Alberto Catalá y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.