Una pareja contempla uno de los vehículos en la pasada feria/fvlc