La UPV abre expediente a los dos hackers que falsearon sus notas

 

fotonoticia_20180406192118_640La Universitat Politècnica de València (UPV) ha abierto un expediente disciplinario a los dos estudiantes que presuntamente accedieron ilegalmente al sistema informático para cambiar sus notas –y que fueron detenidos por ello– y ha dejado sus calificaciones ‘en cuarentena’ hasta que “se diluciden las consecuencias” de estos hechos, tanto en el procedimiento interno de la universidad como en la investigación policial y posibles repercusiones judiciales.

Así lo ha explicado a Europa Press el vicerrector de Alumnado de la Politècnica, José Luis Cueto, que ha incidido en la “completa sintonía y colaboración” de la universidad valenciana con la Policía Nacional, que ha llevado a cabo la investigación.

La Policía dio a conocer este jueves que dos jóvenes de 20 años había sido arrestados por supuestamente acceder de forma ilegal al sistema informático de la institución académica y apropiarse de las claves de unos 40 profesores para cambiar sus notas.

Las investigaciones comenzaron tras el hallazgo de un dispositivo espía tipo ‘keylogger’ en uno de los ordenadores de la universidad. Se trata de un software capaz de interceptar y guardar las pulsaciones realizadas en el teclado de un equipo informático sin que el usuario lo detecte.

No obstante, Cueto ha recalcado que no es un sistema sofisticado ni difícil de conseguir, sino que se limita a un aparato con aspecto similar al de un pendrive que se coloca en el ordenador por lo que no entienden que hubiera un fallo del sistema.

En este sentido, ha apuntado, fue la unidad de Sistemas de Información y Comunicación de la UPV –el área encargada de los temas de ciberseguridad de la entidad educativa– la que alertó el pasado 1 de febrero de anomalías, lo que puso en marcha los protocolos de seguridad de la universidad.

DENUNCIAS DE LOS PROFESORES AFECTADOS

Entonces, los vicerrectorados de Contenidos Digitales y Alumnado mantuvieron una reunión con los docentes que podían haber sido afectados por la acción de los ‘hackers’ y se les asesoró para que puedan interponer las correspondientes denuncias, ya que las presuntas irregularidades cometidas por los estudiantes “trascienden el ámbito académico”.

De hecho, los jóvenes fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de acceso ilícito a datos y programas informáticos, daños informáticos, descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil y falsedad de documento público.

Cueto ha resaltado que durante todo este tiempo la universidad ha guardado una gran “prudencia” porque es importante que este proceso tengan una resolución “ejemplar”, puesto que se trata de algo “muy grave que incumple los principios elementales de honestidad”. “No es solo un tema de picaresca”, ha aseverado el vicerrector, que ha apuntado que no hay en el historial de la institución un tema de esta gravedad.

Ha subrayado que fueron los propios recursos de la universidad los que detectaron las anomalías y que, de manera paralela al trabajo policial y las consecuencias que pueda tener por la vía judicial, la Universitat Politècnica abrió ya a principios de marzo el correspondiente expediente.

Los estudiantes no pueden ser expulsados mientras no haya una conclusión de ese expediente y del proceso externo pero lo que sí se ha adoptado es una cautelar firmada por el rector de sus notas, de manera que las calificaciones de estos alumnos quedan “en cuarentena, congeladas” haya que todo se aclare.

RED TOR

De acuerdo a la investigación policial, los agentes averiguaron que los sospechosos supuestamente se apropiaron de las claves de unos 40 profesores, a través de las cuales accedieron a sus cuentas personales de la intranet de la universidad y a sus correos electrónicos desde una serie de direcciones IP relacionadas con la red TOR. Esta es una red de comunicaciones distribuida por encima de la capa de internet de manera que nunca se revelan los datos de los usuarios que la utilizan, manteniéndose así como una red privada y anónima.

Los policías averiguaron que las calificaciones de muchos exámenes y trabajos suspendidos en un primer momento, posteriormente aparecían como aprobados con una buena nota en las actas, para lo cual presuntamente interceptaban el mensaje de aviso de cambio de nota que el sistema informático enviaba al docente, evitando que éste se percatara. Las notas finales eran publicadas en las actas oficiales sin que nadie se percatase del fraude.

Los agentes constataron la identidad de los sospechosos, que fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de acceso ilícito a datos y programas informáticos, daños informáticos, descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil y falsedad de documento público.

Los jóvenes, sin antecedentes policiales, fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sean requeridos.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.