MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Joan Ribó, ha respondido este jueves a los vendedores del Mercado Central

Las Camareras del Mercado Central homenajeraran a ' class=
image-378103
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha respondido este jueves a los vendedores del Mercado Central asegurándoles que deben tener “claro” que el equipo de gobierno continuará con la peatonalización del centro “corrigiendo los aspectos que se puedan mejorar pero siguiéndola porque nos parece fundamental”, de forma que ha rechazado la posibilidad de que la peatonalización se posponga a la puesta en marcha del parking Ciudad de Brujas. “Lo lamento, esa opción no la contemplamos”, ha dicho.

Y es que los vendedores del Mercado Central de Valencia anunciaron este miércoles que entregarán a Ribó las firmas de más de 2.000 clientes y vecinos, de más de 200 trabajadores del recinto y de 30 comercios del entorno en apoyo de reivindicaciones como un replanteamiento de la intervención de la Plaza y de no continuar restringiendo el acceso en coche al centro hasta contar con un plan completo para todos y de carga y descarga. Asimismo reclaman que se habiliten más líneas de la EMT y que se suspenda la peatonalización de este entorno hasta que sea efectiva la apertura del parking de Brujas.

Ante esta petición, Ribó ha anunciado que el próximo lunes firmará con la Generalitat el acuerdo por el que el aparcamiento de la Plaza Ciudad de Brujas, junto al Mercado Central, pasa a depender del Ayuntamiento y así a ser de titularidad municipal de forma que se pueda avanzar en la puesta en marcha de esta infraestructura e ir atendiendo las demandas de residentes y de los comerciantes del entorno, con un coste para el consistorio de 11,3 millones de euros para garantizar su viabilidad.

El presidente la de la Asociación de Vendedores del Mercado Central, Francisco Dasí, ha mandó el pasado miércoles una carta al alcalde de Valencia, Joan Ribó, invitándole a visitar las instalaciones para que perciba de primera mano las dificultades que los clientes y vendedores están viviendo ante la negativa política de movilidad y de accesibilidad al centro planteada por el Ayuntamiento. “Las consecuencias de la misma están siendo nefastas para los intereses económicos tanto del Mercado, como de todos los comercios de su entorno, y las molestias para la mayoría de los vecinos y para los valencianos y valencianas que quieren venir a comprar a nuestro mercado, absolutamente indeseables”, explica en la misiva. Detalla que los monumentos que son patrimonio de la UNESCO, como la Lonja, pueden sin duda convivir con realidades urbanas propias de cada ciudad, y con sus necesidades de movilidad, “y no por ello puede suponerse que no están reconocidos o puestos en valor”.
“El argumento de proteger la Lonja, sin duda edifico único y emblemático de nuestra ciudad, nunca debió servir de argumento para asfixiar el acceso en vehículos a nuestro entorno, y pasar por encima de una realidad también patrimonial, y además económica, social y comercial como es el Mercado Central”, añade la carta remitida al alcalde .


La Asociación de Vendedores del Mercado Central destaca que todos los días tienen que oír testimonios de sus clientes relatándoles las molestias que sufren en el acceso por las colas que se generan en San Vicente, o desvíos por parte de la Policía Local en la Avenida Maria Cristina así como las dificultades por el alejamiento de las paradas de autobuses. “Son valencianos y valencianas de esta ciudad, que quieren consumir productos de calidad (de nuestra tierra en gran parte), que optan por el modelo de comercio y de alimentación tradicional que también forma parte de nuestro patrimonio, y a los que su política de movilidad les está haciendo más difícil poder venir a comprar a nuestro mercado (con su vehículo o en transporte público), y que manifiestan que de seguir así las cosas, dejaran de hacerlo”, subraya en el escrito al alcalde. Menos transporte público”Efectivamente, si el acceso al mercado mediante un vehículo privado se ha complicado, en el caso del transporte público puede que haya empeorado aún más. Hace dos años, contábamos con cinco líneas de bus: 7, 27, 28, 81 y 60 que suponían ocho alternativas para nuestros clientes, a través de dos paradas de autobús en la misma puerta del mercado. Estos clientes, han visto reducido considerablemente las posibilidades de acceder al mercado en autobús, disponiendo ahora de una sola parada y que según las últimas noticias, pasará sólo a ser para dos líneas de bus, el 7 y el 27.

Por lo que de ocho alternativas de acceder con la EMT a menos de 100 metros del mercado, nuestros clientes pasan a tener sólo dos, algo que no entendemos de una corporación que creíamos apuesta por el transporte público”, se quejan los vendedores.

En este sentido, dicen estar seguros de que si algunos de los miembros del Gobierno y de los asesores de movilidad tuvieran que desplazarse en su coche a hacer la comprar para sus familias, o desplazarse en autobús para llevarse de nuestro mercado algunos de sus productos, tendrían más empatía hacia su problema con la accesibilidad en condiciones al Mercado Central. “Coincidirá con nosotros en que solo defendiendo y poniendo en valor lo propio (productos, edificios, formas de comprar, de comer, de comunicar, de vivir…), tendremos algo que mostrar y por la tanto algún interés para los que vienen a visitarnos. Seguro que usted, como nosotros, no imagina ni desea un espacio monumental como el Mercado Central convertido en un precioso envase vacío para enseñar, sino que aspira a que continúe siendo una realidad viva para los valencianos y también para los que todos los que nos visitan”, invitan a reflexionar al alcalde.

El parking que no llega

Por supuesto, tampoco se olvida la Asociación de vendedores del parking de Brujas, ni de agradecerle su compromiso real (económico) de ponerlo en marcha.

Es una infraestructura vital para el mercado, y para esta ciudad, que solventará parte importante de los problemas de acceso. Así lo reconoció en la oposición y ha obrado en consecuencia como alcalde. Pero la gran área comercial que debe ser el Mercado Central y su entorno, tiene que resistir hasta su apertura.

Los vendedores exigimos respeto al Mercado Central, como institución y motor comercial del centro histórico, y a sus clientes, sobre todo valencianos que apuestan por un modelo de comercio y de alimentación tradicional”, recalcan en la misiva.Por último, los vendedores del Mercado Central invitan a Joan Ribó a que tenga la gentileza de visitarles algún día no muy lejano. ” Esperemos tenga la deferencia del acercarse a nuestro mercado, como hacía antes con tanta frecuencia, para conocer nuestros problemas, y plantearle asuntos como 1. Replanteamiento posible de la intervención e la plaza del mercado 2. No continuar restringiendo el acceso en coche al centro hasta contra con un plan completo para clientes, vecinos, carga y descarga y 3. Recuperar las paradas de Bus a la Plaza del Mercado, y el acceso en autobús por ambas fachadas (con un tipo de vehículos menos contaminante y más pequeño)”, reivindican. Ante tales demandas y en apoyo de estas reivindicaciones, cómo avales del apoyo recibido por parte de sus clientes, la Asociación de Vendedores le ha hecho entrega al alcalde de Valencia las firmas de ya más de 2.000 clientes y vecinos, de más de 200 vendedores del Mercado Central y de cerca de 30 comercios de su entorno, según explica en la carta Francisco Dasí González, presidente de Asociación de Vendedores del Mercado Central de Valencia.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.