Podemos y Cs constatan buena “sintonía” para la reforma electoral que podría salir adelante antes de fin de año

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, y el de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, han matenido una reunión durante una hora en la Cámara Baja con el fin de impulsar dicha reforma y han acordado abrir “una vía de coordinación permanente” para llevarlo a cabo.

“Con la sintonía que hemos encontrado hoy, me da la sensación de que los trabajos irán más rápido que lentos para que a lo largo de 2018 podamos votar en la Cámara una reforma de la ley electoral”, ha asegurado Montero, en la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión. “La música de estos instrumentos es buena”, ha apreciado el dirigente del partido ‘naranja’.

Ninguno se ha cerrado en banda a las propuestas del otro y no han fijado “líneas rojas” que pudieran condicionar un posible acuerdo. Se han comprometido a estudiar todas las propuestas e incluso a renunciar a algunas con el fin de lograr los apoyos necesarios para que pueda salir adelante, aunque se oponga el PP.

Un Congreso que “se parezca más a España”

En rueda de prensa, ambos dirigentes han trasladado su coincidencia total en el objetivo de cambiar las “reglas de juego”, es decir la fórmula de recuento basada en la Ley D’Hont, para dotar al sistema de mayor proporcionalidad, para “que el Congreso se parezca más a España”, aunque no han entrado al detalle sobre fórmulas.

La portavoz del partido morado ha explicado que espera que con esa reforma se modifique el reparto de escaños en el Congreso para que sea más acorde a lo que se vota en las urnas.

Con la fórmula actual, ha subrayado Girauta, “donde un diputado le cuesta 57.000 votos al PP, a Ciudadanos le cuesta 97.000”, según el promedio de España, y que “el PACMA tiene los mismos votos que el PNV” sin lograr representación. “Dos ejemplos escandalosos”, ha dicho.

Tanto Podemos como Ciudadanos quieren hacer efectivo el principio de que ‘una persona, un voto’. Para ello, Podemos propone que se utilice el método Saint Lague, en lugar de la Ley D’Hont que se aplica actualmente. Este método Saint Lague ya se aplica en otros países como Nueva Zalanda, Noruega, Suecia o Dinamarca.

Según los cálculos hechos por el partido morado, si los votos de las últimas elecciones de junio de 2016 se hubieran repartido con este sistema, el PP bajaría de 137 a 122 escaños; el PSOE sólo perdería uno (pasaría de 85 a 84); Unidos Podemos subiría de 71 a 77; Ciudadanos, de 32 a 44; ERC se quedaría igual, con 9; el PDeCAT, perdería uno (de 8 a 7); al igual que el PNV (bajaría de 5 a 4).

Girauta, por su parte, ha subrayado que cada cual ha explicado su modelo “ideal”, que en el caso de Ciudadanos es el alemán, pero también defendió un “ejercicio de realismo” para, sin reformar la Constitución, algo que no parece posible en esta legislatura, acercarse a los objetivos que ambas partes consideran esenciales.

Otras medidas coincidentes

En la reunión de hoy Unidos Podemos y Cs no han entrado en más detalles y se han limitado a intercambiar sus propuestas, algunas de ellas coincidentes, como es facilitar el voto de los españoles residentes en el exterior, aprovechando nuevas tecnologías “más que suficientes para que la identificación quede acreditada” y el voto no tenga que ser “rogado”, lo cual ha reducido la participación electoral de ese colectivo del 30% al 8%.

Ambas partes consideran también la conveniencia de un mailing electoral conjunto para que todas las papeletas lleguen en un único sobre a los ciudadanos y que podría suponer un ahorro “sustancial” de dinero público y de papel.

Tanto Montero como Girauta se han comprometido a estudiar las propuestas y han resaltado que “por primera vez” existe “voluntad política” entre ambos partidos de corregir la “intolerable” falta de proporicionalidad del vigente sistema electoral.

Sobre la medida defendida por el partido morado de bajar la edad mínima para votar hasta los 16 años, o la del partido naranja, de prohibir que los prófugos de la justicia no puedan presentarse a unas elecciones, no han entrado ninguno de los dos a valorarlas y han advertido de que ahora toca estudiarlas.

Esperan que el PSOE se sume

Tanto Girauta como Montero han destacado que si dos formaciones como Podemos y Cs, con modelos antagónicos en las cuestiones económicas, sociales o territoriales, coinciden en la importancia de que el sistema electoral sea “más justo” y proporcional, eso permite pensar que los socialistas apostarán también por esa reforma y esperan que se sumen.

La reforma, recuerdan, no supondría tener que retocar la Constitución -para lo que también necesitarían el apoyo del PP-, sino simplemente la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).

Es por eso que creen que la reforma se podría aprobar en la Cámara Baja incluso sin el apoyo del PP. De hecho, el partido de Albert Rivera ha fijado una reunión con la formación de Pedro Sánchez para la semana que viene para tratar sobre esta reforma.

“Sin el PP podríamos construir una mayoría alternativa en el Congreso para conseguir que la Cámara Baja se parezca más a lo que votan los españoles“, ha asegurado Montero.

Ambos portavoces se ha mostrado convencidos de que antes de que acabe el año, podrían votarse los cambios, aunque han mostrado sus dudas de que el partido del Gobierno, el PP, se quiera sumar. “Tengo muchas dudas de que el PP quiera un sistema electoral más justo”, ha puntualizado Montero.

Según Montero, la idea será llevar a la subcomisión de reforma electoral del Congreso una propuesta concreta que se pueda votar a lo largo de este año en el Pleno y pueda salir adelante antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.