Al menos 52 palestinos muertos en las protestas de Gaza.

Gaza Protestas 5
Al menos a 52 palestinos muertos en las protestas de Gaza por el traslado de la embajada de EE.UU. Unos 40.000 palestinos se han manifestado en las inmediaciones de la frontera.
Agencias/.- Las fuerzas israelíes han respondido con gases lacrimógenos y fuego real. Las autoridades palestinas acusan a Israel de perpetrar “una masacre”. Es la jornada más sangrienta en el enclave palestino desde la guerra de 2014. Además, los israelíes han bombardeado cinco “objetivos terroristas” en la Franja.
Las protestas registradas en la Franja de Gaza contra el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén han desembocado este lunes en la jornada más sangrienta desde la guerra de 2014, con al menos 52 muertos y más de 2.400 de heridos por los disparos de los soldados israelíes contra los palestinos que se manifestaban en la frontera del enclave, según el último balance de las autoridades palestinas.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, ha acusado a Israel de perpetrar una “masacre” y ha anunciado tres días de duelo en los Territorios Palestinos, así como la convocatoria de una huelga general este martes con motivo de la Nakba o Día de la Catástrofe, como los palestinos denominan a la creación del Estado israelí hace 70 años. Abás, que ha calificado la nueva embajada estadounidense en Jerusalén de “nuevo puesto avanzado de la colonización”, ha reiterado que “Estados Unidos ya no es un mediador en Oriente Medio” y ha vuelto a apelar al resto de la comunicad internacional para presionar a Israel.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se ha dicho “particularmente preocupado” por la situación, mientras el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, se decía en “shock” por el balance de “docenas de asesinados y centenares de heridos”, al tiempo que pedía a las fuerzas israelíes que “cejen inmediatamente el uso de munición real”. Amnistía Internacional también ha denunciado un uso excesivo de la fuerza y una “aborrecible violación de la ley internacional”, al tiempo que Francia, Alemania y Reino Unido pedían contención a las autoridades de Israel.

Palestinians burn a picture of President Donald Trump during a sit-in inside the Ain el-Hilweh refugee camp near Sidon, southern Lebanon, May 14, 2018. REUTERS/Ali Hashisho

Según el Ministerio de Salud palestino, además de los 52 fallecidos hay 2.410 heridos -incluidos 200 menores-, de los que al menos una treintena se encuentran en estado de extrema gravedad, 71 tienen consideración grave, unos 800 de gravedad media y cerca de un millar han sufrido heridas leves. Del total de heridos, más de 900 han sido alcanzados por munición real, cinco por balas de goma y 98 por restos de metralla; otros 196 han sufrido golpes y contusiones y más de 700 han sido atendidos por asfixia de gases lacrimógenos.

Las protestas congregan a 40.000 palestinos

La actuación israelí respondía a las concentraciones de palestinos en distintos puntos de la frontera de la Franja de Gaza, en una nueva jornada de protestas de la denominada ‘Marcha del Retorno’, una serie de manifestaciones junto a la valla fronteriza para reclamar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares que hasta ahora arrojaban un saldo de 54 muertos en el último mes y medio, y que culminarán este martes con la conmemoración de la Nakba en recuerdo a los 700.000 palestinos que fueron expulsados o huyeron con la creación de Israel y la posterior guerra árabe-israelí.

Normalmente, las manifestaciones se han convocado los viernes; sin embargo, esta semana las protestas se han programado el lunes para coincidir con la inauguración de la nueva embajada de Estados Unidos en Jerusalén, una controvertida decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, que ha roto el consenso de la comunidad internacional sobre el estatus de la ciudad sagrada, al reconocer la soberanía israelí sobre ella, lo que ha soliviantado a los palestinos.

Protestas contra la embajada de EE. UU. en Jerusalén

 

La organización islamista Hamás, que controla la Franja de Gaza, había convocado además un ‘Día de la Ira’ y una huelga general para este lunes, por lo que, desde primera hora de la mañana, miles de palestinos se han congregado en las inmediaciones de la valla fronteriza, hasta un total de 40.000, según la estimación del Ejército de Israel. “Hoy es el gran día en el que cruzaremos la valla y les diremos a Israel y al mundo que no aceptaremos ser ocupados para siempre”, contaba Ali, uno de los manifestantes, a Reuters.

Los palestinos han quemado neumáticos en los principales cruces de la capital, donde apenas se ha registrado tráfico y escuelas, universidades, bancos, tiendas e instituciones públicas han cerrado sus puertas; también han ardido en las inmediaciones de la valla fronteriza, siguiendo el mismo patrón de protesta de las últimas semanas. Los primeros altercados se han producido cuando las tropas israelíes, que habían advertido a la población del peligro de acercarse a la línea divisoria, han dispersado a los manifestantes con gases lacrimógenos.

Bombardeos israelíes sobre Gaza

Ante la tensión prevista para todo el día, el Ejército israelí había reforzado su presencia en Jerusalén, especialmente en torno a la nueva embajada estadounidense, Gaza o Belén, y había cerrado el espacio áereo de la Franja. Después, ha justificado su respuesta señalando que los manifestantes “lanzaron bombas incendiarias y artefactos explosivos a la verja de seguridad y a las tropas israelíes, así como neumáticos ardiendo, piedras y objetos inflamables con la intención de ocasionar incendios en territorio israelí y causar daño a los soldados”.

Las fuerzas israelíes explican en su comunicado que están “respondiendo con material antidisturbios y fuego real” y garantizan que “actúan de acuerdo con los procedimientos estándar operativos”. Los palestinos, sin embargo, hablan de “una masacre”, mientras Hamás culpa a Israel y a Estados Unidos de los fallecidos, a los que llama “mártires“, y promete seguir con las marchas.

Al margen de la actuación en la valla fronteriza, el Ejército de Israel ha informado del bombardeo de cinco puntos de la Franja de Gaza, que ha calificado de “objetivos terroristas” en una zona de entrenamiento militar de Hamás.

“El ataque fue llevado a cabo en respuesta a los actos violentos de las últimas horas llevados a cabo por Hamás a lo largo de la valla de seguridad”, indica un comunicado, que explica que, horas antes, dos posiciones militares de Hamás, también en el norte de Gaza, ya habían sido bombardeadas desde el aire y con artillería en respuesta a los disparos de los islamistas contra los soldados israelíes en la zona, siempre según la misma fuente. Fuentes de Hamás han indicado a Efe que en esos ataques no se han registrado víctimas.

Trump anuncia que EE.UU. reconoce a Jerusalén como capital de Israel.

Trump, ausente en la inauguración: “Un gran día para Israel”

Ni las protestas palestinas ni la condena de la mayoría de la comunidad internacional han impedido que Donald Trump cumpla con su promesa y traslade la embajada de Estados Unidos a Jerusalén: “En nombre del 45º presidente de Estados Unidos de América, os damos la bienvenida oficialmente, por primera vez, en la embajada de Estados Unidos aquí en Jerusalén, la capital de Israel”, ha declarado este lunes su hija y asesora, Ivanka Trump, al destapar la placa junto al secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

La inauguración de la nueva sede diplomática, ubicada en el barrio de Arnona, en la zona occidental de la ciudad, ha tenido lugar a primera hora de la tarde, bajo estrictas medidas de seguridad. En el exterior, cientos de personas se han concentrado en dos manifestaciones separadas, una a favor y otra en contra de una decisión histórica y muy controvertida, ya que cuenta con el pleno rechazo de más de 40 países y la condena de la ONU.

Trump, que en un principio dejó caer que asistiría a la cita, finalmente no ha acudido, aunque ha escrito en Twitter que era “un gran día para Israel” y ha enviado un mensaje en vídeo: “Israel es una nación soberana con el derecho a determinar su propia capital”, señala el presidente de Estados Unidos en la grabación. “Nuestra mayor esperanza es la paz, y Estados Unidos está comprometido con la paz en Oriente Medio, y con respetar el statu quo en Jerusalén”, añade, antes de insistir en su apoyo a un acuerdo de paz duradero con los palestinos.

“Gracias Trump por tener el coraje de cumplir tus promesas”, ha declarado, por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, uno de los últimos en subir al escenario. “Trasladar la embajada a Jerusalén es, ante todo, un reconocimiento de la realidad”, pero también, “un paso para impulsar la paz en la ciudad, en la región y en todo el mundo”, ha apostillado el vicesecretario de Estado de EE.UU., John Sullivan, convencido de que la embajada estadounidense es un “un tributo a la paz”

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.