728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

La playa de Tavernes vibra con la locura balcánica de Goran Bregovic

Goran Bregovic. (Foto-(Foto-Carla Stebbling Belmonte).
image-409688

Goran Bregovic. (Foto-Carla Stebbling Belmonte).

El Péndulo | Redacción.- La locura balcánica conquistó ayer la playa de Tavernes de la Valldigna durante la segunda jornada de Iboga Summer Festival. El músico y compositor Goran Bregovic encabezó el cartel con su Orquesta de Bodas y Funerales. También fue un día de grandes debuts. Las formaciones de swing Tape Five y Tia Bradza junto a los grupos Blow y Äl Jawala hicieron su presentación ante el público español en el Iboga.

Solo habían pasado dos años desde su primera visita al festival en 2014 pero el regreso de Goran Bregovic era muy esperado por los ibogueros. Sentado y de blanco como la última vez, y acompañado por su orquesta de músicos y coristas caracterizados con trajes típicos de los Balcanes, Bregovic desató la locura nada más comenzar el concierto. Los bailes del público levantaban una humareda de polvo que se fue haciendo más grande conforme avanzaba. Sonaron temas del álbum Champagne por Gypsies pero el broche final lo pusieron “Bella Ciao” y “Kalasnjikov”. Horas antes el trío Blow inauguró el programa del escenario principal. Dos saxofones y una batería fueron suficientes para crear el sonido de una auténtica banda con guitarra y bajo incluidos. Su característica puesta en escena con máscaras dejó todo el protagonismo a la música. A continuación la canadiense Tia Brazada sedujo al público con su voz melódica y sensual. Ataviada como una estrella pin-up, boa de plumas y gafas de sol de gato incluidas, invitaba a seguir el ritmo de su repertorio de jazz swing que fue in crescendo hasta alcanzar ritmos cercanos al charlestón. La formación franco-alemana Äl Jawala cambió de registro con su sonido gypsy de fondo electrónico, conseguido solamente con metales, percusión y saxofones. “Wake up”, el primer tema de su último disco Hypnophonic con reminiscencias al sonido Bollywood, daba comienzo a su actuación. Sin embargo, el momento de mayor conexión con el público se produjo cuando los músicos se reunieron en corro en la arena mientras seguía el concierto.

Tape Five devolvió el swing al escenario del Iboga. El alemán Martin Strathausen se apoderó de las tablas como un gran divo del género para tocar temas de su recién publicado trabajo Circus Maximus, como “Mad Dogson the Scene”, pero también versiones de grandes clásicos como “Summer Time”. El punk folk de los locales X-Fanekaes tomó el relevo a Bregovic cuando las ganas de danzar ya eran insaciables. Con el álbum Sexe, cassalla i punkfolk recién publicado y tras pasar por la carpa de circo en 2015, los valencianos mostraron una gran entrega. Y con el nivel más alto de locura iboguera, los húngaros Bohemian Betyars hicieron su aparición en el Iboga por tercer año consecutivo. El cierre de la noche estuvo reservado a Little Big.

Programa de hoy

La programación de la carpa de circo ha comenzado con DJ cuando el sol asomaba por la playa de Tavernes. Avanzada la mañana tendrá lugar la final del concurso de bandas. Los venezolanos Gypsy Ska Orchesta, el grupo de Tavernes La Fístula Vallkanika, los catalanes Contra-Band y los murcianos Clot se disputarán con un directo ante un jurado especializado el premio de 1.000€ en metálico y la oportunidad de abrir esta misma tarde los conciertos del escenario principal. Para hoy está prevista también la visita al festival de personas refugiadas del centro de acogida de inmigrantes de Cullera, gestionado por CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado). La ONG organiza también a las 15 h. el coloquio “La realidad de las personas refugiadas” en la que se podrá escuchar las experiencias de demandantes de asilo en España. Som Energia, cooperativa a la que se ha asociado el festival para suministrar al recinto de electricidad verde y renovable, también dará una charla sobre energías renovables.

El último día del Iboga comenzará en el escenario principal con el ganador del concurso de bandas, seguido de los belgas OPMOC. Tras pasar por el festival la edición pasada, regresan con su fusión de múltiples géneros como funk, reggae, punk, hip hop, ska, dub, jazz e incluso salsa. La cumbia tendrá un hueco por primera vez en el cartel iboguero de la mano de la orquesta Chico Trujillo. Después, desde Seattle pero con orígenes tan diversos como Bosnia, Bulgaria, Indonesia y EEUU, los Kultur Shock darán muestra de su contundente fusión de gypsy, punk, balkan y rock, que llevan tocando desde hace 20 años. Tras ellos será el turno del último cabeza de cartel, Bad Manners. La mítica banda de ska de los 80 se encuentra de celebración de su 80 aniversario y hace parada en el Iboga para repasar algunos de sus grandes éxitos como “Lip up Fatty”. Les seguirán los representantes de Grecia en Eurovisión en 2013, Koza Mostra, con su mezcla de balkan ska. Los gallegos Chotokoeu y los valencianos La trocamba Matanusca, dos grupos que se han ganado el gran aprecio del público del Iboga, despedirán por todo lo alto de esta cuarta edición.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.