MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Las complicaciones de la disfagia se pueden evitar con diagnóstico precoz, prevención y medidas nutricionales

Las principales complicaciones de la disfagia o trastorno de la deglución de alimentos sólidos y líquidos, que se caracteriza por la dificultad en la preparación oral del bolo alimenticio y/o por su desplazamiento desde la boca hasta el estómago, “se pueden evitar con un diagnóstico precoz, técnicas de prevención y un tratamiento dietético y nutricional adecuado, así como el estudio de una rehabilitación adecuada a las posibilidades del paciente “, según ha señalado Esther Alcalá, enfermera nutricionista del Hospital Doctor Moliner, durante su intervención en una jornada sobre Disfagia, dirigida a pacientes y familiares y profesionales, que se ha celebrado hoy en el Salón de Actos del centro sanitario.

La disfagia puede ocasionar “desde el punto de vista de la eficacia, sobre todo desnutrición y deshidratación, y en el caso de la seguridad, neumonía aspirativa e infecciones respiratorias “, ha manifestado la enfermera nutricionista, quien ha añadido que es “muy importante el efecto negativo que la Disfagia provoca sobre la calidad de vida del paciente “.

La prevalencia de la disfagia en pacientes con enfermedades neurodegenerativas (alzhéimer, párkinson, ELA) llega a alcanzar la práctica totalidad de los casos. Además, en la ancianidad (pacientes frágiles, hospitalizados o en residencias geriátricas) es del 60-80%. Otros datos reflejan que en el 30-40% de los pacientes con enfermedades neurológicas no progresivas (ictus, traumatismos cráneo-encefálicos) aparece la disfagia, así como en el 30% de pacientes con patología otorrinolaringológica.

Objetivos

El diagnóstico de la disfagia, por tanto, persigue como objetivos “la eficacia de la capacidad del paciente para ingerir la totalidad de las calorías y el agua que necesita para estar bien nutrido e hidratado, así como la seguridad de que se lleve a cabo la deglución sin que se produzcan complicaciones respiratorias (la aspiración se produce por el paso de líquidos y/o sólidos a la vía respiratoria o por mala higiene oral combinada con problema deglutorio)”.

Para evaluar todo ello, se dispone de métodos clínicos, como la historia clínica específica de cada paciente y la exploración clínica de la deglución mediante el método volumen-viscosidad (determinar la consistencia, la textura y el volumen más adecuado de los alimentos para cada paciente), además de la exploración de la deglución mediante pruebas complementarias específicas (videofluoroscopia, la manometría faringoesofágica y la fibrolaringoscopia).

Por otra parte, la enfermera nutricionista ha expuesto unas recomendaciones generales durante las comidas que se deben advertir en pacientes con Disfagia para prevenir sus complicaciones. Entre esas medidas, debe tenerse en cuenta que el paciente ha de estar despierto y ser capaz de responder a órdenes sencillas, debe tener la capacidad para mantener el alimento en boca y tragarlo en el momento conveniente. Además, se debe asegurar una posición corporal de seguridad durante la alimentación manteniendo a paciente sentado, con la espalda en contacto con el respaldo de la silla y los pies apoyados en el suelo. Y debe evitarse al máximo que el paciente extienda el cuello hacia detrás mientras traga.

Finalmente, como recomendaciones dietéticas, se deben conseguir texturas homogéneas y evitar grumos, semillas, hebras y espinas. Además, se recomienda el triturado de los alimentos en el momento de tomarlos y pasarlos por el colador para conseguir una textura uniforme. Además, no añadir más liquido del necesario en el triturado, porque reduciría su valor nutritivo, y en caso de necesidad puede añadirse leche o salsas para conseguir texturas más suaves.

En la jornada sobre disfagia celebrada hoy en el Hospital Doctor Moliner, han intervenido también la doctora María Carmen Badía, neuróloga del centro sanitario, quien ha hablado de las estructuras anatómicas implicadas en la deglución y de las fases de la Disfagia, además de Laura Montalva, la logopeda del hospital, que se ha referido al test que se realiza para detectar la existencia de Disfagia y a la preparación de la textura más adecuada según el grado de Disfagia del paciente. Por último, se llevado a cabo una demostración práctica con la realización de horchata y fartons en diferentes texturas.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.