728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Montón anuncia que acabará con el copago farmacéutico para pensionistas con rentas menores de 1.000 euros

FarmaciaI_redimensionarMontón anuncia que acabará con el copago farmacéutico para pensionistas con rentas menores de 1.000 euros y personas con discapacidad
La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha comparecido hoy en les Corts Valencianes para explicar las principales líneas de trabajo de su departamento y el cambio de modelo sanitario que va a impulsar el nuevo Consell, basado en los principios de universalidad, gratuidad en la atención, calidad y equidad.

Un cambio de modelo que fomentará la prevención y la atención de los pacientes crónicos, que representan el 80% de las consultas en Atención Primaria. En 15 años, el 25% de la población tendrá más de 65 años y es a partir de esta edad cuando se concentran las enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia). La atención a estas enfermedades representa el 80% del gasto sanitario.

“Esta tendencia demográfica y epidemiológica es nuestro gran reto, reto que vamos a abordar desde nuestros equipos de atención primaria, médicos y médicas, enfermeros y enfermeras de familia”, ha señalado la consellera. Montón ha anunciado medidas como la integración sociosanitaria en las zonas básicas de salud, la potenciación de la enfermería de gestión de casos o la puesta en marcha de programas de Cirugía Menor Ambulatoria desde primaria.

Este cambio pivota sobre tres ejes: La recuperación del sistema público, la recuperación de derechos arrebatados en materia de salud y la democratización del sistema para devolver la voz a los profesionales y a la ciudadanía sobre la base de la transparencia.

Carmen Montón ha lamentado el proceso progresivo llevado a cabo en los últimos 15 años que ha conducido a la entrega al sector privado de la atención sanitaria integral de un millón de personas (el 20% de la población valenciana) por el sistema de desgajar departamentos de salud de la red pública para dejarlos bajo el control de la gestión privada a través de la fórmula de la concesión administrativa.

En esta línea, y en lo relativo al diagnóstico mediante resonancia magnética, la consellera ha anunciado el primer paso en el camino de la integración plena del servicio a la red pública: serán los radiólogos de los hospitales públicos en los que se encuentran los equipos de resonancia privados los que supervisarán las exploraciones, en lugar de profesionales de estas empresas. Este modelo, con mayor utilización de recursos públicos se extenderá progresivamente al conjunto de centros donde siga vigente el concierto, que concluye en 2018.

Igualmente se ha referido a la reversión de las concesiones administrativas, iniciando el proceso con una escrupulosa fiscalización de la actividad y del cumplimiento de los contratos, que se van a hacer públicos con sus correspondientes cláusulas para que puedan ser revisados por la ciudananía, “permitiendo que la luz entre en la conselleria”.

Recuperación de derechos en materia de salud

La consellera ha criticado el modelo mercantilista y de exclusión sanitaria que ha dejado sin derechos a colectivos como las personas migrantes en situación irregular, los pensionistas o las personas con pocos ingresos. Así, tras recordar que, según los datos de Barómetro Sanitario, un 7,9% de los valencianos ha dejado de tomar algún medicamento recetado por un médico los últimos dos meses al no poderlo pagar, Montón ha anunciado que se eliminará el copago farmacéutico a pensionistas con rentas por debajo de los 1.000 euros mensuales y a las personas con discapacidad, que tenían gratuidad de acceso a medicamentos hasta 2013.

“También vamos a acabar con el veto impuesto a las parejas de lesbianas y a las mujeres solas para acceder a tratamientos de reproducción asistida en la sanidad pública”, ha afirmado la consellera, en referencia al decreto 16/2012 de recortes en el sistema sanitario público, que también cerró el paso a la atención normalizada de los inmigrantes en situación irregular. En este sentido ha reiterado que el primer decreto aprobado por la Generalitat en esta nueva etapa perseguía precisamente la restitución de la atención sanitaria integral a estas personas, para garantizar la igualdad en el acceso a la salud en la Comunitat Valenciana, donde ya hay más de 3.500 personas con cobertura normalizada, de las 30.000 que se estima que resultarán beneficiadas.

“Tenemos además un listado de 2.248 menores que se han mantenido durante años sin derecho a la atención sanitaria, sin tarjeta, sin control sobre su vacunación, contemplados como pacientes privados para ser facturados”, ha explicado Montón. “Desde hoy -ha añadido- todos estos menores ya están incluidos en el Sistema Valenciano de Salud”.

Oferta pública de empleo

La consellera Montón ha asegurado que para llevar a cabo este cambio de modelo hay que contar con los profesionales sanitarios, cuyas condiciones laborales hay que mejorar, incorporando nuevos trabajadores para combatir la precariedad y la falta de contratación de los últimos años. Así, ha anunciado la próxima publicación en el DOCV de la convocatoria de las Ofertas Públicas de Empleo de los años 2014 y 2015, que suman un total de 1.216 plazas, de las que 435 son de promoción interna y 781 son de turno libre.

Participación ciudadana

Carmen Montón ha defendido la implicación de la ciudadanía en el sistema sanitario y ha anunciado que la futura Ley de Participación en Salud dotará de soporte legislativo a la participación, a través de los consejos de salud y los consejos locales, para implicar a las autoridades municipales y a los ciudadanos, y que se corresponsabilicen y sus opiniones sean tenidas en cuenta.

En esta línea ha anunciado también la reforma de la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana, para que cuente con una amplia participación política, social y cívica. Y el desarrollo de una ley que aborde la atención del final de la vida para morir con dignidad.

La Fe de Campanar tendrá uso sanitario

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública ha enumerado las medidas adoptadas desde que el nuevo equipo directivo empezó a gestionar, hace hoy 87 días. La primera de ellas fue parar la demolición del antiguo hospital La Fe en Campanar. “La anterior administración sacó a licitación la demolición del complejo del centro sanitario a solo tres semanas de las pasadas elecciones de mayo, pero una decisión tan importante merece una profunda reflexión y no se puede imponer”, ha explicado Montón.
La conselleria ha analizado los informes elaborados hasta el momento y los ha remitido a una entidad externa, el Colegio de Arquitectos de Valencia, para contar con una voz independiente, que indique cuál es la situación real de los edificios de La Fe de Campanar. A la espera de esa evaluación, la consellera ha asegurado que el recinto de Campanar tendrá un uso sanitario.

“El espacio de Campanar debe ser renovado, no solo en términos de construcción, los edificios abandonados deben transformarse en un nuevo entorno de salud donde ubicar construcciones sostenibles y modernas. Al mismo tiempo debe volver a ser el referente asistencial, en calidad e innovación en la transformación del modelo asistencial Valenciano”, ha explicado Montón. “Para conseguirlo, la Conselleria propondrá a la sociedad civil, desde el espíritu de participación que declaramos en este inicio de legislatura, la creación de un espacio de salud, a través de un Plan Director, que contendrá las propuestas tanto desde el punto de vista de su interés asistencial como financiero y arquitectónico”, ha añadido.

Desbloqueo al acelerador lineal

Además de aspectos sencillos como atender las quejas de los pacientes con diabetes, respecto a una correcta dispensación de agujas, se ha modificado la contratación a través de la fórmula de la bolsa interna, el llamado ‘bolsín’, una fórmula muy criticada por su abuso para la contratación discrecional.

“También hemos desatascado la compra de un nuevo acelerador lineal para el hospital Provincial de Castellón. A pesar de que se encuentra en el tramo final de su vida útil, ni la diputación de Castellón ni la anterior Conselleria de Sanitat, habían habilitado fondos para licitar un nuevo acelerador.

Cabe citar por último que la conselleria ha incorporado a Calcsicova a la comisión de seguimiento de la dispensación de los fármacos antivirales de última generación contra la hepatitis C. Hasta el momento, ya se han tratado a 3.300 personas con los nuevos fármacos, y se estima que a final de año ya sean 5.000 las personas tratadas.

“Hemos desbloqueado las negociaciones sobre el nuevo acuerdo marco entre la Generalitat y los Colegios de Farmacia que se encontraban en punto muerto debido a la ruptura de las conversaciones entre los farmacéuticos y la anterior administración” ha señalado por último la consellera, tras anunciar que ya han comenzado las reuniones para poder alcanzar a un acuerdo pactado.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.