Los sacerdotes en la procesión hacía la iglesia de San Martín/a.b.