“VOX” es la voz de Valencia

1c83adb7-84c4-4258-9953-7b1afdb74c02José María Llanos
Presidente de VOX Valencia

Si cualquier tiempo pasado fue mejor, no es fácil de saber; quizás en algunos aspectos sí; en otros no. Pero para Valencia y los valencianos no importa demasiado el pasado, porque nos ocupa el presente y nos ilusiona el futuro. Nuestra historia como Reino, y nuestra participación protagonista en la consolidación de la unidad de España es algo que nos enorgullece y es un hito que nos prestigia; pero hoy ha de servirnos tan sólo para tomar impulso, en la construcción de una Valencia renovada, huyendo de localismos de quienes se pierden en visiones pequeñas, que nos reducen, nos limitan, y nos impiden avanzar.

Los valencianos no aspiramos a ser un núcleo cerrado en la parte oeste del Mediterráneo. Muy al contrario; igual que el comercio y la cultura crearon nexos de unión con otros pueblos, nosotros somos también un pueblo que conoce su identidad, y que gracias a eso se abre a Europa y al Mundo en un proyecto común de pensamiento. Hoy se habla de derechos, pero nos arrebatan uno de los primeros: el derecho a pensar en libertad. Esta libertad fue fruto de una batalla que ganó el Cristianismo frente a la esclavitud. La dignidad de la persona en su identidad como persona individual, se refleja precisamente en la libertad de pensamiento y en la propia dignidad personal, siempre bajo un planteamiento común: lo que es bueno para el hombre, lo es para un pueblo (Valencia), para una nación (España).

Y una civilización tan rica, tan llena de matices, tan próspera, no puede verse arrebatada por teorías foráneas del pensamiento único, de lo que llamamos “políticamente correcto”. Esa civilización, la nuestra, la que forma parte del ADN valenciano, español y europeo, no se ha construido sobre estructuras de barro, cocido por el afán totalitario de controladores del pensamiento; se ha forjado en la batalla de las ideas, en el desarrollo de los campos del saber, del conocimiento, del debate, de la exégesis; y el compromiso de los valencianos -que hemos heredado ese espíritu inquieto de nuestros antepasados-, ha de ser continuar ese camino, en la medida de nuestras posibilidades, que son limitadas en lo material, pero infinitas en el convencimiento. Si tuviéramos que adoptar una leyenda, un emblema, un referente, podríamos afirmar que “no hay civilización sin hombre; no hay hombre sin libertad; no hay libertad sin pensamiento; y no hay pensamiento sin debate”.

Nuestra tierra, nuestro Reino, ha estado muchas veces en peligro, y hoy sigue estándolo. Pero creo que el imperialismo foráneo, las amenazas de fuera –y por desgracia, también de dentro por parte de algunos advenedizos-, se van a encontrar siempre (como ya ocurrió en un pasado reciente), con una muralla impenetrable, sostenida por dos inquebrantables pilares: la devoción a la Mare de Deu dels Desamparats, y el mundo fallero. A los valencianos no se nos doma, no se nos engaña, y no se nos somete, porque tenemos una ferviente devoción a la Geperudeta –que nos protege y ampara-, y porque la Falla nos infunde honor, nos hace presente cada día el orgullo de ser valencianos, y nos fortalece como pueblo, ante el mundo entero.

Decía Thomas Crowne, que “el alma es lo que hay en el hombre, que no debe rendir homenaje al sol”. Pues bien; esa libertad de pensamiento, esa humanidad casi trascendente, es la que nos hace enorgullecernos de ser valencianos, en una España común, moderna, y defensora de su brillante historia. Y en ese afán de aspirar al futuro, en esa firme voluntad de llevar a Valencia a la modernidad, con libertad, con pensamiento crítico, y con debate, VOX es la VOZ de la esperanza, el pilar desde el que rechazar cualquier opresión o adoctrinamiento en contra de nuestras raíces, y la luz al final del túnel del enfrentamiento, del sectarismo y del totalitarismo de la izquierda que está destrozando nuestra tierra, y doblegando nuestro espíritu. VOX es un proyecto nacional consolidado, que quiere dar VOZ a Valencia, reconociendo su diversidad y su historia, y que quiere que Valencia sea pieza nuclear en la unidad de la nación española, ofreciendo a Europa y al mundo ejemplos nuevos de convivencia y respeto.

Valencia ha conquistado el mundo en las artes gráficas, en la literatura, en el derecho, en la ciencia médica, con nombres de grandes valencianos como Luis Vives, Blasco Ibáñez, Sorolla, Grisolía, y tantos otros; pero los valencianos somos un pueblo que sabe cuál es su lugar en la historia, sin que para ello crea que ha de distanciarse de aquellos con los que comparte en lo geográfico y político, en lo nacional y europeísta, pero también en lo fraternal e íntimo, su destino. Si la unión hace la fuerza, VOX y los valencianos tenemos por delante un futuro prometedor, en el que ofrendar con orgullo nuevas glorias a España, levantando bien alto nuestra bandera nacional, y nuestra querida Real Senyera.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.