728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Tres millones de afectados por el terremoto de Nepal aún viven en chabolas un año después

descarga
Una superviviente del terremoto vive con su bebé en una tienda improvisada en Katmandú. AFP AFP/ PRAKASH MATHEMA
Terremoto en Nepal

Un año después del terremoto de 7,8 que dejó en Nepal 9.000 muertos y 22.000 heridos la población sigue intentando levantar sus casas. El Gobierno prometió ayudas, pero solo a quienes pudieran demostrar la propiedad de su vivienda. Mientras, el patrimonio histórico y las escuelas siguen destruidas y la economía del país no tiene un pronóstico mejor.

Más de 900.000 casas fueron destruidas a causa del terremoto, registrado el 25 de abril de 2015 a las 6.11 GMT . Todavía hay tres millones de personas que sobreviven en viviendas improvisadas con techos de lona, según Save the Children.

People walk along a deserted road near a collapsed house after an earthquake in Kathmandu, Nepal April 29, 2015. REUTERS/Navesh Chitrakar /File Photo

People walk along a deserted road near a collapsed house after an earthquake in Kathmandu, Nepal April 29, 2015. REUTERS/Navesh Chitrakar /File Photo

Las calles de Katmandú aún siguen destrozadas

La ONG Intermon Oxfam ha denunciado en un informe que son cientos de personas a las que les han negado los fondos del Estado (1.900 dólares) para la reconstrucción de sus hogares porque no pueden probar que eran propietarios de la tierra donde vivían antes del terremoto. Muchas víctimas perdieron sus documentos y otros vivían en sus casas pero no disponían de los papeles necesarios.

“Las familias que no tienen tierras y las que han vivido en territorios sin registrar tienen mucha incertidumbre sobre el futuro y la ayuda que el Gobierno ha prometido”, ha dicho Prabin Man Singh, investigador y coordinador de Oxfam, coautor del informe, quien ha insistido en que “esas familias son las más pobres y vulnerables entre las víctimas”.

Entre las más perjudicadas están las mujeres, quienes son a menudo excluidas porque “tienen menos probabilidades de heredar la tierra, tener terrenos a su nombre y obtener la documentación necesaria para demostrar que tienen derecho”, explica el informe de Oxfam.

Las ONG urgen a reconstruir las escuelas para no caer en las mafias

La ONG Plan internacional recuerda que la catástrofe dejó más de 35.000 aulas destruidas y a más de un millón de niños sin posibilidad de acudir al colegio. Por eso, esta ONG y Cruz Roja han recordado la urgencia de reconstruir las escuelas y recuperar los medios de vida de las miles de personas afectadas por los terremotos que asolaron Nepal el 25 de abril del pasado año.

La respuesta de emergencia de Plan International en Nepal se ha centrado en seis ámbitos clave: educación; protección infantil; agua, saneamiento e higiene; refugio; salud; seguridad alimentaria y medios de vida. Ha anunciado que construirá veinte nuevas escuelas y reparará 1.600 aulas.

La organización advierte, en este sentido, de que los menores que no van a la escuela corren un mayor riesgo de ser víctimas de la explotación, el tráfico o el matrimonio infantil.

Nepalese boys swim in a river as they beat the summer heat in Kathmandu on April 22, 2016. / AFP PHOTO / PRAKASH MATHEMA

Nepalese boys swim in a river as they beat the summer heat in Kathmandu on April 22, 2016. / AFP PHOTO / PRAKASH MATHEMA

Unos niños juegan en un río en Katmandú

Cruz Roja ha recordado que Nepal está expuesta endémicamente a sufrir distintos desastres como inundaciones, terremotos, deslizamiento de tierras o sequías, y que por eso es fundamental seguir trabajando en este ámbito. Por eso, ha dicho en una nota, se ha planteado como objetivo incrementar la capacidad de 3.000 familias protegiendo, fortaleciendo y diversificando sus medios de vida.

El turismo y las ventas, en sus peores momentos

Tras el terremoto, durante meses, Nepal se quedó sin suministros básicos, sin combustible, alimentos ni medicinas llegando a una situación límite en la que el Gobierno nepalí acusó directamente a India de estar detrás de las protestas y de un “bloqueo inhumano”.

Fue la puntilla que llevó la situación económica del país a caer en picado. Las autoridades nepalíes calcularon las pérdidas por el terremoto en torno a 7.000 millones de dólares y dijeron que la crisis en la región Terai fue aún mayor, eso suponen pérdidas por al menos un 75% del valor del Producto Interior Bruto del país, que ronda los 20.000 millones de dólares.

Nepal pasó de crecer a un ritmo del 5% en 2014 a un 1,6%, según la proyección del Banco de Desarrollo Asiático para este año. Además, se requiere un importante gasto público para reanimar la economía en un contexto de inflación desbordada y la capacidad de ejecución presupuestaria es ridícula.

Mientras, los vendedores de recuerdos, de artículos para la escalada y el senderismo, de artesanía y paños finos están desesperados por la falta de turistas y la caída de las ventas durante un año que, tras el terremoto, fue a mucho peor por los condicionantes políticos internos del país.

El patrimonio de Nepal, totalmente destruido

Un informe realizado por la Comisión de Planificación Nacional inmediatamente después del seísmo señaló que el terremoto afectó a 2.900 estructuras de valor religioso o cultural, de ellos 750 en 24 distritos del país reducidos a pedazos. La mayoría sigue sin levantarse por culpa de las dilaciones en los acuerdos políticos y por la falta de fondos.

Los siete lugares más importantes en el Valle de Katmandú: la Plaza Durbar; Bhaktapur y Lalitpur; el tempo de Pashupatinath, el complejo Swayambhunath, la estupa Boudhanath y el templo Changu Narayan sufrieron importantísimos daños.

El Gobierno ha iniciado la reconstrucción en apenas media docena de emplazamientos arquitectónicos de entre cientos que se convirtieron en escombros durante el terremoto y no hay apenas fondos.

Dde acuerdo con el informe de la Comisión de Planificación, el terremoto dejó daños por valor de 159 millones de dólares en sitios de patrimonio tangible y hacen falta unos 194 millones de dólares para su reconstrucción.

Tuvieron que pasar nueve meses para que el 19 de enero el Gobierno formalmente comenzara los trabajos de recuperación del patrimonio y de los lugares históricos con un acto de colocación de la primera piedra en el Rani Pokhari de Katmandú que encabezó la presidenta, Bidhya Devi Bhandari. Tres meses después, la reconstrucción de ese templo aún ni siquiera ha comenzado.

Hasta ahora, el Gobierno ha completado el proceso de convocatoria pública para 42 de estos emplazamientos y se espera que estos días, en coincidencia con el aniversario de la tragedia, muchos puedan arrancar.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.