Un palestino muere y decenas resultan heridos en las protestas contra la decisión de Trump sobre Jerusalén

descargaLos primeros enfrentamientos entre tropas israelíes y palestinos de este “viernes de la ira” se han cobrado la vida de un palestino en Gaza y han dejado 60 heridos, dos de ellos en estado crítico, por disparos del Ejército israelí en las protestas protagonizadas por miles de palestinos en ese territorio, en Cisjordania y en Jerusalén Este contra el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de EE.UU.

Si bien el Ministerio de Sanidad había elevado en un primer momento a dos el número de fallecidos, después ha rectificado la información y ha mantenido que hay una víctima mortal. Se trata, según el portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf al Qedra, de Mahmud al Masri, de 30 años y procedente de la ciudad gazatí de Jan Yunis, que ha muerto a causa de las heridas de bala recibidas en la zona fronteriza al este de la ciudad.

En Cisjordania y Jerusalén, según datos del servicio de emergencias Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja) más de dos centenares de personas tuvieron que ser atendidas por sus facultativos en distintos puntos de Cisjordania: 45 de ellas con heridas por balas recauchutadas, tres por golpes y 162 que fueron atendidos tras inhalar gases lacrimógenos.

Protestas en una treintena de localidades

Mientras, el Ejército israelí ha confirmado enfrentamientos en seis puntos de la frontera con Gaza y en múltiples localidades en Cisjordania. “Han surgido protestas violentas en unas 30 localidades a lo largo de Judea y Samaria (Cisjordania) y la Franja de Gaza”, según ha precisado el Ejército en un comunicado en el que precisa que en Cisjordania unas 3.000 personas se habían manifestado violentamente, quemando neumáticos, lanzando bombas incendiarias y piedras contra las fuerzas de seguridad.

En Ramala, un millar de personas se han congregado en el centro de la ciudad y cientos han marchado después hacia el puesto militar en el norte, donde se enfrentaron con los soldados.

Todas las facciones palestinas han convocado “tres días de ira“, que concluirían este sábado, para protestar contra la decisión de Donald Trump, y, para este viernes, habían llamado a sus partidarios a participar en marchas que terminarían en los puestos militares israelíes en los territorios palestinos ocupados.

La Autoridad Nacional Palestina ha solicitado que esas protestas sean pacíficas, pero en la mayoría de ellas, los palestinos han lanzado piedras y otros objetos contra los soldados israelíes, y éstos han cargado contra los manifestantes.

Inicio de una nueva intifada

El movimiento radical palestino Hamás llamó este jueves a iniciar una nueva intifada este viernes, una lucha que ha bautizado como “la liberación de Jerusalén” y que coincide con el 30 aniversario de la Primera Intifada, que comenzó en 1987. La guerrilla chií libanesa Hezbolá ha apoyado a Hamás y también considera que ha llegado el momento de una nueva rebelión.

Las fuerzas de seguridad israelíes permanecen en alerta desde el pasado miércoles, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció su decisión. El Ejército ha reforzado su presencia en Jerusalén y Cisjordania, desplegando unidades adicionales ante la convocatoria de esas protestas palestinas.

La Policía israelí ha reforzado sus controles en Jerusalén, especialmente en torno a la Ciudad Vieja, donde se encuentra la Explanada de las Mezquitas y donde acuden decenas de miles de palestinos a rezar este mediodía. Sin embargo, no ha restringido el paso a ese lugar a ningún palestino, una medida que se ha tomado en anteriores convocatorias como parte de la seguridad.

La ONU rechaza “acciones unilaterales” sobre el estatus de Jerusalén

La ONU ha reiterado que el estatus de Jerusalén debe surgir del diálogo entre israelíes y palestinos en una reunión especial del Consejo de Seguridad para analizar la decisión de EE.UU. de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Las “acciones unilaterales” pueden suponer riesgos para el proceso de paz, según ha explicado el enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, al comienzo de la reunión.

En una videoconferencia desde Jerusalén, Mladenov ha alertado sobre los “potenciales riesgos de violencia” que existen después de esa decisión y ha pedido a todas las partes que eviten las provocaciones y apuesten por el diálogo.

Mientras, la embajadora estadounidense ante la ONU Nikki Haley, ha criticado a Naciones Unidas por la “hostilidad contra Israel” que considera que mantiene desde hace “muchos años” y ha defendido la decisión de aceptar “lo obvio” al reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Naciones Unidas ha hecho más daño a las posibilidades de una paz en Oriente Medio que hacerla avanzar”, ha afirmado Haley en una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.