Puig anuncia una reunión con los municipios afectados por la falta de inversión de los Presupuestos Generales en las líneas de cercanías

foto2– La Generalitat ha licitado la redacción de los proyectos de la línea L10 (antigua T2) del metro de València desde la calle Alicante hasta el barrio de Nazaret, así como del estudio de prolongación de la línea desde la calle Alicante al Mercado Central y el Pont de Fusta
– Puig, que ha presidido el consejo de dirección de la Conselleria, ha explicado que el nuevo mapa de concesiones ordenará “por primera vez en décadas” el transporte público

València. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado una reunión “en las próximas semanas” con los municipios afectados por la falta de inversión para las líneas de Cercanías en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Puig ha denunciado que el ministerio de Fomento anunció 1.400 millones de inversión durante 9 años para el plan de Cercanías de la Comunitat, pero, ha señalado, “en estos momentos no aparecen ni 50 millones”. Un “incumplimiento escandaloso”, en palabras de Puig, que ha recordado que “lo que habría de hacerse en 9 años tardaría 70 a este ritmo”.

Así, el president ha lamentado que solo se contemplen “pequeñas partidas” y que no se haya dedicado ninguna para la electrificación de la línea C3 cuando, según ha explicado Puig, la ejecución de estas inversiones se había planteado “con carácter urgente” por parte del propio Ministerio en reuniones anteriores.

Así lo ha explicado el jefe del Consell tras presidir la reunión del consejo de dirección de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, que ha tenido lugar en la Ciudad Administrativa 9 d’Octubre.

El president ha avanzado que le hará llegar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el “sentimiento de agravio” que se desprende de unos presupuestos que, ha incidido, incumplen la palabra dada por parte tanto del presidente como del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Entre los incumplimientos que dejan los Presupuestos, el jefe del Ejecutivo valenciano ha destacado la “vergonzante ausencia de la financiación para el transporte del área metropolitana de València”. Puig ha defendido que la inexistencia de esta subvención en los presupuestos “es la constatación de que los valencianos no tenemos los mismos derechos, posibilidades y oportunidades que otras ciudades de España”.

Además, Puig ha denunciado que el Gobierno central tiene una deuda histórica con la Generalitat tanto por la financiación como por la infrainversión, y ha advertido que el Consell “no perdonará” ninguna de estas deudas.

Metro Nazaret-Pont de Fusta

Entre las inversiones que se han tratado en la reunión, Puig ha abordado la licitación de la redacción de los proyectos de la línea L10 (antigua T2) del metro de València desde la calle Alicante hasta el barrio de Nazaret, así como del estudio de prolongación de la línea desde la calle Alicante al Mercado Central y el Pont de Fusta.

“Hemos pasado de una línea que estaba totalmente abandonada por el anterior Consell a poner en marcha el proceso para que la conexión de Nazaret al Pont de Fusta por metro y Tram sea posible en los próximos años”, ha reivindicado Puig.

Así, el president ha manifestado que el Consell no renunciará a una “infraestructura clave” a la que la Generalitat destinará 86 millones de euros en dos fases, aunque, como ha recordado Puig, “sin la ayuda que han recibido otras ciudades” para planes similares.

Planes de movilidad

Puig también ha resaltado que la Generalitat está invirtiendo sus esfuerzos en “mejorar la movilidad”, para lo que ha considerado como fundamental el mapa concesional del transporte público, que engloba, a su vez, más de 40 planes.

Este plan, que, según ha explicado el president, pretende facilitar los desplazamientos, por ejemplo, hasta los hospitales y centros educativos, cambiará “por primera vez en décadas” todo el sistema concesional de transporte público público de la Comunitat Valenciana.

Un mapa que, como ha señalado Puig, tendrá en cuenta la Agenda Valenciana contra la Despoblación (Avant), para que “pequeños municipios tengan las oportunidades que ahora no tienen”.

“Estamos en un espacio de nueva planificación”, ha comentado el jefe del Consell, al tiempo que ha lamentado que “durante muchos años en la Comunitat Valenciana se había renunciado a planificar, a que el actor público fuera un actor determinante respecto al suelo y el territorio”.

De este modo, el president ha explicado que se plantea un desarrollo con el acuerdo de la ciudadanía y todos los actores que participan del desarrollo territorial para “intentar cambiar de una vez por todas un paradigma que ha de pasar de la especulación a la sostenibilidad”.

Urbanismo

Otro tema tratado por el consejo de dirección en su reunión ha sido el Plan de Agilización y Transparencia en la Planificación y Gestión Urbanística, en el que se va a comenzar a trabajar en breve.

Este plan tiene como objetivo coordinar las 50 unidades administrativas distintas que son las que informan ante la tramitación de cualquier plan urbanístico. Así, ha explicado el president, se pretende garantizar “que las cosas se hagan bien, pero que se hagan rápido”.

“La eficiencia del sector público es fundamental”, ha señalado Puig, que ha considerado necesario frenar el “marasmo burocrático que existe muchas veces” para “facilitar la inversión sana”.

Lotup

Otro punto de la reunión al que Puig ha hecho mención es el desarrollo de la Lotup (Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje), que el president ha considerado “un elemento fundamental de seguridad jurídica para los inversores”, así como de impulso habitacional y “para resolver problemas de muchos años que estaban generando indefensión”. El camino, ha proseguido, es el de lograr una mejor gestión, más eficaz y con “más capacidad de generar economía a través de la planificación”.

Próximos meses en la conselleria

El president también ha aprovechado para exigir al ministro de Fomento que, “en el plazo más rápido posible”, se firme el convenio del plan de vivienda, al tiempo que ha manifestado que ante la publicación del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, durante los próximos 3 meses la Conselleria se centrará en el desarrollo de las diferentes órdenes y convocatorias y ayudas que se deriven.

Por otro lado, y en cuanto a los proyectos de rehabilitación y regeneración urbana ya previstos en los presupuestos de 2018, el president ha precisado que en los próximos meses se firmarán los convenios con los ayuntamientos de Alicante, Segorbe, L’Alcora, Almussafes, Alfarp, Llíria y Ontinyent para iniciar las obras proyectadas.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.