728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

La compañía La Dependent reflexiona sobre el ocaso del amor con el estreno de ‘Jordi i Lola’

El Péndulo | Redacción.- Una pareja se dispone a celebrar sus bodas de oro en la terraza del hogar familiar y lo que arranca como un festejo de la perdurabilidad del amor, da un quiebro hacia el reproche de desaires y mentiras. Los nombres de los protagonistas de esta historia de lo cotidiano dan título a la obra en valenciano que acoge el Teatre Micalet del 14 al 24 de abril, ‘Jordi i Lola’, de la reputada compañía de Alcoi La Dependent. El montaje cierra la trilogía del comedor del dramaturgo Ximo Llorens, que arrancó hace 15 años con ‘Un sopar de dimecres’, y prosiguió en 2011 con ‘Què fem de la mare?’.

Neus Agulló y Pep Cortés.
image-343963

Neus Agulló y Pep Cortés.

Los tres montajes son comedias amargas e intimistas que recorren conflictos sociales y situaciones cotidianas. Al espectador se le ofrece la oportunidad de observar a través de un microscopio un microuniverso donde la épica brota de las relaciones entre personas normales.

“Todas esas sesiones de comedores se convierten en una mina inagotable de fantasía y reflexión, sobre un montón de cosas que nos pasan a las personas del mundo sobre la geografía limitada de un comedor o de una terraza, personas como usted o como yo, siempre próximas y siempre reconocibles, navegantes a la deriva en un mar de la vida emocionante, incierto, feliz y trágico, y tan cotidiano”, resume el autor de las tres piezas, Ximo Llorens.

Si en la primera entrega de la trilogía, ‘Un sopar de dimecres’, una cena compartida entre una madre y un hijo servía para subrayar el tabú que todavía representa la homosexualidad, y en la segunda, ‘Què fem de la mare?’, la irrupción de una suegra en la vida de una pareja incidía en la desatención a los ancianos, esta tercera y postrera pieza recalca aspectos sociales perentorios, como los desahucios, la política, la lengua y el aborto.

Al contraste entre las lunas de miel y de hiel de la pareja contribuye la escenografía de Jon Berrondo, tres veces galardonado con el premio Max, en 1998, 2000 y 2001, respectivamente, que con un mecanismo giratorio surte el escenario de idéntica terraza pero con una ambientación inicialmente jovial y después sombría.

“Como decía el bolero, “toda una vida me estaría contigo”, como propósito es loable pero pocas parejas son las que lo consiguen. Los protagonistas de nuestra historia se disponen a celebrar 50 años de convivencia, un hito que les sirve para echar la mirada atrás a través del recuerdo, pero también para afrontar algunas cosas que siempre han quedado escondidas. La familia, la crisis económica y de valores que padecemos desfilarán por un escenario donde la proximidad y la sinceridad de los personajes será sorprendente”, adelanta el director, Juanjo Prats.

Esa complicidad se arraiga, precisamente, en las experiencias compartidas por sus dos intérpretes. Sus protagonistas, los septuagenarios Neus Agulló y Pep Cortés, dos vacas sagradas de la escena teatral valenciana, han participado en toda la trilogía. Ella como actriz en todos los montajes, y él como director en los dos primeros y como intérprete en este último.

Toda una vida

Neus Agulló inició su carrera teatral a los 17 años, en 1961, como parte de la compañía de Teatre Estable La Cazuela de Alcoy. Entre los galardones que reconocen su extensa trayectoria, destacan el premio a la Mejor Actriz de Teatres de la Generalitat por su rol en ‘Un sopar de dimecres’ en 1997, y el Premi Tirant de l’Audiovisual Valencià 2006 a la Mejor Actriz por ‘La Trini’, de Daniel Gómez.

Pep Cortés, por su parte, tiene un largo recorrido como director y actor de teatro, cine y televisión, con trabajos para, entre otros, Bigas Lunas, Ventura Pons, Fernando Trueba, Lluís Pascual, Calixto Bieito, Sergi Belbel, Dario Fo, Carles Alfaro, Albert Boadella y Carles Santos. Entre los laureles que glosan su carrera se encuentran los Premios al Mejor Actor de la Generalitat Valenciana en 1992 por ‘Estimat mentider’ y en 1997 por ‘La lliçó d’Ionesco’.

El curtido intérprete se halla en el origen y el núcleo mismo de La Dependent, que se encuentra en vísperas de su 30 aniversario. La compañía alcoyana surgió en 1987, de la mano de Pep Cortés, que decidió rodearse de un equipo de jóvenes actores para tratar de abrir una vía profesional dentro del teatro con larga tradición que se manifestaba en Alcoy a través de grupos como La Cazuela. Desde entonces, La Dependent se ha mantenido fiel a un proyecto teatral que se define a caballo entre la tradición y la modernidad. No en vano, son responsables de las representaciones del Belén de Tirisiti, un retablo navideño que se remonta al siglo XIX, y de la gerencia del Teatre Principal d’Alcoi. La Dependent se manifiesta comprometida con la lengua y con los autores valencianos con los que ha contado siempre en sus diferentes y variados espectáculos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.