La plaga de langosta en Madagascar ha sido contenida, pero existe el riesgo de que reaparezca

530_LocustPR-photo920x612La plaga de langosta que se extendió por Madagascar, amenazando los principales cultivos alimentarios básicos y los pastizales del país, ha sido contenida con éxito, sin embargo, estos logros se ven amenazados por la falta de financiación, según alertó hoy la FAO.

Al comienzo de la plaga en abril de 2012, la langosta migratoria de Madagascar –muy destructiva- asoló los cultivos y pastos a su paso desde el suroeste del país hacia el norte. En abril de 2014, se había extendido hacia las mayores áreas de cultivo de arroz en el noroeste del país y amenazaba los medios de vida de 13 millones de personas.

Este potencial de provocar un daño aún mayor fue contenido gracias a la primera campaña de lucha contra la langosta, parte de un programa de tres años ejecutado conjuntamente por la FAO y el Gobierno de Madagascar, en estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

“Las consecuencias de esta plaga podrían haber sido devastadoras, pero gracias a los grandes esfuerzos del Gobierno malgache, con el apoyo de la FAO, hemos logrado con éxito evitar que estas langostas continuasen su migración”, explicó David Phiri, Coordinador Subregional de la FAO para el África austral.

Cultivos protegidos

Dado que las actuaciones contra la plaga comenzaron en septiembre de 2013, las operaciones áreas a gran escala han permitido vigilar una superficie de más de 30 millones de hectáreas y combatir las poblaciones de langosta en más de 1,2 millones de hectáreas.

Hasta la fecha se han recibido un total de 28 millones de dólares EEUU en donaciones de los Gobiernos de Austria, Bélgica, Francia, Italia, Japón, Madagascar -a través de un préstamo del Banco Mundial-, Noruega y Estados Unidos, así como de la Unión Europea y del Fondo Central para Emergencias de Naciones Unidas. Entre los donantes también se incluyen Argelia, Mauritania y Marruecos, que proporcionaron los pesticidas.

Los resultados preliminares de una misión de evaluación de la FAO y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) -realizada entre mediados de junio y mediados de julio de 2014 en colaboración con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural-, indican que la primera campaña contra la langosta logró evitar un daño mayor a los cultivos y pastos y protegió las grandes zonas productoras de arroz de las regiones del centro y norte del país.

Esta primera campaña también ofreció la oportunidad de fortalecer la capacidad nacional para la gestión de la plaga.

“A pesar del gran apoyo y los logros alcanzados, nos enfrentamos ahora a un nuevo reto, debido a una falta financiación”, advirtió Phiri.

Se necesitan más fondos

Los fondos disponibles hasta el momento son sólo suficientes para implementar la primera parte de la segunda campaña de lucha contra la langosta, que comenzó en septiembre de 2014. Con el inicio de la temporada de lluvias, a partir de octubre de 2014, la situación de la plaga se agravará, ya que las temperaturas y humedad estacionales en estos meses suponen las condiciones ideales de desarrollo para la langosta. La segunda y tercera campañas son imprescindibles para reforzar, respectivamente, la disminución de la plaga y el retorno a una situación de retroceso.

Se necesita con urgencia un apoyo adicional de 14,7 millones de dólares EEUU para reconocimientos aéreos, operaciones de control, equipos, pesticidas, así como la contratación de personal clave para estas segunda y tercera campañas.

“Cada día es una lucha para alimentar a nuestros hijos y enviarles a la escuela”, se lamenta Hantanirina Florentina, que vive en una aldea cerca de Sakaraha en Madagascar central. “Nuestra principal fuente de ingresos es nuestra parcela de 100 metros cuadrados y los pequeños trabajos de mi marido. La plaga de langostas afectó a nuestro sustento e hizo nuestra vida cotidiana aún más difícil. Hay que ponerle fin, para que podamos cultivar y proteger nuestros medios de vida”.

Sin una financiación adicional, los esfuerzos realizados durante la primera campaña se perderán en gran medida y la plaga de langosta se extenderá de nuevo. El contexto fue similar en 2010/11 y 2011/12, cuando no hubo financiación para dos campañas contra los insectos y, en consecuencia, se desarrolló la plaga actual.

“Hemos evitado una crisis alimentaria inminente”, dijo Phiri, “pero Madagascar puede verse amenazado aún por una crisis económica y humanitaria si las dos campañas siguientes no se implementan a tiempo”.

“Estamos en condiciones de ayudar: solo falta un último esfuerzo para evitar este desastre y prevenir plagas en el futuro”, añadió.

Según afirmó el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Madagascar, Roland Ravatomanga, “la primera fase de lucha contra la langosta tuvo éxito gracias al apoyo de nuestros socios técnicos y de financiación, pero aún queda mucho por hacer para la segunda fase en 2014 y 2015. Invito formalmente a la comunidad internacional en nombre del Gobierno y el pueblo malgache, a darnos apoyo financiero y material. La seguridad alimentaria y nutricional de Madagascar dependen de ello”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.