MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Les Arts acoge los primeros ensayos de ‘L’elisir d’amore’, de DonizettI

educ_16-09-10_elisir_damore_2
image-420058

El Palau de les Arts Reina Sofía alberga esta semana los primeros ensayos de ‘L’elisir d’amore’, de Donizetti, la ópera con la que comienza la II Pretemporada con precios populares el próximo 1 de octubre.

La canadiense Keri-Lynn Wilson regresa a Les Arts para la dirección musical de este título, con el que se convierte en la segunda mujer en dirigir ópera en la historia del teatro. Ya en la primera temporada en 2006, la chino-estadounidense Xian Zhang subió al podio de la Sala Principal con ‘La Bohème’. Meses después, en febrero de 2007, Keri-Lynn Wilson debutó al frente de la Orquestra de la Comunitat Valenciana con un concierto con la mezzosoprano Olga Borodina y el bajo Ildar Abdrazakov.

El centro de artes repone su montaje de ‘L’elisir d’amore’, realizado en coproducción con el Teatro Real, que ha sido requerido por las óperas de Bruselas, Graz y Palermo. Damiano Michieletto firma la puesta en escena, con escenografía de Paolo Fantin, vestuario de Silvia Aymonino e iluminación de Alessandro Carletti.

Destacados artistas, jóvenes cantantes y antiguos alumnos del Centre Plácido Domingo integran el reparto de la obra. La soprano Ilona Mataradze, una de las primeras artistas del Centre, alterna el papel de Adina con Karen Gardeazabal, de la actual promoción del proyecto artístico.

Por su parte, el ascendente tenor estadounidense William Davenport, que cantará también en ‘Lucrezia Borgia’, de Donizetti, interpreta el papel de Nemorino, mientras que Paolo Bordogna, uno de los barítonos más solicitados en el repertorio belcantista y que debutó en Les Arts en 2011 con ‘La Cenerentola’, da vida a Dulcamara.

Cierran el elenco protagonista el barítono Mattia Olivieri (Belcore), que también se formó en el Centre de Perfeccionament y que en la actualidad canta con regularidad en la Scala de Milán.

Además del estreno el próximo 1 de octubre, Les Arts acoge más funciones de ‘L’elisir d’amore’ los días 4, 7, 9 y 12 de ese mismo mes. El importe de las localidades oscila entre 7 y 50 euros, con precios intermedios de 40, 28, 20 y 15 euros,
Una metáfora del malestar de los jóvenes

“L’elisir d’amore” es una ópera cómica en dos actos con libreto de Felice Romani, basado en el libreto de Eugène Scribe para ‘Le philtre’ de Daniel-François-Esprit Auber. Estrenada en Milán en 1832, relata las vicisitudes que atraviesa el ingenuo Nemorino para conquistar el amor de la rica y distante Adina. La obra de Donizetti es una de las piezas imprescindibles dentro del repertorio operístico y contiene algunas de las arias más populares del género como ‘Una furtiva lagrima’ y ‘Chiedi all’aura lusinghiera’.

Según explica el director de escena de este montaje, Damiano Michieletto, “La historia de ‘L’elisir d’amore’ es divertida pero a la vez triste porque nos muestra al desdichado Nemorino como esclavo de un elixir mágico que promete el amor. Pero el propio elixir es una mentira en sí mismo”.

La obra de Donizetti -matiza Michieletto- es también una metáfora sobre el malestar de los jóvenes que buscan refugio en sustancias químicas para evitar afrontar sus miedos y problemas. “Por eso he optado -concreta- por contextualizar la historia en el momento actual con personajes reales y creíbles. El lugar donde transcurre este ‘Elisir d’amore’ es la playa”.

Para Michieletto, “este lugar, la playa, recoge de manera simple las relaciones necesarias del libreto y potencia la diversión y la credibilidad para el público de hoy. En el primer acto es la playa de día, con las familias y los niños que juegan. En el segundo acto es la playa de noche, con la fiesta, el alcohol, el sexo, las bromas y luego la playa desolada y vacía en la que Nemorino canta ‘Una furtiva lagrima’, uno de los momentos más célebres de la partitura”.

En la producción de Michieletto, Adina regenta el chiringuito de la playa donde trabaja Giannetta. Nemorino es un humilde “chico para todo”, cuya máxima dicha es poder contemplar a la bella Adina. Dulcamara es un moderno charlatán que promete felicidad a cambio de sus brebajes energéticos, mientras que Belcore es un marinero recién llegado al puerto que desembarca en la costa con ganas de compañía femenina.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.