728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

La increíble historia de las verdaderas hermanas siamesas Daisy y Violet Hilton

Las siamesas Daisy y Violet nacieron en Brighton, Reino Unido, en 1908, casi cien años antes que las mediáticas Paris y Nicky. Kate Skinner, su madre, las vendió a Mary Hilton, que las exhibía por dinero

Daisy y Violeta Hilton (Sussex, Inglaterra, 5 de febrero de 1908 – Charlotte, Estados Unidos, 4 de enero de 1969) fueron gemelas siamesas pigópagas, actrices ocasionales y músicos del espectáculo circense ambulante. Fueron los primeros gemelos pigópagos nacidos en el Reino Unido que fueron documentados.

La criada, de apenas 21 años, había tenido un fugaz romance con el hijo de la familia para la que trabajaba. Sabía que no debía hacerlo, pero no pudo resistir la tentación. 

 

Cuando quedó embarazada, se dio cuenta de que su accionar tendría consecuencias irreversibles, pero se resignó a aceptarlo. Sin embargo, al ver que sus hijas eran siamesas, algo que en 1908 era considerado una especie de abominación, quedó aterrorizada. Estaba convencida de que era un castigo de Dios por lo que había hecho.
Las niñas estaban unidas en la región lumbar y no compartían órganos, lo que auguraba una vida saludable y sin demasiadas complicaciones. Pero Kate Skinner quería deshacerse de ellas, así que las ofreció a la partera Mary Hilton, que accedió a pagarle una módica suma.
¿Un gesto de amor? Nada más alejado. Fue una inversión.
Hilton las nombró Daisy y Violet. Cuando crecieron un poco, empezó a exhibirlas en un pub a cambio de dinero, como si fueran atracciones de circo.
Pero no llegó a usufructuar el negocio, porque murió en 1915. Su hija, Edith Hilton, que estaba casada con el productor de espectáculos Meyer Meyers, vio el potencial artístico del dúo y decidió llevarlas a Estados Unidos.
Las hermanas Hilton recorrieron el país como parte de un show de fenómenos, y se hicieron muy conocidas. En 1931 se independizaron de sus explotadores tutores. Los demandaron en un juicio muy recordado y se hicieron todavía más famosas.
Actuaron con estrellas como Bob Hope e hicieron cine. Se dice que el célebre mago Harry Houdini les enseñó a separarse mentalmente, para que una pudiera tener relaciones sexuales sin molestar a la otra.
Daisy murió en 1968 de una gripe muy fuerte. Bastaron pocos días para que Violet siguiera sus pasos.
Trece y quince años después nacieron Paris y Nicky, herederas del magnate hotelero Conrad Hilton. No hay ningún parentesco entre ellas, pero las conflictivas jóvenes, que con el tiempo se volvieron muy mediáticas por los escándalos que protagonizaron, les robaron el título de “hermanas Hilton”, enterrándolas en el olvido.

iografía

Hilton_012
image-200671
Daisy y Violeta, nacieron en Sussex, Inglaterra, producto de un amorío efímero de su madre Kate Skinner, quien las rechazó al momento de nacer. Su partera, Mary Hilton las compró a su madre y les brindó su apellido.1 Daisy y Violeta nacieron como gemelas siamesas pigópagas compartiéndo su pelvis, nalgas y circulación sanguínea. En los tiempos que nacieron no existían ni los conocimientos médicos ni mucho menos la forma de separarlas quirúrgicamente, aunque la Sussex Medical Society consideró separarlas pero, por el riesgo de que una de ellas falleciera, no prosperó la iniciativa. Mary Hilton, quien no tenía buena situación económica para la manutención de las gemelas decidió ponerlas en exhibición y cobrar por ello en la Roses’s Royal Midgets Fame presentándolas como fenómenos junto a otras personas que eran rarezas biológicas en vida. Daisy y Violeta aprendieron a tocar elsaxofón.

Afiche promocional de un espectáculo de teatro de Daisy y Violeta Hilton (circa 1920)

Fueron llevadas en una gira a Australia donde hicieron una fortuna y la hija de Mary, Edith Hilton, conoció y se casó con un vendedor feriante llamado Myer Myers. Mary Hiton falleció en ese país, testando la fortuna a las gemelas, entonces Daisy y Violeta fueron adoptadas por el nuevo matrimonio. Los Myers llevaron a las gemelas a los Estados Unidos, donde fueron representadas por el agente de espectáculos William Oliver, en una gira circense en la década de los años 20, causando gran expectación. Tanto los Myers como la gemelas se radicaron en San Antonio.

Para 1931, los escándalos se presentaron en la vida de Daisy y Violeta y salieron a la luz pública pruebas de que el agente abusaba de ellas; de hecho, la esposa de Oliver pidió el divorcio. De paso, los Myers fueron acusados de lucro indebido al exponer a las gemelas a situaciones de sobreexposición.

Las gemelas, asesoradas legalmente, pidieron la anulación de la tutoría de los Myers, desvinculándose del matrimonio y pudiendo conservar su casa en San Antonio. Ese año, las gemelas pasaron a ser ciudadanas estadounidenses y pasaron a ser sus propias agentes, volviendo al espectáculo circense, su única forma de ganarse la vida.

En 1932, aparecieron en la película Freaks y en 1933 una de las gemelas, Violeta, se enamoró del músico Maurice L. Lambert e insistió en casarse con él. Pero, ningún estado quiso legalizar la boda, aduciendo motivos morales, religiosos e incluso supersticiosos; sin embargo, en New Yorklogró expedirse la licencia de matrimonio en 1936 para Violeta. Daisy se casaría en 1950. Ambos matrimonios fueron breves.

En 1951, aparecieron en la película Chained for Life, que fue un rotundo fracaso de taquilla, y las gemelas consumieron toda su fortuna. Intentaron levantar un negocio de Hot Dogs, pero no tuvieron suerte al ser boicoteadas por gente del medio que las acusó maliciosamente de “monstruos”. Para 1960, quedaron en la indigencia más absoluta, víctimas de personas sin escrúpulos que les arrebataron su dinero. Fueron amparadas por un gerente de tienda de comestibles que las empleó como revisadoras de envases; vivían en un pequeño remolque. El 4 de enero de 1969, fueron afectadas por la gripe de Hong Kong y fallecieron sin oportunidad de asistencia médica en su remolque. 2

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.