728x90

Rehenes alemanes en poder del grupo islamista filipino ruegan por su vida

“Ruego a los gobiernos de Filipinas y Alemania que hagan todo lo que puedan porque quiero volver a ver mi familia”, dijo uno de los rehenes.

Rehenes-alemanes-ruegan-por-vida-1945547

Los 2 rehenes alemanes en poder del grupo islamista filipino Abu Sayyaf rogaron por su vida hoy a los gobiernos de Alemania y Filipinas, aseguraron que están sufriendo mucho y expresaron su deseo de volver a ver a su familia.

En una entrevista a la Radio Mindanao Network (RMN), difundida este lunes, losrehenes Stefan Viktor Okonek, de 71 años de edad y Herike Diesen, de 55, recuerdan a Berlín y Manila que se les está agotando el tiempo y que Abu Sayyaf puede cumplir su amenaza de ejecutarlos.

El islamista filipino amenazó la semana pasada con decapitar alguno de los 2 rehenes alemanes que tiene en su poder, si el gobierno de Alemania no paga un rescate y retira su apoyo a la operación militar contra el autodenominado Estado Islámico (EI) en Siria.

“Les cortaremos la cabeza, si el gobierno de Alemania no deja de prestar apoyo a Estados Unidos en su ofensiva para asesinar a nuestros hermanos musulmanes en Irak y el Levante”, destacó en referencia al EI, antes conocido como Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL).

Abbu Sayyaf, quien se manifiesta leal a Al Qaeda, dio a Alemania hasta el próximo 10 de octubre para cumplir con sus demandas de pagar un rescate de 250 millones de pesos filipinos (unos 5.6 millones de dólares) y cesar su apoyo a la ofensiva contra el EI por la vida de los rehenes.

“Ruego a los gobiernos de Filipinas y Alemania que hagan todo lo que puedan porque me gustaría volver a ver mi familia de nuevo”, indicó Diesen, tras expresar que no sabe por cuánto tiempo más aguantará las duras condiciones en que se encuentra.

“La situación aquí es muy, muy estresante”, señaló la rehén alemana a la emisora filipina, desde un lugar de la selva no especificado.

Los dos alemanes fueron secuestrados por Abu Sayyaf el 25 de abril pasado, cuando navegaban en una embarcación cerca de la isla de Palawan, en el sur de Filipinas, mientras estaban de vacaciones.

“Estoy sufriendo mucho (…) mi estado de salud ha empeorado y temo por mí (…) Con suerte, nuestro gobierno hará todo lo posible por liberarnos”, dijo Okonek , cuya voz fue identificada plenamente por personal del Servicio de Inteligencia.

El rehén recordó que llegó a las Filipinas feliz para un día de fiesta, pero desafortunadamente eso no sucedió. “Estoy sufriendo mucho porque me llevaron como rehén … y ahora me tengo que sentar en el suelo, dormir en el suelo … y mi estado de salud empeoró”, comentó.

El rehén alemán dijo también a RMN que vivir en la selva es muy peligroso, “podemos contraer cualquier enfermedad tropical… no estamos seguros de cuánto tiempo podemos sufrir de Malaria o algo así, necesitamos salir de aquí lo antes posible”,

Notimex

 

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.