MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

La sustitución de 1.400 moreras solo contempla la tala en aquellos ejemplares que hayan superado con creces su ciclo vital

“En líneas generales, el arbolado de Valencia es muy viejo, muy poco indicado y está muy maltratado”, afirma Pilar Soriano

La sustitución de 1.400 moreras solo contempla la tala en aquellos ejemplares que hayan superado con creces su ciclo vital y no puedan ser trasplantados, como medida de seguridad.

En ningún momento se procederá a una tala de árboles generalizada. Se hará estrictamente en los caos en que los técnicos piensen que ha acabado que han acabado su ciclo vital o supongan un riesgo para la ciudadanía”

La regidora Pilar Soriano ha recordado que como consecuencia del temporal del mes de noviembre pasado cayeron 142 árboles, y “el equipo de gobierno ha de   velar por la seguridad de los ciudadanos”. Los árboles situados en vía pública tienen una vida que oscila entre los 25-30 años, y los que se han talado tenían hasta 50 años.

 En ningún momento el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia ha manifestado su intención, ni es su voluntad, de proceder a la tala de 3.000 árboles. Siempre se ha hablado de reposición de árboles, nunca se ha dicho que se iban a talar, y me gustaría que quedase muy claro”, ha afirmado esta mañana la responsable del Área de Medio Ambiente y Cambio Climático, Pilar Soriano, que se ha referido a la sustitución de cerca de 1.400 moreras, “que se efectuará mediante tres procedimientos: la tala de aquellos ejemplares que hayan superado la vida media de la especie, el trasplante cuando sea posible, y un tercer método que será el tratamiento hormonal, en función de cada uno de los ejemplares se procederá de una forma o de otra”. . La regidora ha explicado que la vida mediana de un árbol en la ciudad oscila entre los 25 y 30 años, y en el caso de las moreras que se han talado, había ejemplares de hasta 40-50 años.

 

Soriano ha añadido que “el tratamiento hormonal es el método más delicado y el que supone una mayor agresión hacía la morfología del árbol, pero no descartamos su utilización puntual”. En cuanto a la tala, Pilar Soriano ha sido tajante al afirmar que “solamente se efectuará en aquellos ejemplares que hayan superado con creces su media de vida, un ciclo vital que en el caso del arbolado viario es mucho más corto que si está en un jardín. Estaríamos hablando de 25 a 30 años, y los ejemplares que se talaron el viernes estaban entre los 40 y los 50 años de vida, por lo cual ya habían superado ampliamente su ciclo vital , y suponían un peligro para la seguridad de las personas”.

 

Soriano se ha referido a “la nefasta gestión de la jardinería que ha sufrido esta ciudad por parte de los gobiernos municipales del Partido Popular”, y ha puesto como ejemplo las moreras, “esos árboles con más de 40 años de una especie que no es la mejor, por sus condiciones, para poder estar en la vía pública. El primer error ha sido no seleccionar las especies más sostenibles también desde el punto de vista de la propia vida del árbol”.

 

“Nosotros no queremos talar árboles, pero en ocasiones hay que hacer actuaciones en ejemplares que han estado toda la vida padeciendo en un alcorque de un metro cuadrado. Eso es asfixiar a un árbol, impedir que sus raíces se desarrollen de una forma correcta, y por eso estamos trabajando, por ejemplo en la calle San Vicente, instalando  alcorques de dos a cuatro metros cuadrados, y así se seguirá haciendo en las sucesivas plantaciones de arbolado.”

 

UNA CONTRATA SIN ÁRBOLES MONUMENTALES

 

Ha recordado que el anterior gobierno municipal aprobó el pasado 6 de junio “una contrata pública que estamos padeciendo porque limita y ata la capacidad de reacción del actual equipo de gobierno y está infradotada económicamente. Me llama la atención que mi predecesora, Lourdes Bernal, ahora salga a la calle en contra de una tala selectiva de árboles, cuando hace un mes tuve que firmar un contrato por emergencia porque en el pliego de condiciones de la contrata el mantenimiento de los árboles monumentales no está contemplado y había que dar un servicio”.

 

Ha explicado que las moreras son una especie a la que “has de hacer una poda muy agresiva, de forma que dejes el árbol completamente pelado, y eso produce un sufrimiento a la propia estructura. Si a eso le añadimos tratamientos hormonales, la situación todavía es peor. Lo que se hará es talar los árboles de mayor edad y sustituirlos por otras especies que tengan mayor capacidad de biomasa y que puedan dar más sombra. Me gustaría que quedara claro que en ningún momento se va a proceder a la tala de los árboles, y que se hará estrictamente en aquellos casos que pensemos que han terminado su vida. El camino que vamos a seguir es prevenir antes de curar”.

 

Ha recordado que cuando cayeron 142 árboles como consecuencia del temporal del pasado mes de noviembre, “muchos de ellos habían pasado una inspección y estaban sanos, pero se cayeron porque su resistencia mecánica no es la óptima. No queremos tener árboles inadecuados, y además el equipo de gobierno tiene que velar por la seguridad de los ciudadanos”

 

Respecto al trasplante, “se hará en aquellos árboles que tengan una adecuada capacidad de regeneración, lo que no ocurre con los árboles viejos”, ha asegurado Soriano, “y lógicamente no en viario, no sobre pavimentos, sino en jardines donde no generen problemas y la situación es completamente diferente”. La concejala ha reiterado la voluntad municipal de “buscar la mejor de las salidas posibles” y ha afirmado que “en líneas generales el arbolado de Valencia es muy viejo, muy poco indicado y está muy mal tratado. Por eso los técnicos van a estudiar las medidas a tomar calle a calle”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.