Morales; “El partido ante la U.D. Las Palmas es para todos; es el partido de los jugadores y de la afición”​

Morales Levante UD

El “Comandante” Morales, pone la atención en el partido del próximo domingo ante la U.D. Las Palmas en el Ciutat desde las 12:00 horas.
Valencia/.- El atacante subraya la importancia del duelo ante la escuadra canaria y trata de alertar los sentidos de la totalidad de los estamentros que conforman el levantinismo. “El partido ante la U.D. Las Palmas es para todos; es el partido de los jugadores y de la afición”, resaltó dotándolo de relevancia e incidiendo en la magnitud del apoyo de la masa social azulgrana. “Cuantos más seamos, mejor puede salirnos. En el último partido, contra el Eibar, la gente respondió muy bien y se notó el aliento de la afición. Si sumamos a la afición con el talento que estamos sacando ahora, tenemos más posibilidades de sacar el partido adelante”.

Morales explicó las causas del viraje que ha mostrado el Levante en las últimas temporadas. Paco nos dijo que era un entrenador de jugar al ataque y a los futbolistas nos gusta jugar con balón, pero no solo a los atacantes, también a los mediocentros y a los defensas les gusta jugar el balón. Hemos dado todos un paso más hacia adelante para tener mejor salida del balón y más llegada. Llevamos tres o cuatro partidos con gol y con la posesión de balón minimizamos el ataque del rival. Somos un equipo atrevido para ir hacia adelante y, además, muy valiente”. El atacante valoró la igualada y la imagen mostrada por las huestes granotas ante el Girona en un territorio difícil para los rivales. La osadía fue un aspecto que acentúa.

“Fue un partido muy serio en líneas generales. El Girona es un equipo muy duro en su campo y marcó un golazo desde fuera del área, pero el equipo reaccionó bien, tuvo ocasiones, consiguió el empate merecido e incluso pudo haber ganado el partido”. Morales colecciona distintivos. Amenaza a Barral como máximo anotador del Levante en la élite y roza el centenario de confrontaciones en Primera con la elástica blaugrana. Resalta que “son aspectos secundarios” que, no obstante, son motivo de orgullo. “Son números y todo por ayudar al equipo. A todos nos gusta sentirnos valorados en un lugar y sobre todo por ser el máximo goleador del Levante en Primera y sería un orgullo tremendo para mí, pero son cosas secundarias en las que no me fijo e intento trabajar día a día para ser mejor dentro del campo. La verdad es que no me puedo quejar. Estoy haciendo una buena temporada desde un prisma personal”.

Oier; una vuelta al frente de la portería azulgrana

Los hechos se precipitaron en el Estadio Gran Canaria. Aquel domingo de finales de noviembre de 2017, Oier fue escogido por Muñiz como guardián de la portería azulgrana. Quizás en las horas previas a la cita ante la U.D. Las Palmas no existieran indicativos tangibles de una variación al frente de la meta azulgrana. No había atisbo de debate, pero lo cierto es que el técnico asturiano confirmó la presencia del meta de Irún encabezando la alineación presentada en la charla previa al duelo al enfrentamiento ante la escuadra amarilla. Quizás todo comenzara antes en el tiempo. Quizás en la mente del preparador comenzara a adquirir fuerza y a perfilarse esa posibilidad como secuela de las prestaciones de Oier en el partido que inauguró la eliminatoria copera que cruzó al Levante y al Girona sobre el césped del Estadio Montilivi un mes antes. El arquero vasco coronó su estreno sobre la superficie del rectángulo de juego del ejercicio 2017-2018 con una actuación convincente y meritoria. Oier abonó la confianza y la seguridad en un duelo marcado por la diana de Boateng.

Fue una jornada de reivindicaciones desde un plano colectivo y también personal, por las transformaciones en el once presentado, que el guardameta aprovechó en su beneficio. Sus guantes se agigantaron aquella noche para guarecer su portería de las acometidas de los atacantes catalanes. La tendencia se mantuvo en la Isla del tesoro ante los delanteros del grupo que dirigía Paco Ayestarán. Nacía un duelo repleto de simbolismo por los condicionantes y también por su envoltorio. Aquella confrontación apenas necesitaba presentaciones. El signo de la victoria trascendencia para convertirse en un imán. El triunfo generaba una especial atracción entre los dos contendientes. El grado de necesidad de cada escuadra acentuaba su innegable valor. Oier alzó un muro inconmensurable sobre el que se edifico la victoria azulgrana. Doukouré y Jason fueron los goleadores.

El meta fue encarnación de la negación del gol y también el heraldo. No es un contrasentido, ni una paradoja. El relato que marcó la acción de la diana conquistada por el mediocampista africano brotó desde sus pies en una jugada que estremeció el corazón de los estamentos blaugranas por su osadía. El vértigo se apoderó del meta en una acción desenfrenada. El balón regresó a los dominios del cancerbero ante la mirada inmisericorde de los atacantes locales. Oier amortiguó el cuero mientras sentía el aliento de la vanguardia local sobre su cogote. Su instinto de supervivencia le llevó a burlar la vigilancia de los atacantes a un metro de la línea del gol con un regate seco. Cualquier error podía ser superlativo, pero fue la génesis del primer gol. Oier abrió hacia el costado izquierdo. Toño emergió para dirigir el cuero hacia las inmediaciones de la meta local. Doukouré hizo el resto con un remate de cabeza ajustado.

El Levante tomó Canarias para fortalecer su espíritu y su fe. Fue una victoria redentora. Oier adquirió galones en noventa minutos persuasivos para revitalizar su ánimo. “No me lo esperaba. El entrenador me lo comunicó al mediodía. Yo entreno bien y estoy preparado, pero es cierto que Raúl estaba jugando bien. Igual la dinámica del equipo no era buena y el entrenador quiso hacer un cambio en la portería porque los tres porteros entrenamos bien”, advirtió unas jornadas después de adquirir la titularidad. Su discurso es revelador: impera un sentido de pertenencia a la colectividad que supera las cuestiones estrictamente personales. Ese mensaje cala e impregna la concepción futbolística que defiende. Su aparición sobre el pasto no resultó testimonial. El meta se alistó en el choque siguiente ante el Atlético de Madrid. Y no se ha desviado de la ruta que conduce a la titularidad desde esa fecha. La prueba es más que evidente; una vuelta con Oier resguardando la portería granota.

Intensidad en el entrenamiento matinal en Buñol

La intensidad se convierte en una norma en cada uno de los entrenamientos desarrollados por el grupo que conduce Paco López. La plantilla azulgrana no cae en la relajación en una semana marcada por la relevancia del partido del próximo domingo ante la U.D. Las Palmas. Las sesiones resaltan este compromiso y el carácter de un equipo que ha sumado ocho de los postreros doce puntos. Al filo de las diez y media los jugadores han saltado al campo número uno de la Ciudad Deportiva para reemprender la actividad física. La matinal ha incluido distintas prácticas de presión y posesión del balón y partidos condicionados en espacios delimitados. Morales no se ha ejercitado con el grupo. El Comandante ha realizado un trabajo preventivo en el gimnasio que ha conjugado con tratamiento de fisioterapia. Lerma ha realizado parte del entrenamiento con el colectivo, si bien se ha retirado con antelación para efectuar un trabajo personalizado de prevención. La escuadra azulgrana descansará en la jornada de maña miércoles para regresar a los entrenamientos el jueves desde las 10:30 horas en Buñol.

Venta de entradas on line

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.