728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

La remunicipalización de los servicios públicos favorecerá que el empleo sea su primera víctima

Valencia Noticias | Redacción.- Madrid acogió el I Foro de Servicios Públicos Municipales y una de sus conclusiones más rotundas fue que el empleo será la primera víctima de los procesos de remunicipalización de servicios públicos como consecuencia de los recientes cambios políticos registrados en la corporaciones locales tras las últimas elecciones municipales.

El Foro tuvo como sede el  Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada  y en el mismo participaron Valeriano Gómez Sánchez, exministro de Trabajo y Vicepresidente/Director General del Instituto Coordenadas para la Gobernanza y Economía Aplicada, Andreu Cruañas, presidente de la Asociación de Agencias Privadas de Empleo (ASEMPLEO) y miembro de la Junta directiva nacional de CEOE, CEPYME, vocal del Consejo nacional del Sistema de Empleo (Ministerio de Empleo y Seguridad Social), y Jesús Sánchez Lambás, abogado, Vicepresidente Ejecutivo del Instittuo Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada y miembro de la Comisión Ejecutiva de Transparency Internacional en España.

Según los componentes del encuentro tras los comicios municipales, accedieron al poder grupos políticos que abanderan la supresión de la gestión privada de servicios públicos, limpieza, saneamiento, suministro de agua, transporte, mantenimiento de señales de tráfico, etc.

Según sus conclusiones, el riesgo más evidente de esta tendencia va a ser la pérdida de puestos de trabajo o el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores que actualmente hacen funcionar esos servicios municipales desde empresas privadas.

Argumentan que hay una serie de cuestiones ineludibles que anulan esa visión de automatización del pase de lo privado a lo público. “No hay procesos de subrogación inmediata por parte de los ayuntamientos de los empleos afectados. El modelo de sucesión de empresa que se da entre empresas privadas no se replica de forma automática si un ayuntamiento recupera la gestión de un servicio que antes gestionaba una empresa privada”, recalcaron.

Según los especialistas, está claro que Hacienda “no va a permitir operaciones de trasvase de empleo que supongan incremento del gasto”. Y ese incremento, señalan, está prácticamente garantizado “pues los municipios no pueden asumir directamente los costes laborales de los nuevos trabajadores sobre la base de que sus salarios se cubren con los ingresos que anteriormente recibía la empresa contratista”.

Opinan que en la mayor parte de los casos se trata de empresas que trabajan para múltiples municipios, con modelos de gestión “globalizados” en los que los ingresos globales de todas sus concesiones “cubren todos sus costes igualmente globales y obtiene su beneficio”.

Los intervinientes del foro advierten que si se fragmenta el mercado y cada municipio se convierte en una empresa aislada, ese colchón de seguridad desaparece y cada municipio debe obtener los recursos para pagar los salarios de los nuevos trabajadores “funcionarizados”.

En un sistema de tarifas controladas, con tramos de bajo consumo en servicios esenciales como el agua que tiene precios casi simbólicos, “no habría más solución que reducir empleo o subir tarifas a todos los usuarios para cubrir los costes salariales”.

Para Andreu Cruañas, “antes de optar entre una gestión exclusivamente municipal u otra de colaboración público-privada, es imprescindible una evaluación de eficacia y de eficiencia. Cruañas ha explicado que la colaboración entre agencias privadas de empleo y servicios públicos es la fórmula de éxito en los países de Europa y Norteamérica más desarrollados y que “ofrecer a los ciudadanos un servicio eficiente y de calidad para encontrar y mejorar su empleo debería anteponerse a su prestación pública o privada”.

Valeriano Gómez señaló que “la gestión privada de servicio público es un modelo de éxito más que razonable en todos los mercados en los que opera”. Recordó que fueron los ediles comunistas de Bolonia (Italia) en los años ochenta los que iniciaron el proceso de privatización, que aún perdura. La clave del éxito, dijo, “es que la regulación y la supervisión de los servicios públicos siempre está en manos del poder público. Eso nunca se cede y es lo que permite que un servicio se gestione con herramientas de empresa privada pero bajo estrategias públicas”.

Por su parte, Jesús Sánchez Lambás, destacó algunas de las amenazas que supone la generalización de políticas de remunicipalización de servicios. “Remunicipalizar supone en realidad una alteración grave del mercado que tienen una incidencia importante en la competencia. Sacar del libre juego empresarial bocados significativos de negocio rompe las reglas del juego de sectores empresariales plenamente consolidados”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.