728x90 MMVTA_Hortanoticies_concienciacio¦ün_728x90px

Un pasajero grabó imágenes con los últimos segundos del vuelo de Germanwings

Valencia Noticias | Agencias.- En el video recuperado del teléfono móvil de uno de los pasajeros del avión de Germanwings, que se estrelló la semana pasada en la zona montañosa de la Barcelonette, los investigadores pudieron ver cómo fueron y como se vivieron los últimos segundos de vida de las 150 pasajeros que viajaban en el vuelo. El diario alemán Bild y la revista francesa Paris Match tuvieron acceso a la filmación casera, que fue hallada por uno de los investigadores, y revelaron su contenido.

Restos del fuselaje recuperado.
image-182826

Restos del fuselaje recuperado.

Según describen, la escena es caótica y no se distingue a ninguna persona en particular, pero sí se escuchan los gritos de terror de los pasajeros, que ya eran conscientes de que el avión se iba a estrellar. “Dios mío” es pronunciado en distintos idiomas. En el vuelo, viajaban en su mayoría alemanes, además de españoles y ciudadanos de otros países del mundo, incluidos la Argentina y Colombia.

También se oyen, al menos en tres ocasiones, golpes metálicos que indican que el piloto intentó abrir la puerta de la cabina con un objeto pesado. De acuerdo con los investigadores que realizaron peritajes a la caja negra, el comandante Patrick Sondheimer intentó ingresar usando una barra de metal para romper la puerta. Hacia el final, tras una sacudida más fuerte, los gritos se intensifican. Hasta allí llega el video, aunque el resto es historia.

El video coincide con todo lo concluido a partir de la investigación de la caja negra. Las autoridades estiman que el copiloto Andreas Lubitz se encerró en la cabina de mando e inició voluntariamente el descenso del avión Airbus 320 para suicidarse y matar al resto de los pasajeros. El joven, de 27 años, era depresivo, por lo que fue cuestionada la aerolínea Lufthansa, de la que Germanwings es la filial de bajo costo, por haber permitido que piloteara el avión.

Paris Match realizó una desgrabación completa de lo que se escucha en la única caja negra que ha podido ser recuperada:

10:00 – El avión despega.

10:10 – El comandante a Lubitz: “No he tenido tiempo de ir al baño antes de despegar”. Lubitz contesta: “Ve cuando quieras”.

10:27 – El avión ha alcanzado su altitud de crucero: 11.500 metros.

El comandante le pide a Lubitz verificar que el avión pueda pasar a modo descenso. Lubitz obedece. Le repite al piloto por segunda vez: “Puedes ir. Puedes ir ahora”.

10:28 – Se distinguen ruidos que proceden del asiento: el comandante se quita el cinturón de seguridad. Se oye una puerta que se abre. El piloto le dice a Lubitz: “Tú controlas ahora”. Lubitz responde en un tono que quiere ser ligero: “Eso espero”.

10:30 – Lubitz está solo en cabina. Cierra la puerta blindada de la cabina. Ahora es imposible que pueda abrirse desde el exterior. Luego, se lo oye programar manualmente la velocidad de descenso para acelerarla y pasar de 11.000 metros a 30 metros en unos minutos.

10:33 – El descenso comienza: el avión pierde 900 metros de altitud por minuto. El control aéreo trata, en varias ocasiones, de contactar con el avión por radio. Lubitz no contesta. Se oye al comandante, que intenta abrir la puerta de la cabina: “¡Soy yo!”. Se dan varios golpes a la puerta, cada vez más fuertes. Ninguna contestación por parte de Lubitz. El comandante grita: “¡Por el amor de Dios, abre esta puerta!”.

10:34 – Suena una primera alarma, sonora y visual: “Sink rate, pull’ (¡Caída importante, enderécese!). Ninguna reacción por parte de Lubitz. A través de la puerta de la cabina, se oyen a los primeros pasajeros asustarse en los asientos.

10:35 – El comandante pide que se le vaya a buscar una barra de metal que tenía escondida en la parte trasera del aparato. Suenan golpes más fuertes contra la puerta, seguidos por ruidos metálicos. Sin dudas, el piloto está intentando abrir la puerta con la pata de cabra.

10:37 – Se activa una segunda alarma, sonora y visual: “Terrain, pull up’ (¡Tierra, enderécese!). Ninguna reacción por parte de Lubitz. El comandante grita: “¡Abre la maldita puerta!”.

10:38 – Se oye la respiración de Lubitz bajo su mascarilla de oxígeno. Respira normalmente. El avión está a 4.000 metros.

10:40 – Se oye un ruido violento que procede del exterior. En ese mismo instante, en el interior, unos gritos. El avión choca contra la montaña con el ala derecha. No se oye ningún otro sonido más que el de las alarmas y los gritos de los pasajeros.

10:41 – El avión choca de frente contra el macizo del Estrop a 1.500 metros de altitud y 800km/h.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.