de diversa consideración.

Sara Ojeda permanecía ingresada en el hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde fue trasladada tras pasar por el Punta de Europa de Algeciras. Las quemaduras en el 90% de su cuerpo complicaron su estado de salud, que pasó a ser crítico a principios de esta semana. De hecho, su delicada situación no hizo posible que fuese trasladada al centro hospitalario Virgen del Rocío de Sevilla, con un área especializada de quemados y donde permanecen ingresados otros cinco compañeros heridos en el mismo suceso. Finalmente, Ojeda ha fallecido esta tarde, en torno a las 19.00 horas en el hospital de Cádiz, según han confirmado fuentes del Servicio Andaluz de Salud de Cádiz.

La tarifeña es la segunda fallecida, después de que María de la Luz Morillo muriese el pasado lunes en el hospital sevillano. Morillo tampoco consiguió reponerse de las heridas sufridas en el 90% de su cuerpo. Los otros cinco heridos que están ingresados en el centro hospitalario Virgen del Rocío, uno de ellos hermano de la primera fallecida, permanecen estables, dentro de la gravedad, y con quemaduras que van del 30% al 60% de su cuerpo. La octava persona afectada por el accidente fue dada de alta el domingo, tras pasar por el hospital Punta de Europa.

Los hechos se produjeron a las 19.40 horas del pasado sábado en el hotel ubicado en la Nacional 340, a la altura de la playa de Valdevaqueros. Los ocho empleados se encontraban descansando en el patio trasero del establecimiento, sentados en torno a una mesa ubicada junto al transformador eléctrico, cuando en el interior de éste se produjo una aparente explosión y una posterior llamarada. El fuego salió por las rendijas inferiores de ventilación del equipo, alcanzó de lleno a los trabajadores y obligó al desalojo por unas horas de los 66 huéspedes que se encontraban en el hotel.

Tras el suceso, las distintas partes implicadas han iniciado una investigación para esclarecer lo ocurrido. La Guardia Civil mantiene sus pesquisas, mientras que los peritos de Endesa llevan días intentando averiguar qué sucedió en lo que ya han valorado como “una deflagración excepcional y fortuita”. En un primer momento se pensó que se había producido una explosión que liberó aceite ardiente del interior del aparato. Sin embargo, los peritos de Endesa han comprobado que el transformador conserva aceite en su interior.

De hecho, la eléctrica habló de “las anómalas circunstancias registradas”, en un comunicado emitido el pasado lunes. Igualmente, precisó que el equipo data de 1993 y que se encontraba en la mitad de su vida útil “con todas las revisiones reglamentarias realizadas y cumpliendo la normativa vigente”. “La compañía eléctrica esté desarrollando una labor de investigación especialmente prudente, cuidadosa y detallada para dilucidar las causas del incidente, no descartando ninguna hipótesis”, apostilló Endesa.

La dirección del hotel 100% fun ha asegurado este miércoles no ser responsable de dicha instalación ni de su “inspección, seguridad y mantenimiento” que, en su opinión, corresponde “exclusivamente de su propietario, Endesa”. “Una instalación de este tipo tendría que tener algún elemento de alarma que avisara en caso de cualquier anomalía que pudiera producir una tragedia como la que ha acontecido”, ha denunciado la dirección del alojamiento en un comunicado. Además, han mostrado su confianza en “que las autoridades competentes comprueben el seguimiento que Endesa hacía a este transformador y se depuren responsabilidades para aclarar este fatal accidente que ha afectado al personal y llena de pesar a todos los tarifeños”.

El hotel no es el único que ya ha pedido el esclarecimiento de lo ocurrido. El pasado lunes tanto la asociación de consumidores Facua como la parlamentaria andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, pidieron que la investigación “depure responsabilidades” con la mayor rapidez. El propio Ayuntamiento de Tarifa ha solicitado ya informes de lo ocurrido tanto a los bomberos como a la propia Endesa. “A partir de ahí, determinaremos qué hacer”, ha reconocido Francisco Ruiz, alcalde de la localidad. Ruiz ha reconocido que Tarifa vive “unos duros momentos por lo ocurrido”. Hasta mil personas acudieron el martes al entierro de Morillo, por cuyo fallecimiento se decretaron tres días de luto oficial que expiraban hoy. Ahora, con la muerte de Sara Ojeda, el alcalde ha decidido prorrogar otros tres días más el duelo.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.