728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

La Guardia Civil cree que Granados recaudó comisiones para financiar al PP de Madrid hasta 2014

Esto significa que Granados habría estado haciendo esta labor de recaudador después de que en 2011 fuera destituido como número dos del partido, según cree el Instituto Armado, porque era él el que tendría la “red de contactos con los contribuyentes”. Granados, que está actualmente en prisión preventiva, fue detenido después en octubre de 2014 como presunto cabecilla de la trama Púnica.

Tras analizar el contenido de la libreta que le fue incautada a Granados, la Unidad Central Operativa (UCO) señala en el informe -fechado el 3 de noviembre de 2015 y que ha salido a la luz tras levantarse el sumario- que el que fuera número dos de Esperanza Aguirre en el partido y la Comunidad de Madrid se quedaba supuestamente con parte del dinero recaudado para la formación política.

A juicio de la Guardia Civil y a la luz de esas anotaciones, de las aportaciones obtenidas de terceros, Granados y su jefe de gabinete desde que llegó a la Alcaldía de Valdemoro, Ignacio Palacios, “se quedarían con una parte del dinero recaudado para el Partido”, haciendo “gala del refrán castellano ‘quien parte y reparte…'”.

Según informa Efe, la UCO cree que Granados recaudaba esas comisiones para entregárselas al exgerente del PP de Madrid Beltrán Gutiérrez, también imputado en Púnica y con el que coincidió -recuerda el informe- cuando el exconsejero madrileño “ocupó el cargo de Secretario General del Partido Popular en Madrid” entre 2004 y 2011.

Según estas anotaciones de Granados, el exgerente habría recibido 1,4 millones de euros del empresario Javier López Madrid, yerno del presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, informa Europa Press.

Encargado de contactar con los contribuyentes a la campaña

“Su condición de secretario del Partido [dice sobre Granados] le supuso que hubiera de articular las campañas electorales en Madrid”, añade la UCO, que señala además que en la libreta “hay apuntes relativos a los comités electorales del año 2011”.

En este sentido explica que la razón por la que ese año Granados “seguía haciéndose cargo de recibir las comisiones de terceros para el Partido se puede deber” a que “a lo largo de su dilatada carrera en el Partido a nivel regional habría sido el encargado de mantener dicha red de contactos con los contribuyentes a la campaña”.

“Este tipo de actuaciones están constituidas sobre relaciones de confianza a nivel personal, lo que convierte la participación de Francisco Granados en necesaria”, interpreta la Guardia Civil.

Estas conclusiones las deduce la UCO de las anotaciones de esa libreta, que parecen “corresponder a un registro de entrada de efectivo (IN) y de salida (OUT) en el que en cada asiento se registra quien entrega el dinero y quien lo recibe”.

Además aparecen las iniciales NP que, según el informe, “podrían corresponder a Nacho Palacios (Ignacio Palacios)” y otra que es ‘Me’ que sería “el mismo” Granados, que “se aludiría a sí mismo con la expresión inglesa ‘me’ (pronombre inglés que significa “yo”).

“De todo ello, se deduce que ambos se quedaban con parte del dinero que se recaudaba, con destino a BG, Beltrán Gutiérrez“.

Beltrán Gutiérrez dejó de ser gerente por la “tarjetas black”

Gutiérrez fue detenido por el caso Púnica junto al empresario Javier López Madrid -consejero de OHL y yerno de Juan Miguel Villar Mir- y quedaron en libertad tras serles tomada declaración en dependencias de la UCO.

Actualmente, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco les investiga en la única pieza que permanece secreta en el caso Púnica y en la que también se investiga la presunta financiación irregular del PP madrileño.

Gutiérrez Moliner dejó de ser gerente del PP de Madrid en octubre de 2014, tras 14 años en el cargo, tras conocerse un informe de Bankia que revelaba que gastó 58.000 euros con una “tarjeta black” de Caja Madrid emitida al margen de los circuitos regulares por su condición de consejero de la entidad.

El exgerente dejó el cargo después de que la entonces alcaldesa de Madrid, Ana Botella, lo hubiese destituido como asesor municipal y tras pedir su cese el día anterior la dirección nacional del Partido Popular, de la que dependía orgánicamente.

La Guardia Civil investiga trabajos de reputación online para Aguirre

Este martes también se ha conocido que la Guardia Civil investiga trabajos de reputación online que la empresa Eico, propiedad del informático Alejandro de Pedro, llevó a cabo en 2012 para Esperanza Aguirre en su etapa como presidenta de la Comunidad de Madrid, según consta en el sumario.

En un ordenador de De Pedro se han encontrado correos electrónicos como el enviado el 10 de septiembre de 2012 una empleada de Eico informa a este de un trabajo en beneficio de la expresidente regional del PP. “Continuamos con el apoyo a Esperanza Aguirre. Es TT ahora mismo porque le han lanzado un ‘tupper’ durante la inauguración del curso escolar en un colegio público”, especifica ese correo.

“A juicio policial y a tenor de la información analizada hasta el momento”, sostiene el informa de la UCO, “los trabajos que pudieran haber sido realizados por Alejandro de Pedro Llorca y su personal en el espacio temporal próximo a las elecciones municipales y autonómicas de 2011 pudieran haber continuado bajo la promesa de ser abonadas en un futuro y sin contrato que lo justificara”.

“Putitas de confianza” para Granados

El sumario de la trama Púnica desvela el submundo y las debilidades del exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados a través de los presentes con los que le agasajaba un constructor de Valdemoro: desde “putitas de lujo” y visitas a clubes de alterne durante la Feria de Sevilla hasta un picadero y boxes para caballos, cabezas de toros Miura y joyas Cartier. El cabecilla de la trama disfrutó de múltiples agasajos que se prolongaron durante ocho años, según informa Europa Press.

Un informe de la Guardia Civil incorporado al sumario de la causa que investiga el juez Eloy Velasco, realiza un repaso por estos presentes ofrecidos por el constructor Antonio Pardal. Refleja la declaración de uno de los empleados del empresario que describió que durante sus estancias en la Feria de Abril -con todos los gastos pagados- Granados se hacía llevar al hotel Alfonso XIII de Sevilla “putitas de confianza” para amenizar su estancia.

Se alojaba en uno de los hoteles más emblemáticos y exclusivos de Sevilla y empleaba para sus desplazamientos “coches de lujo” con chófer. Su vehículo privado le transportaba “a las casetas y las corridas de toros” pero también “a clubes de alterne”, entre ellos “uno situado en la Avenida de las Palmeras, cerca del campo del Betis”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.