BANCA_QUE_ET_TOCA_980x90

La ‘número dos’ de Oxfam dimite en pleno escándalo por la contratación de prostitutas en Chad y Haití

4473890AGENCIAS El escándalo de la contratación de prostitutas por parte de parte del personal de Oxfam en Chad y Haití se ha cobrado su primera cabeza en el seno de la organización británica: la directora adjunta, Penny Lawrence, ha dimitido este lunes al hacerse responsable de los errores de supervisión sobre el equipo que utilizó los fondos de la ONG para contratar servicios sexuales, una renuncia que tiene lugar justo después de que el Gobierno de Reino Unido avisara de que revisará la financiación de la cooperación para evitar conductas inapropiadas.

“Con gran tristeza anuncio que he dimitido como subdirectora ejecutiva de Oxfam en Reino Unido”, señala Lawrence en un comunicado difundido por la organización, que tras la revelación del escándalo sexual ya había mostrado su rechazo a lo que ha calificado de “comportamientos inaceptables”.

“En los últimos días hemos sabido que hubo denuncias sobre el comportamiento de nuestro personal tanto en Chad como en Haití ante las que no actuamos de forma adecuada”, admite Lawrence en el comunicado. “Ahora está claro que esas alegaciones -relativas a la contratación de prostitutas y que afectaban tanto al director en el país como a miembros de su equipo en Chad- aparecieron antes de que se trasladará a Haití”, reconoce la nota.

La exdirectora ejecutiva adjunta de Oxfam, Penny Lawrence

Aunque ni Lawrence ni ningún otro comunicado de la organización especifica los nombres de los miembros del personal involucrados, el diario The Times, que fue el que desveló el pasado viernes el informe interno sobre las denuncias en Haití, identificó el director de la misión, Roland van Hauwermeiren, como uno de los implicados. Como resultado, Van Hauwermeiren y otros dos altos cargos dejaron la ONG sin ningún tipo de acción disciplinaria, mientras que otros cuatro trabajadores fueron despedidos.

Como directora de programas en esa época, me avergüenza que ocurriera bajo mi supervisión y asumo toda la responsabilidad

El comunicado de la ya exdirectora adjunta señala que “como directora de programas en esa época, me avergüenza que ocurriera bajo mi supervisión y asumo toda la responsabilidad”. Asimismo, se disculpa por las consecuencias: “Siento profundamente el daño y la angustia que esto ha causado a quienes apoyan a Oxfam, al conjunto del sector de la cooperación y a la mayoría de la gente vulnerable que confiaba en nosotros”.

La financiación pública, en entredicho

La dimisión de Lawrence es, por ahora, la principal consecuencia de un escándalo que ya está afectando a la reputación de la ONG y que podría poner en cuestión su financiación: la ministra británica de Cooperación Internacional, Penny Mordaunt, avisaba este domingo en una entrevista en la BBC de que las organizaciones que se han visto implicadas en casos de abusos deben colaborar “plenamente” con las autoridades y que el Ejecutivo cortará la financiación a aquellas que no lo hagan.

En esa misma entrevista, Mordaunt lamentaba que Oxfam, que recibe una cuantiosa subvención pública -unos 36 millones de euros en 2017- no informara al Gobierno sobre los motivos por los que tres de sus altos cargos dimitieron y los otros cuatro trabajadores fueron despedidos en 2011.

La titular de Cooperación Internacional llegaba a acusar a la organización de falta de “liderazgo moral”, al tiempo que le reclamaba que aportara todos los datos a su disposición sobre el caso: “Si no entregan toda la información que recogieron en su investigación a las autoridades relevantes, incluida la Comisión de Organizaciones No Gubernamentales y la fiscalía, no podré continuar trabajando con ellos”, recalcaba.

En este sentido, la directora ejecutiva de Oxfam, Winnie Byanyima, ha resaltado este mismo lunes que su organización se compromete a entregar toda la información requerida: “Queremos restaurar la confianza. Queremos reconstruir esa confianza. Nos comprometemos a ser honestos, transparentes y responsables ante el problema de la conducta sexual inapropiada. Ahora estamos en un lugar diferente”, ha manifestado.

Sin embargo, también la Comisión Europea ha exigido que se aclaren todos los extremos: “Esperamos que Oxfam aclare por completo estas alegaciones con máxima transparencia y con urgencia. Estamos preparados para revisar y, si es necesario, retirar financiación a cualquier socio que no cumpla los elevados estándares éticos necesarios”, ha recalcado la portavoz comunitaria, Maja Kocijancic, quien ha avisado, además, de que se investiga si las indemnizaciones que recibieron los empleados involucrados tras su despido fueron pagadas con fondos europeos.

Para todos los públicos

La directora de Oxfam niega que ahora pueda ocurrir

Byanyima, que se ha dicho “profundamente dolida” por el escándalo en una entrevista concedida a la agencia Reuters, ha asegurado que esos hechos no podrían suceder bajo los sistemas y las reglas establecidos desde entonces. “Lo que sucedió en Haití fue que unos pocos hombres privilegiados abusaron de las mismas personas que se suponía que debían proteger, usando el poder que tenían de Oxfam para abusar de mujeres sin poder. Me rompe el corazón”, ha resaltado.

Según Byanyima, las ONG deben evitar que las personas que no comparten sus valores se unan a ellas. “Necesitamos hacer más en términos de investigaciones y compartir los resultados de esas pesquisas para que los infractores no cometan delitos en otras organizaciones”, ha recalcado.

El diario británico The Times desveló la semana pasada el contenido de un informe interno de Oxfam según el cual, siete trabajadores de la misión que la ONG desplegó en Haití tras el devastador terremoto de 2010, entre ellos su jefe, Roland van Hauwermeiren, contrataron los servicios de prostitutas con el dinero de la organización.

El informe interno de la ONG de 2011 al que ha tenido acceso ese rotativo habla de una “cultura de impunidad” entre parte del personal destacado en Haití y afirma que “no se puede descartar que alguna de las prostitutas fuera menor de edad”. De acuerdo con The Times, la entonces directora ejecutiva de la ONG, Barbara Stocking, ofreció a Van Hauwermeiren una “salida por etapas y digna” porque su despido habría tenido “implicaciones potencialmente serias” para la labor de Oxfam y su reputación.

A esas acusaciones sobre el uso de trabajadoras sexuales se suma a una denuncia anterior por un hecho similar sucedido en Chad en 2006, una cadena de acontecimientos que, por ahora, ha desembocado en la dimisión de Penny Lawrence.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.