Los fieles llenaron la Catedral de Valencia/j.peiró