728x90

La exposición ‘Alfanumerics’ nos acerca al caos del formulario administrativo

El Péndulo | Redacción.- Mareo, repetición, confusión. Éstos, son los calificativos con los que golpea ‘Alfanumerics’ a todo aquel que vea este proyecto. Mareo, repetición y confusión son paralelamente las sensaciones producidas cuando tenemos que cumplimentar cualquier formulario administrativo.

Rubén Fresneda nos propone la confusión desde esta muestra tan llamativa en el Centro de Juventud Campoamor del Ayuntamiento de Valencia a partir del lunes, 2 de marzo, a las 19:30 horas, momento en que se inaugurará la exposición.

Cartel de la exposición ' class=
image-175267

Cartel de la exposición ‘Alfanumerics’.

A través del acto de ese procedimiento administrativo, rellenar el formulario, estamos realizamos de forma inconsciente, un acto paradójicamente retórico, la metonimia; la sustitución de una cosa por otra. Nuestro yo por datos, estableciendo así una relación metonímico-administrativa sustitutiva.

En términos psicológicos, construimos nuestro yo, nuestra identidad, mediante varios factores como: el ambiente, la experiencia, las relaciones, la edad, crisis emocionales y la propia historia, principalmente. La construcción del yo es un proceso vital que se inicia desde el momento en que somos expulsados del útero hasta que perdemos esos 21 gramos.

La sociedad humana, compuesta por millones de individuos, todos con una identidad propia, se encuentra abreviada por algo que la misma sociedad ha creado, la Administración (tanto pública como privada). Un ente que nos resume, nos deshumaniza y nos convierte y asigna toda una serie de códigos numéricos y alfanuméricos asociados a nuestra persona. La humanidad ha creado su antítesis, la deshumanización.

Nuestra época es la era dorada de los alfanumerics (nosotros). No hay más que coger la cartera y ver todas esas tarjetas repletas de cifras y letras a las cuales estamos supuestamente asociados. Nuestra vida se resume del 0 al 9, y para aquellos que viven totalmente inmersos sin ser conscientes de ello, se resumen en un simple código binario. Del 0 al 1.

Tal es ya esa inmersión en la deshumanizadora sociedad alfanumérica que en los últimos años se ha producido una nueva tipología de delito: la suplantación de identidad. No hay que parecerse a la persona a la que suplantas, no hace falta ni siquiera ser del mismo género. No hay por qué conocer a la víctima Un individuo puede hacerse pasar por otro mediante la apropiación de la identidad administrativa.

‘Alfanumerics’ es mareante, repetitivo, incluso llega a ser confuso. Todo parece igual, resulta imposible encontrarnos. Esa cascada de números y letras nos marea e incómoda. Para unos, es una crítica ante esta situación del individuo solo frente a los gigantes administrativos, una muestra del hartazgo del negro (tinta) sobre blanco (papel). Para otros, los que ya viven inmersos, nos es más que una oda a este tiempo que nos ha tocado vivir.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.