La alcaldesa Barberá y la concejala de Jardines Bernal pasean por la nueva zona verde/pepe sapena