Sesión en el Parlamento catalán, ¿y ahora, nueva sesión a las andadas?

Parlament catalán

El pleno que se celebra hoy es el primero en el que cambian los equilibrios de poder entre fuerzas independentistas y constitucionalistas en la cámara autonómica de Cataluña.

Agencias/.- El Parlamento catalán se ha celebrado hoy un nuevo pleno con la novedad de la admisión de la delegación de voto del ex presidente Carles Puigdemont. La Mesa de la Cámara tomó la decisión este martes por mayoría, y lo hizo público a través de Twitter, a pesar de las reticencias de los letrados de la institución. La solicitud había sido hecha después de la detención en Alemania de Puigdemont, el pasado día 25 de marzo, pero no fue estudiada y posteriormente aceptada por el órgano de gobierno del Parlamento regional hasta esta semana.

El expresidente ha delegado su voto en su compañera de bancada Elsa Artadi. Igualmente lo han hecho Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull, los dos primeros habían sido candidatos a la investidura como presidente de la Generalitat, al igual que Puigdemont.

Después de las elecciones del pasado mes de diciembre y de dos candidatos fallidos a la investidura –el propio expresidente catalán y Jordi Sánchez–, el 22 de marzo se produjo el primer debate de investidura con el candidato Jordi Turull, que no consiguió la confianza de la Cámara. Desde ese día, según estipula la ley, se disponen de dos meses de plazo para investir un presidente de la Generalitat, para lo cual se necesita un nuevo candidato. De no ser así, se celebrarán nuevos comicios este verano.

Ver imagen en Twitter

Parlament Catalunya

@parlamentcat

¿Qué se ha debatido en esta sesión?

En la sesión plenaria de hoy la cuestión de la investidura no estaba sobre la mesa. La parálisis que está suponiendo la carencia de un Gobierno efectivo y la prórroga de la intervención de la autonomía catalana por parte del Estado hacía indispensable comenzar a tomar medidas legislativas. Así, la Cámara debía debatir y votar sobre la convalidación o revocación de dos Decretos Leyes, uno que prevé recuperar la paga extraordinaria de los funcionarios catalanes de 2012 y otro sobre las necesidades financieras de la prórroga presupuestaria.

Ambos decretos ley finalmente han sido retirados del pleno por los partidos independentistas, alegando que podría producirse un defecto de forma.

Exigencia de responsabilidad al presidente del Parlamento

El punto más polémico del día ha sido el debate y votación sobre la propuesta de resolución de Ciudadanos, el partido más votado en las elecciones, sobre la exigencia al presidente del Parlamento de transparencia y responsabilidad institucional en el ejercicio de sus funciones.

El texto que ha presentado la formación tacha la actitud del presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, como “de cariz tacticista, falto de buena fe”. Afirma también que “ha posibilitado la parálisis de una institución”, en referencia a la Cámara legislativa.

Este texto finalmente ha sido rechazado por la Cámara con 40 votos a favor, de Ciudadanos y Partido Popular, y 94 en contra de JuntsxCat, ERC, PSC y En Comú-Podem.

Cambio de mayorías

La investidura de Jordi Turull resultó fallida porque, con la abstención de los cuatro diputados de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), los independentistas contaban con un voto menos que el denominado bloque constitucionalista: 64 a 65.

Este equilibrio ha cambiado a raíz de la admisión del voto delegado de Carles Puigdemont, que a partir de ahora ejercerá en su nombre Elsa Artadi, diputada de su mismo grupo parlamentario, Junts per Catalunya (JuntsxCat). En estos momentos, si la abstención de la CUP se mantiene, se produciría un empate entre ambos bloques.

Los partidos nacionalistas podrían alcanzar la mayoría en futuras votaciones si consiguieran la delegación del voto de Antoni Comín, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el único diputado que se encuentra fuera de España (además de Puigdemont). La cuestión no parece fácil, puesto que el Tribunal Supremo de España ya vetó que se pudiera conceder a políticos que se encontraran en busca y captura.

Precisamente esta ha sido la argumentación utilizada por la Mesa del Parlamento catalán para aceptar la solicitud de Carles Puigdemont, puesto que tras su detención por las autoridades alemanas ya no se encuentra en busca y captura. Esta decisión ha acarreado las críticas de la oposición y las dudas de los letrados del Parlamento, que no tienen claro que se ajuste a derecho.

¿Se puede lograr la investidura con esta composición del Parlamento?

Con las cifras actuales es imprescindible el apoyo de los cuatro escaños de la CUP. Si su abstención se mantiene no sería posible investir a un candidato, pues los diputados de los partidos independentistas JuntsxCat y ERC sumarían 65 votos, al igual que la suma de los escaños de Ciudadanos, Partidos Socialista de Catalunya, En Comú-Podem y Partido Popular. Para que la investidura se produzca es necesario que los votos afirmativos superen a los negativos, no basta con un empate.

Desde ERC hace semanas que parece que se apuesta por aparcar el proceso soberanista y formar Gobierno cuanto antes, contrastando con el enroque de JuntsxCat. Una de las posibilidades contempladas sería atraer al bloque de gobierno al grupo parlamentario de En Comú-Podem, que pese a no ser independentista, se ha mostrado muy crítico con la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que ha habilitado la intervención de la autonomía catalana. Esta hipótesis pasa porque JuntsxCat se alejara de las posturas más extremistas, aceptaran un candidato que no tenga causas pendientes con la justicia y accedieran a dejar de lado el proceso independentista.

JxCat reactiva la candidatura de Sànchez tras la renuncia de Turull y el apoyo de Puigdemont. 

Sànchez acepta la candidatura, Puigdemont la apoya y Turull se retira. Los tres, en prisión preventiva, han mandado cartas desde la cárcel. JxCat vuelve así al plan B y argumenta que la ONU avala esta candidatura. La CUP mantiene el veto: “O Puigdemont o programa republicano”

Junts per Catalunya vuelve a su plan B y apuesta como candidato a la investidura, otra vez, por su número dos y diputado, Jordi Sànchez, quien ya fuera segunda opción tras Carles Puigdemont.

Sànchez ha aceptado volver a ser candidato a la Presidencia de la Generalitat tras la renuncia “provisional” de este mismo jueves del ex conseller Jordi Turull, el tercer y último candidato oficial a la investidura, y el apoyo explícito del propio expresident Puigdemont.

Los hasta ahora tres candidatos a la investidura, todos procesados por rebelión y malversación, han movido ficha para volver a plantear al exlíder de la ANC como presidenciable. El consenso es claro: Sànchez debe ser de nuevo candidato.

Así lo han dicho a través de tres cartas desde las respectivas cárceles donde cumplen prisión provisional- Puigdemont, desde Alemania; y Sànchez y Turull, desde Madrid. Sànchez ha mostrado su “plena disposición” a ser candidato, Turull ha dado un paso al lado y Puigdemont ha apoyado la candidatura del primero, en lo que Sànchez ha definido como “estrategia colectiva”.

JxCat: “Ahora no hay otro escenario que no sea investir a Sànchez”

Posteriormente, lo ha confirmado, en rueda de prensa, el portavoz de JxCat Eduard Pujol, quien ha dicho que “ahora no hay otro escenario que no sea el de investir a Sánchez. Los posconvergentes trabajarán ahora para hacer viable esa complicada investidura.

La estrategia de JxCat se centra en destacar que hay un nuevo escenario tras la admisión a trámite por parte del Comité de Derechos Humanos de la ONU de la denuncia presentada por Sànchez por la “vulneración” de sus “derechos políticos”. Naciones Unidas avisó a España, como medida cautelar antes de resolver el fondo de la cuestión, de que tenía que “garantizar el derecho político” del diputado. Y a eso se agarran ahora desde el partido de Puigdemont.

El portavoz independentista ha considerado que hay un “camino por recorrer” tras la resolución de la ONU, que ha tildado como “oportunidad excepcional”.

De este modo, la pelota vuelve a estar en el tejado del presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, que estudia ya la propuesta de JxCat. Decidirá si, de nuevo, proclama a Sànchez candidato y pone fecha a una investidura o inicia una nueva ronda de contactos para buscar a otro candidato alternativo libre de cargas judiciales, como le piden los grupos no independentistas. El reloj corre y el tiempo se agota el 22 de mayo.

El Tribunal Constitucional prohibió una investidura a distancia- en este caso la de Puigdemont– y dijo que sólo podía darse una investidura de un diputado encarcelado en caso de permiso previo del Supremo. El juez Pablo Llarena impidió la salida de Sànchez para someterse a la votación.

Sànchez ve su investidura “justa jurídicamente y necesaria políticamente”

En su carta, Sànchez hace referencia, para volver a defender su candidatura, al informe de la ONU. Precisamente esta decisión del organismo internacional motivó que Sànchez cambiase de posición- había anunciado que renunciaba a ser diputado y candidato- y se volviera a postular como presidenciable.

“Como bien sabéis, la resolución del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en la que se instaba al Estado español a garantizar mis derechos políticos, abre una brecha y una garantía para poder convocar un debate de investidura, presentar mi programa de Gobierno y ser sometido a votación”, dice Sànchez en su carta.

Ver imagen en Twitter

Jordi Sànchez@jordialapreso

Recuerda que el Tribunal Supremo le impidió salir de la cárcel para someterse al debate- lo que motivó la búsqueda del plan C fallido de Jordi Turull– y considera que proponer su investidura ahora es una “decisión justa jurídicamente y necesaria políticamente”. Cree que el Estado español “no tiene otra opción que respetar la resolución de la ONU” porque de no hacerlo, añade, “sería un escándalo jurídico mayúsculo y evidenciaría lo que hace tiempo que denunciamos: que el Estado español no es una democracia consolidada”.

Puigdemont pide al Estado que permita investir a Sànchez

Por su parte, Puigdemont ha pedido al Estado, a través de otra misiva, que permita ahora la investidura de Sànchez, atendiendo a las “medidas” planteadas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU en defensa de sus “derechos políticos”.

Ver imagen en Twitter

Carles Puigdemont 🎗

 @KRLS

📑 Carta des de la presó de Neumünster ⬇️

Con los mismos argumentos que Sànchez, Puigdemont alude a las medidas cautelares planteadas por la ONU y aboga por que se permita la investidura del diputado.

Para el expresident, la resolución de la ONU no es “menor ni trivial” sino de “gran trascendencia” y la ve como “una oportunidad sin precedentes, que hay que aprovechar jurídica y políticamente en la defensa de la causa a nivel internacional”.

“Cabe decir que la resolución que afecta al diputado Sànchez fue emitida con una celeridad extraordinaria, sin duda debido a la gravedad de los hechos y la irreversibilidad de la vulneración de sus derechos en caso de que este proceso se alargara excesivamente”, alerta.

Cree Puigdemont que investir a Sànchez es un “acto de justicia que repara el daño causado por los poderes del Estado español”.

Turull renuncia de manera “provisional” y apoya a Sànchez

Desde la cárcel de Estremera (Madrid), Jordi Turull, se ha unido a la estrategia de los posconvergentes para impulsar de nuevo a Sànchez.

“Como bien sabéis, hace unos días el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas pidió en España que disponga todas las garantías y mecanismos necesarios para que el diputado Jordi Sánchez pueda hacer valer sus derechos políticos y someterse al debate de investidura ante el pleno para ser investido. Esta petición hace patente, a los ojos del mundo, la falta de garantías políticas en España y evidencia que los derechos políticos de las minorías son vulnerados por una justicia absolutmanente politizada y al servicio del poder central”, denuncia en su carta.

Por ello, y de manera “provisional” y “en función de cómo se desarrollen los hechos”, deja claro, retira su candidatura. Y añade: “Mi debate de investidura, como es sabido, quedó interrumpido en contra de la voluntad de la Cámara y sólo se pudo celebrar la primera sesión. La segunda parte, por tanto, queda pendiente, pero estoy convencido de que la situación política y jurídica surgida de la ONU aconseja dejarla en suspenso y proceder a la investidura del diputado Jordi Sánchez. Es un acto de justicia”.

La CUP insiste: Puigdemont president o programa republicano

La CUP no compra la vía Sànchez e insiste en defender a Puigdemont como president. El portavoz del Secretariat Nacional de la CUP Lluc Salellas ha insistido en que no avalarán a otro candidato a la Generalitat que no sea el expresident, a no ser que se proponga a otro presidenciable acompañado de un programa de Govern que despliegue la república, según recoge Europa Press.

Una vez sabido que Puigdemont renuncia a ser candidato, Salellas ha subrayado que “las conversaciones sobre programa tampoco han sido nunca una prioridad de los agentes republicanos”.

La suma de votos independentistas, sin la CUP, da 65 porque ya se permite el voto delegado de Puigdemont. De momento empatarían en una segunda sesión de investidura con el bloque no independentista (Cs, PSC, Catalunya en Comú-Podem, PPC), salvo que renuncie Toni Comin, en Bruselas, el único de los diputados que aún no puede votar en la Cámara catalana. Si se va, serán 66 escaños entre JxCat y ERC y se permitirían renunciar de la CUP para sacar adelante una investidura por mayoría simple.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

HAZ UN DONATIVO: El periodismo independiente no se paga solo y la publicidad es solo de unos cuantos. Nadie nos dicta qué podemos publicar y qué no. Tampoco lo que tenemos que opinar o investigar. Es nuestro arma para acabar con la impunidad de los más poderosos.

Te necesitamos a ti también para seguir haciendo periodismo, libre e independiente. Las noticias son gratis, pero el periodismo no, ni para hacerlo ni para venderlo

Leave a Reply

Your email address will not be published.