El 78% de las llamadas de supuestos casos de abuso sexual a menores proceden de Valencia

El teléfono InfoAbu de la Generalitat recibió 181 llamadas en 2012 de supuestos casos de abuso sexual a menores

El Servicio telefónico InfoAbu (902.22.22.45), subvencionado por la Conselleria de Bienestar Social, recibió a lo largo de 2012 un total de 181 llamadas telefónicas atendiendo y orientando ante posibles abusos sexuales de menores.

“El servicio pretende ayudar en la detección de los abusos sexuales, asistiendo a cualquier persona que lo necesite, tanto a los propios menores como a los adultos que quieran protegerlos, sean familiares, amigos o profesionales relacionados con ellos”, explica la directora general del Menor, Rosa Aragonés, que añade que “con la notificación de estos hechos no se está condenando a nadie, se está protegiendo al menor, haciendo posible que se pueda valorar el caso”.

El propio servicio, que dispone de página web informativa (www.infoabu.com) explica que un menor puede estar sufriendo abusos sexuales si se observan cambios bruscos de comportamiento que no puede atribuir a otra causa, si tiene problemas de conducta en el colegio, si presenta molestias o lesiones en la zona genital, si padece infecciones o enfermedades de transmisión sexual y, por supuesto, si lo cuenta.

“Estos síntomas y conductas -explica Rosa Aragonés- no son pruebas inequívocas de abuso, pero son señales de alerta que se deben atender”.

Perfil de las llamadas recibidas

La gran mayoría de las llamadas recibidas en 2012 (el 83%) se produjeron desde la Comunitat Valenciana. Se recibieron un 17% de consultas desde otras comunidades autónomas, ya que el servicio se ha ido difundiendo y también es conocido en otros lugares a través de la web. Dentro de la Comunitat, el 78% de las llamadas procedían de la provincia de Valencia, el 16% de Alicante y el 6% de Castellón.

En relación con la edad de los menores, el rango de 3 a 7 años es el que más consultas generó (48% de los casos), seguido del tramo de 8 a 11 años (21%) y de 12 a 15 años (11%). En cuanto al sexo de los menores por los que se consulta, la mayoría son niñas, concretamente el 75%.

De las llamadas recibidas en InfoAbu y de las cuales se informaba de un posible abuso sexual, en el 66% de los casos no había constancia de antecedentes de abusos. En un 8% de los casos, se informó de que en los menores, o en el entorno de éstos, ya había habido algún episodio de abusos.

Madres angustiadas que piden confidencialidad

En 2012 recurrieron al servicio tanto hombres como mujeres, aunque es superior el número de llamadas realizadas por mujeres, (65%). El 56% de los usuarios eran familiares y un 36% profesionales.

El 72%, de los particulares que llaman son madres que no saben a quien recurrir. Ansiedad y angustia son las principales emociones que les invaden. Quieren saber los pasos a seguir ante la sospecha de que su hijo o hija esté padeciendo agresiónes sexuales. Las dudas y el miedo son mucho mayores cuando el presunto abusador es un miembro de la familia. Ruegan rapidez en las intervenciones, así como garantías sobre la confidencialidad de la llamada.

En las llamadas en las que se identificaba al posible perpetrador, el padre ocupaba el primer lugar en las sospecha, con un 28% de los casos; el compañero de la madre ocupaba el segundo lugar (14%). Solamente en el 5% de los casos se trataba de desconocidos, de los cuales la gran mayoría son sospechas de abusos a través de Internet.

La directora general anima a todos aquellos que conozcan el caso de algún menor que pueda estar sufriendo abusos sexuales o pueda estar abusando de otro menor a que lo notifiquen, “pues es la mejor ayuda que se les puede prestar”.

Se puede acceder por teléfono llamando al 902 22 22 45, de 10 a 14 horas y de 17 a 19 horas (de lunes a viernes) o consultar la web del servicio.

VLC Ciudad / Redacción

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.