Los préstamos entre personas abaratan las compras de Navidad