728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Marc Marginedas reconoce a Laachraui, suicida de Bruselas, como uno de sus carceleros en Siria

descarga
Najim Laachraoui en dos imágenes de archivo

El reportero de El Periódico Marc Marginedas, que estuvo secuestrado en Siria entre septiembre de 2013 y marzo de 2014 por yihadistas de Estado Islámico, ha reconocido como uno de sus carceleros a Najim Laachraui, uno de los terroristas que se suicidó detonando su carga explosiva el pasado 22 de marzo en el atentado del aeropuerto de Bruselas.

En el reportaje ‘El carcelero amable’ que este domingo publica El Periódico, Marginedas relata su relación con Najim Laachraui durante su cautiverio, durante el cual ocasionalmente también estuvo bajo el control de tres yihadistas británicos, entre ellos Jihadi John, autor de varias decapitaciones.

Según relata Marc Marginedas, Laachraui, que en Siria se hacía llamar Abú Idriss, “era, con diferencia, el más articulado, inteligente y reflexivo de los carceleros de habla francesa que nos custodiaron, desde octubre del 2013 hasta finales de diciembre de ese año, en una mazmorra próxima a Alepo”.

Marginedas indica que, poco después de ser secuestrado y mientras era trasladado encadenado a la que sería su mazmorra, entabló con Laachraui una conversación que “era casi una charla de amigos, en tono cordial, en la que casi llegamos a olvidarnos de que dos de los interlocutores éramos rehenes privados de libertad y el tercero, un carcelero que en cualquier momento podría recibir la orden de ejecutarnos”.

El reportero explica que, a diferencia de los tres yihadistas ingleses, el yihadista belga “no obtenía placer observando el dolor ajeno, ni infligiéndolo sin provocación previa”, y que, cuando se encargaba de la intendencia, “la comida llegaba puntualmente dos veces al día”, e incluso alguna vez se ofreció a calentarla.

No le temblaría la mano al matar

Pese a estas “atenciones”, ni Marginedas ni otros rehenes occidentales que estaban con él “llegaron a dudar ni un instante de que a Abú Idriss/Najim Laachraui pudiera temblarle la mano si recibía la orden de matar”.

La última ocasión en la que Marginedas vio a Laachraui fue a finales de enero de 2014, cuando le pidió unos datos familiares y la contraseña de su página de Facebook, en donde después le cambiaron su nombre por otro en árabe.

De Laachraui se sospecha que, además del atentado en el aeropuerto de Bruselas, también estuvo implicado en la red que llevó a cabo los atentados de París del pasado 13 de noviembre en los que murieron 130 personas, ya que su ADN se encontró en el material explosivo utilizado en la capital francesa.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.